Mostrar feed RSS

Historia del Real Betis

La última vez que fuimos campeones de segunda división

Calificar esta entrada
por - 08/06/2010 a las 16:03 (3427 Visitas)
Tras el descenso a la División de Plata sufrido por los blanquiverdes el 20 de mayo del 73, el Presidente D. José Núñez, cabeza visible del Club, afirma ante la Prensa que “no podía seguir más, porque estaba quemado”. Sin embargo tales comentarios tenían su razón de ser puesto que su mandato de cuatro años al frente de la Entidad expiraba, aunque puntualizó que “si no aparecen candidatos para la presidencia, nunca dejaría las cosas en manos de una gestora”. Núñez también incidió en que en la Asamblea del 18 de junio las cuentas saldrían a relucir, las cuáles sólamente mostraban un déficit normal en un club de fútbol, conformadas básicamente por once millones de pesetas a pagar en cuatro años (por las obras de los goles Norte y Sur más la nueva iluminación), así como algunas de las obligaciones que restaban de la adquisición del Estadio, pero que sus poseedores no estuvieron dispuestos a desprenderse de ellas.

Deportivamente aún quedaba la Copa de España, torneo éste que nos duró poco, ya que el Castellón eliminó a los béticos goleándole por 4-0 en Castalia para luego perder por 2-0 en Villamarín. Sin embargo, en el partido de la anterior eliminatoria contra el Burgos en Heliópolis, el Beticismo mostró una vez más su adhesión y reconocimiento a la labor de Núñez Naranjo. Estos hechos se formalizarían en la Asamblea General del 18 de junio.

18 DE JUNIO DE 1973: UNA ASAMBLEA HISTÓRICA

De histórico podríamos afirmar fue lo sucedido en el Colegio Claret en aquella fecha. D. José Núñez Naranjo era reelegido Presidente del Real Betis Balompié. Ninguno de los asamblearios pudieron imaginar que aquellos cuatro años venideros servirían para que la Entidad Verdiblanca se consolidara en Primera División, que durante el final de aquel período se consiguiera la I Copa del Rey, tras 42 años de sequía de títulos, y que los colores alba y verde volvieran a pasear por los estadios europeos.

La Asamblea Ordinaria fue presidida por el entonces principal dirigente de la Federación Andaluza de Fútbol y exdirectivo bético, D.Manuel Luengo Muñoz, quien estuvo acompañado por el Vicepresidente de la misma ,el expresidente verdiblanco D.Pascual Aparicio. El acto comenzó con la lectura de la memoria, liquidación, balance de cierre y cuenta del mismo, por parte del Secretario D.Juan Mauduit, que presentó un superavit cercano a los 3 millones y medio de pesetas.

Referente al presupuesto para el próximo Ejercicio, la previsión de ingresos era de unos 45 millones de pesetas, mientras que el déficit por los gastos se acercaría a los 10 millones.

Tras el tiempo de ruegos y preguntas se abordó el tema de la continuidad del entrenador, Szusza. También se abordó el asunto de la inversión en fichajes, para lo que destinaría unos quince millones.

Una vez cerrada la Asamblea Ordinaria, en el aspecto extraordinario se procedió al debate sobre la elección de Presidente y Junta Directiva. Y nada menos que por aclamación fueron reelegidos D.José Núñez Naranjo y todo su equipo, del que destacarán algunos nombres en el futuro de la Entidad como D.José Luis Fdez Castañón (Vicepresidente Primero), o D.Juan Mauduit (Secretario). Por contra, cesaban a petición propia, los señores D. José León, D. Manuel Peralta y D. Juan Del Nido.

Así pues, se comenzaban los cimientos de una casa verdiblanca que daría muchas alegrías en tiempos venideros.

UN VERANO CARGADO DE FICHAJES Y DE PARTIDOS

La escasez de goles marcados durante la Temporada anterior (29 en 34 partidos), fue uno de los principales asuntos en los que trabajaría la Directiva Bética durante el período estival.

