Mostrar feed RSS

Herbert R. Jones

Hubo eclipse

Calificar esta entrada
por - 26/11/2016 a las 18:13 (924 Visitas)
ESTAS LÍNEAS FUERON ENVIADAS PARA SU PUBLICACIÓN A ABC DE SEVILLA, PERO POR ALGUNA RAZÓN QUE TODS ENTENDEREMOS, NO FUERON PUBLICADAS. ESPERO QUE EN ESTE FORO SÍ SEAN ENTENDIDAS Y TODOS REFLEXIONEMOS SOBRE ELLAS. PERDONEN LA EXTENSIÓN Y VIVA EL REAL BETIS BALOMPIÉ.

HUBO ECLIPSE

Si mala compañera es la desmedida pasión para todo, mucho más aún lo es para quienes tienen que hacer del tacto y la objetividad las razones últimas en el ejercicio de su oficio. Cultura, sensibilidad, buen juicio y ecuanimidad es lo mínimo que debe exigírsele a quien de la información hace su cometido diario. Y es el caso que al día siguiente de haberse producido en la ciudad unos lamentables incidentes entre unos hooligans de un club local y un grupo de aficionados del equipo que nos visitaba, saldados con el desgraciado balance de dos ingresados en centros hospitalarios, aparece un artículo cuyo título rezuma ya zafiedad y tibieza, "Una noche soleada". Lo de menos por supuesto es que la noche se nublara; lo intolerable es el tono del infame mensaje.
Afirma el conocido sociólogo deportivo Vladimir Hernández que "en el momento en que el periodista no marca distancia con el hincha lo que no se da cuenta es que también está capturado en la cultura de hincha". Y claro, cuando alguien rememora un pasado aludiendo a que se eran "sombras siniestras de un presente abominable que arrastran sus cadenas", o se jacta del éxito pasajero calificándolo como "el monstruo creado, la bestia más hermosa que nos sacó del infierno para alzarnos a los altares del cosmos", uno llega a preguntarse si aquellos no son los lodos de estos barros.
El artículito en su totalidad está escrito en un lenguaje rayano en lo soez, por su tono bélico, y en lo vulgar por el vano intento de emular las espléndidas y ponderadísimas plumas de algunos colegas de medio de los que apenas logra ser un pobre remedo. Entre otras lindezas anima a "sentir por tu cuello cómo marinea el miedo" y por todo bagaje cultural alude a los del fútbol al dente y del balón con pomodoro. Esto es ya menos sorprendente habida cuenta del bagaje de fatuas veleidades y algunas frivolidades literarias con que el personaje nos ha obsequiado en demasiadas ocasiones.
Pero lo peor sin duda no es eso. No. Lo peor es que al día siguiente del evento deportivo, todavía el tal sujeto, lejos de replegarse en su desafortunado alegato acerca de la tragedia ocurrida, o incitada, reincidía en su estilo con otra sugerente reflexión sobre el cainismo entre Málaga y Sevilla y, lo que no deja de resultar curioso, firmada con el muy significativo nick de "Pásalo". Ese mismo día, dos colegas del medio, Manuel Contreras y Alberto García Reyes, criticaban en sendos artículos con brillantez y dureza lo acontecido. Pero claro ambos, además de dos caballeros, da la casualidad de que son auténticos profesionales del periodismo.
A modo de epílogo a estas líneas trazadas a vuela pluma y dictadas por la indignación, quisiera hacerme eco de la guinda con la que se cierra ese mal sueño de noche soleada. Como si todo hubiera sido presenciado in situ el día de los nefastos hechos, concluye el singular soñador "esperando que la gradona se arranque para ir a la guerra cantando... como en las mejores tabernas, con el serrín por el suelo para seguirle al duende sus pisadas". Sí, guerra en una taberna asaltada por una tropa cobarde a cara cubierta y navajas en mano, serrín y pisadas teñidas de sangre. El Presidente del Club, se ha preguntado si merece la pena que unos pocos estropeen la fiesta de tantos, en clara alusión a los suyos, y brinda la colaboración a la Policía para tratar de desenmascarar a los culpables y lavar la imagen mostrada. Muy bien, pero yo añado ¿y qué hacemos con ese solo uno que ha mancillado la de toda una ciudad que tan distinto concepto tiene de lo que de verdad debe ser una fiesta?.
Categorías
Sin categoría

Comentarios