Mostrar feed RSS

Sala de Prensa

Con ilusión no es suficiente

Calificar esta entrada
por - 21/01/2014 a las 19:08 (1627 Visitas)
Montaje de la peña bética betisweb para animar al Real BetisGabriel Umberto Calderón ha traído ilusión, mucha ilusión, al beticismo. Y la verdad es que hacía falta un soplo de aire fresco y de sentimiento verdiblanco por Heliópolis.

El consejo de administración, o lo que queda de él, ha intentado buscar “otro” Pepe Mel para ver si se puede cambiar el rumbo de este barco que navega a la deriva desde el pasado mes de octubre. Desde que se ganará al Villareal -¡¡¡a finales de septiembre!!!- la caída libre del equipo ha sido sorprendente y el pesimismo se había instalado tanto en el césped como en la grada.

El fútbol es una mezcla de confianza, templanza, mentalidad y estado físico y ninguna de estas cualidades las atesora una plantilla que, bajo mi humilde parecer, no es tan mala como parece.

Tras un comienzo dubitativo, el equipo se le cayó a Mel y la cascada de decisiones precipitadas, reflejo de un consejo anárquico y negligente, han perjudicado decisivamente al club.

La nula aportación de Garrido, la salida de Stosic y el despido de Bosch, tras conocerse sus tejes y manejes a nivel personal, han convertido el Betis en un desgobierno absoluto. Por eso, la ilusión y las ganas de trabajar que trae el que fuera fino extremo argentino son muy necesarias.

Pero de ilusiones no vive el hombre y menos en el mundo del fútbol.

Al Betis le hacen falta, por lo menos, tres fichajes de calidad contrastada para intentar salir del pozo donde se encuentra en estos momentos. Lo primero y con urgencia, un portero de garantías para comenzar la casa por los cimientos. Los dos restantes, los dejo a elección del lector. Yo apostaría por un lateral izquierdo y un delantero.

Aún así, de realizarse la gesta, será de las que quede para los anales de la competición nacional, porque no se puede fallar en 11 de los 18 encuentros que quedan. Como ha indicado Calderón, cada partido será una final y este viernes tenemos la primera. El problema es que con los mimbres que existen Calderón tendrá que ejercer de psicólogo, y de los buenos, para poder levantar una plantilla que parece hundida tanto en lo físico como en lo mental.

Llegados a este punto, muchos pensamos que la decisión de no ocupar la silla dejada por Patricia Ramírez ha sido otra mala decisión. En un mundo tan profesionalizado, como el del fútbol actual, se hace necesario contar con un coach en el plano mental que sirva para alejar los miedos y reforzar la autoestima y la actitud de los jugadores.

Lo dicho, el viernes en Balaídos comienza un desafío que en otros clubes sería impensable pero que por La Palmera podría realizarse.

Mucha suerte para Calderón y Anzarda y ojala volvamos a ver al “Currobetis”, capaz de lo peor y de lo mejor.


J.J. Barquín
Categorías
Deportivos , J.J. Barquin

Comentarios