En compañía de Ferenc Szusza, el Secretario Técnico José Mª de la Concha regresaba de un viaje a centroeuropa con el objetivo de ver posibles fichajes.

De todas formas los primeros rumores y nombres empezaban a salir a la palestra: en primer lugar se habló a través de De la Concha del interés por un sudafricano que jugaba en Dinamarca, así como la espera del visto bueno de la Federación de Rumanía para la posible adquisición de dos jugadores magiares. Lo que sí estaba claro es que el portero Pesudo tenía la intención de retirarse del fútbol, por lo que se encontraban avanzadas las negociaciones con el CD Logroñés para la llegada del guardameta García Fernández.

El que sí estuvo a punto de venir al Betis fue el gambiano Biri Biri, quien al parecer estuvo paralelamente en tratos con el Sevilla FC, entidad ésta que por lo visto pujó más que la bética y fichó en Madrid según la crónica del periodista Alfil, al extraordinario jugador. La noticia llegó a últimos de junio, pero aún quedaban meses para reforzar al equipo. Y vaya si lo consiguieron.

A principios de junio los béticos comienzan a dar noticias sobre la inminencia de la llegada de Jaime Sabaté y del portero Rodri, del Atlético de Madrid. El 13 de julio se acordó con el Mallorca la llegada de Jaime Sabaté, mientras que el portero Gª Fernández también dio su visto bueno, al igual que el colchonero Iglesias. Sin embargo, las noticias sobre el interés en el guardamenta de la Real Sociedad, Esnaola, cada vez ocupaban más espacio en los asuntos béticos.

Abajo, de izquierda a derecha: Alabanda, Sabaté, García Fernández, Iglesias, Esnaola y Anzarda. Todos ellos junto con algunos más fueron los nuevos refuerzos para conseguir el Ascenso la Temporada 73-74.

Nombre:  97c936e2f75c3a04ffff80f8ffff8709.jpg
Visitas: 308
Tamaño: 12,3 KBNombre:  97c936e2f75c3a04ffff80feffff8709.jpg
Visitas: 327
Tamaño: 12,8 KBNombre:  97c936e2f75c3a04ffff8100ffff8709.jpg
Visitas: 326
Tamaño: 10,7 KBNombre:  97c936e2f75c3a04ffff8108ffff8709.jpg
Visitas: 380
Tamaño: 12,6 KBNombre:  97c936e2f75c3a04ffff810affff8709.jpg
Visitas: 442
Tamaño: 11,4 KBNombre:  97c936e2f75c3a04ffff810bffff8709.jpg
Visitas: 359
Tamaño: 12,1 KB

El 18 de julio una nota de prensa desde San Sebastián afirma que Esnaola ha fichado por el Betis por tres temporadas. Efectivamente, los béticos abonaron los doce millones de pesetas que pedía la Real Sociedad; aunque si bien al día siguiente la plantilla hizo su presentación en el Estadio, las nuevas adquisiciones a excepción de Sebastián Alabanda, que retornaba tras cesión, el argentino Olmedo que se hallaba en pruebas, y García Fernández, aún no se presentaron. Por contra, otros jugadores que abandonaron al Club esa misma Temporada sí acudieron a Heliópolis Cassasas, Frigols y González. Precisamente este último jugador se marchó al Real Zaragoza a fines de julio, por una cantidad aproximada a los seis millones quinientas mil pesetas.

blogs/historiador-beticista-30872/attachments/1430-la-ultima-vez-que-fuimos-campeones-de-segunda-division-97c936e2f75c3a04ffff8116ffff8709.jpg

Entre el húngaro Varga, Olmedo y Mamelli se decidía la contratación de uno de ellos. Finalmente, Olmedo, el cual habíamos apuntado que estaba a prueba con los verdiblancos, se quedó en Heliópolis, firmando a principios de agosto, gracias a su actuación en el Trofeo Ciudad de la Línea que se adjudicaron los béticos. Pero no fue el único de los tres, ya que Juan Carlos Mamelli ficharía por los verdiblancos ya con el Campeonato encima, el 30 de agosto del 73, procedente del Nacional de Montevideo. También el yugoslavo Lazarevic estuvo de pruebas jugando algunos amistosos, pero no terminó de convencer a los técnicos.

La Pretemporada está cargada de partidos. Al Ciudad de la Línea le siguen otros trofeos menores, como el de Gerona, Algarve y el de Almendralejo. Posteriormente se disputó el II Trofeo Ciudad de Sevilla, participando junto a los de Heliópolis el Sevilla FC, Independiente de Buenos Aires, y el Dinamo de Moscú. El trofeo se celebró entre los días 21 y 24 de agosto quedando el Betis en penúltima posición al perder 0-1 con los soviéticos y superar al Independiente en la tabla de penaltys.

EL BETIS COMENZÓ LA TEMPORADA DE MANERA IRREGULAR

El sábado 1 de septiembre de 1973 los verdiblancos inician la competición venciendo por 0-1 al Linares en un partido bronco, en que el extremo derecho Rafael Del Pozo recibió incluso mordeduras en la espalda según los informes del parte médico y del delegado bético Mauduit. El mismo jugador bético también fue expulsado tras haber diblado hasta a tres jugadores linarenses y enzarzarse con un defensa que le hizo una entrada escalofriante. El gol se logró de penalty por Rogelio, en el minuto tres del partido. Ferenc Szusza presentó a los siguientes hombres:

Esnaola; Bizcocho, Telechía, Biosca; Iglesias, Genaro; Del Pozo, Olmedo (Alabanda), Aramuburu, Sabaté y Rogelio.

Al finalizar la jornada los béticos se colocaban quintos, igualados a puntos con Córdoba, Rayo Vallecano, Sevilla y Tenerife. Sin embargo aquella clasficación provisional duraría poco.

La presentación del goleador Mamelli durante la siguiente Jornada, no fue nada afortunada para los del Villamarín, quienes sólo pudieron igualar a un gol ante el San Andrés. Los catalanes se adelantaron pronto en el marcador y tuvo que ser el argentino Olmedo quien estableciera pronto el definitivo empate. Para este partido, el entrenador húngaro Szusza colocó de interior a López, pasando al centro del campo Sabaté; quizá buscando una mayor mordiente ofensiva. Pero sin embargo el marcador no sufrió alteraciones.

Durante el partido ante el San Andrés un numeroso sector de aficionados pidió la marcha del mister verdiblanco; inclusive la Junta Directiva que reunió al día siguiente no tuvo en consideración el asunto de la Afición ante el entrenador húngaro, pese a que desde algunos sectores de la prensa se insinuó un posible ultimatum al preparador verdiblanco durante la semana.

En la tercera Jornada el Betis, pese a tener diversas bajas como eran los extremos Benítez y Del Pozo, logró puntuar en un terreno difícil como el Luis Sitjar mallorquín. Pese a todo, Szusza pronosticó la victoria del su equipo al echar una moneda al aire en el viaje que por avión llevó a los verdiblancos hasta Palma de Mallorca. Y muy cerca estuvo de acertar si Alabanda hubiera desaprovechado una clarísima ocasión de gol al final del partido.

tras la renovación por tres temporadas del entonces lateral Antonio Biosca a mediados de septiembre, el Betis va a apisonar al Rayo Vallecano por 5 goles a 1, con dos goles de Mamelli, López, Biosca y Orife, habiéndose llegado al descanso con un 4-0 inapelable. Casi todos los goles béticos fueron conseguidos por remates a centros. El almeriense Biosca jugó de interior, cuajando un estupendo encuentro en el que al final el Betis quedaba segundo en la clasificación.

Si el empate a la Jornada siguiente ante el Baracaldo en Lasesarre no dejó satisfecho a nadie, el 9 de octubre de 1973 los verdiblancos arrollaron al Córdoba repitiendo el mismo resultado ante el Rayo, en Heliópolis: 5-1. Biosca y Rogelio vuelven a destacar en el partido, logrando un gol el primero, de cabeza; y dos goles el coriano.

El martes siguiente la prensa comunica la casi adquisición del delantero madridista Eduardo Anzarda. El lunes, el gerente-técnico José María de la Concha se reunió con el extremo argentino y las posiciones parecían estar más cerca que nunca, pues el Club hacía tiempo que se había interesado en el jugador pero el precio entonces estaba menos asequible que en estos momentos. Serían unos días de espera, pero el Pibe Anzarda cada vez estaba más cerca de enfundarse la elástica de las trece barras.

Mientras tanto, los béticos logran empatar en el terreno del Osasuna a tres goles, teniendo los de Szusza que remontar un 3-0, en uno de esos partidos que se dan en el Betis cada tantas décadas. Los blanquiverdes seguían en segundo lugar de la Tabla con 10 puntos, tras el líder Cádiz que sumaba 12

Tras la grata noticia de la concentración del lateral Francisco Bizcocho con los seleccionados olímpicos, el Betis venció cómodamente al Valladolid por 2 goles a 0 en Villamarín. El detalle es que este fue el último partido en que Julio Cardeñosa visitó Villamarín con los colores blanquivioletas.

El Betis se colocó por primera vez líder de la Competición el 3 de noviembre de 1974 tras vencer por 1 gol a 3 en el Heliodoro Rodríguez al CD Tenerife, en uno de los mejores partidos de los béticos a domicilio durante la Temporada. Rogelio Sosa fue uno de los principales artífices del triunfo, ya que consiguió dos goles: uno de cabeza, poco habitual en el coriano; y otro, bombeando un balón por encima del portero tinerfeño Domingo. El liderazgo de los verdiblancos era provisional, pues este partido se jugó un sábado y al día siguiente, el Cádiz volvería a mantener la primera plaza. Sin embargo los gaditanos no aguantarían el irresistible tren de los de Szusza.

AQUEL INOLVIDABLE 3-0 AL SEVILLA EN LOS TIEMPOS DE MAMELLI

blogs/historiador-beticista-30872/attachments/1427-la-ultima-vez-que-fuimos-campeones-de-segunda-division-97c936e2f75c3a04ffff8119ffff8709.jpg

Aquel 11 de septiembre de 1973 el Real Betis consiguió un sonoro triunfo sobre el Sevilla F.C. en Villamarín, terreno en que los del eterno rival no conocían la derrota desde 1964. El entrenador verdiblanco Szusza realizó un planteamiento basado en la confianza sobre sus hombres de ataque, quienes pronto se adelantaron en el marcador gracias a un tempranero gol de Mamelli, de cabeza, tras recibir un bombeo de Aramburu. En el minuto treinta y dos del segundo tiempo, Rafael Del Pozo interceptó un balón en el centro del campo, continuó avanzando velozmente y desde el mismo borde del área grande lanzó un chut raso que batió al guardameta sevillista Paco. Era el gol de la tranquilidad. Pese a todo, el Sevilla dominó gran parte del encuentro, pero la táctica del preparador Happel se encontró con una granítica defensa bética, formada por Esnaola, Iglesias y Telechía, estrellándose de esta forma el ataque nervionense. Finalmente, de nuevo Mamelli volvió a hacer gol en un remate que casi pudo atrapar el portero Paco, pero que se marchó despacio hacia las mallas.

LÍDER O NO LÍDER, PERO SIN PERDER LA COMBA DEL ASCENSO

A la semana siguiente del partido contra el Sevilla se produjo la típica relajación. 2-0 fue la derrota de los hombres de Szusza en Tarragona, ante un Gimnástico que por aquel entonces pujaba para engancharse a los primeros puestos. El debut de Anzarda no fue de lo esperado. Afortunadamente y aunque el Cádiz recuperó el liderato, los béticos continuaron en puestos de ascenso. Tras la Jornada doceava la clasificación de los primeros tres puestos de la Segunda División quedaba así establecida: 1º Cádiz, 19 puntos; 2º Betis, 18 puntos; 3º Hércules, 15 puntos.

De todas maneras el Club de la Tacita de Plata mantuvo su liderazgo una semana más tras lograr empatar a dos en Villamarín. Los gaditanos, entrenados por Domingo Balmanya, contaban en su equipo a varios ex-verdiblancos como Manolo Díaz, Isidoro e Isauro y plantearon un partido de contragolpe, el cuál casi les otorga la victoria. En primer lugar se adelantaron los amarillos por mediación de Carvallo a través de un penalty, para, posteriormente en el minuto tres del segundo tiempo, empatar los béticos a través de Anzarda al empalmar un balón en el borde del área. Un cuarto de hora después los cadistas se ponen por delante debido a un rechace de Esnaola que aprovecha Baena. Cuando el partido estaba casi decidido, la cabeza de Biosca en el segundo palo salvó el empate que campeó al final del marcador. Sin embargo, el colegiado de la contienda, García Carrión dejó sin sancionar un clarísimo penalty hecho al extremo derecho Aramburu, cuando el partido aún estaba empatado a cero goles.

El último partido de esta racha negativa sucedió ante el Hércules CF. Los alicantinos se lanzaron al ataque desde los primeros instantes del partido, ante un Betis conservador en todo momento, pero que supo aguantar el marcador durante bastantes minutos, hasta que un remate de cabeza de Eladio a la salida de un corner consiguió batir a Esnaola. Afortunadamente tras aquella Jornada, Cádiz empató en casa ante el San Andrés, pero el Valladolid que venció al Córdoba se colocó en cuarta posición con 16 puntos, dos menos que los verdiblancos.

Nombre:  97c936e2f75c3a04ffff811bffff8709.jpg
Visitas: 743
Tamaño: 54,1 KB
Una alineación de la Temporada 1973-74. En esta ocasión vemos a Esnaola, Bizcocho, Telechía, Cobo, Iglesias y López, de pié; mientras que agachados están Aramburu, Olmedo, Mamelli, Biosca y Rogelio. La delantera bética materializó durante aquella Liga un total de 69 tantos.

LA REACCIÓN TENÍA QUE LLEGAR

En las siguientes jornadas el Betis demostró el por qué era favorito indiscutible al Ascenso, alejando de una vez por todas los fantasmas de la pájara anterior. Para empezar, ante el CD Sabadell los béticos realizaron un partido épico, memorable. Los vallesanos fueron capaces de irse al descanso con un claro 0-2, con goles de Juanín y Zaldúa; inclusive, José Ramón Esnaola evitó gracias a sus intervenciones que los catalanes se marcharan con una goleada escandalosa. Sin embargo, en escasos cinco minutos (del 28 al 33) Aramburu, Mamelli y Biosca provaron la locura de los aficionados verdiblancos. Resultado inesperado e impresionante, primera ésta de las doce jornadas que permanecieron los hombres de Szsuza sin perder un sólo encuentro. Una racha extraordinaria en que se venció a rivales importantes de la talla del Rayo Vallecano o del Osasuna, llegando a ponerse con siete puntos de ventaja sobre el Hércules, cuarto clasificado.

EL HOMENAJE A ADOLFITO

El día 10 de enero se reunió la Comisión para el Homenaje a Adolfito. Aquella jornada se decidió que el Homenaje a la leyenda verdiblanca se celebraría el 19 de marzo de 1974, unoa días después de que Sebastián Alabanda debutara con la Selección Olímpica, ante Turquía. El grupo de trabajo relacionado con el homenajeado estuvo formado por los señores Ramón Bordas, Adolfo Palomino, Moreno, Nieto, Brú, Manuel Simó, José María de la Concha, Romero y Roales. En un principio el partido se había discutido fijarlo para el dos de enero, pero sin embargo su aplazamiento fue motivado para no interferir en los actos que el Ateneo sevillano celebraba por aquellas fechas.

Asímismo, la Comisión mediante nota de prensa confirmó que el rival de los béticos sería una selección sudamericana de jugadores pertenecientes a los clubes andaluces Málaga, Córdoba, Granada, Sevilla, Cádiz y Betis.

blogs/historiador-beticista-30872/attachments/1426-la-ultima-vez-que-fuimos-campeones-de-segunda-division-97c936e2f75c3a04ffff8122ffff8709.jpg

SUFRIMIENTO Y ALEGRÍA

Una nueva “pájara” acechaba a los verdiblancos. Nada menos que cinco fueron las jornadas sin ganar para los de Heliópolis, que comenzaron en Valladolid (0-1). Y es que la táctica del entrenador magiar daba o no daba resultados, puesto que fuera de casa jugó muy cerrado ante rivales como Cádiz (0-1) o Sevilla FC (1-2), ya que se confiaba en los resultados del contragolpe, el cual no surtió efecto dentro de una fase en que el calendario no era nada fácil. Para colmo, Levante y Tenerife empataron en casa en partidos extraños, en que se produjeron fallos impensables.

Sin embargo el empujón definitivo se produjo en las últimas cinco jornadas, ganando primero en Sabadell por 2-3 y goleando luego al Deportivo coruñés por 4-0. Luego se empató en Orense y se venció posteriormente al Baracaldo en un 3-0 fácil, quedándose a un sólo punto del ascenso, hecho éste que se concretó pese a perder en Salamanca por 1-0.

blogs/historiador-beticista-30872/attachments/1432-la-ultima-vez-que-fuimos-campeones-de-segunda-division-97c936e2f75c3a04ffff8125ffff8709.jpg

Arriba, entrada de Socio del partido contra el Hércules. Los alicantinos aguantaron hasta casi el final aunque unas manos del defensa Eladio propiciaron un penalty que transformó Biosca. Fue el final de una racha irregular y el comienzo de la definitiva escalada.

EL BETIS SE PROCLAMÓ CAMPEÓN UN JUEVES

El 23 de mayo de 1974 el Real Betis Balompié se proclamó por última vez Campeón de la Segunda División al vencer al Gimnástico de Tarragona por 3 goles a 0. Szusza alineó a los siguientes hombres: Esnaola; Alabanda, Sabaté y Cobo; Iglesias y López; Aramburu, Olmedo, Biosca, Rogelio y Anzarda. En la segunda parte Nebot suplió a Rogelio, y Benítez a Aramburu.

Al final del último partido, el entrenador Ferenc Szusza realizó unos comentarios ante la prensa, afirmando que “soy bético” y que “estoy deseando que me ofrezcan la renovación”. Y así fue, el magiar renovó por la Entidad Heliopolitana, parte del proyecto orientado hacia la consolidación en la Primera División.

En el collage de abajo podemos apreciar la plantilla que consiguió tan brillante ascenso.

blogs/historiador-beticista-30872/attachments/1429-la-ultima-vez-que-fuimos-campeones-de-segunda-division-2167b6a3ec72a9c7ffff8263ffff8709.jpg

LA GOLEADA DEL MADRID Y ADIÓS A LA COPA

Octavos de Final fue el techo que alcanzaron los béticos en esta Edición de la Copa de España. En esta eliminatoria el rival fue nada menos que el Real Madrid, todopoderoso enemigo que, tras empatar a un tanto el partido de ida en Villamarín, goleó sin piedad a los verdiblancos en el Bernabéu por 7 tantos a 1.

blogs/historiador-beticista-30872/attachments/1433-la-ultima-vez-que-fuimos-campeones-de-segunda-division-97c936e2f75c3a04ffff812affff8709.jpg

Sin embargo el proyecto verdiblanco no pasaba aún por el Torneo del K.O., el cual dejaron para otras ocasiones. Lo importante es que ya se estaba en marcha para trabajar en aras de un futuro mejor. Se estaba en el camino.

Comentarios