Mostrar feed RSS

Sala de Prensa

Dejennos soñar

Calificar esta entrada
por - 29/09/2011 a las 17:17 (2083 Visitas)
Béticos del universo, vean bien la clasificación, miren bien el teletexto y compren todos los periódicos posibles para recortar la tabla de la “mejor liga del mundo”. Sí, así es, el Betis esta líder y de Primera División. Sorprenderá en Alaska, en Vietnam o por tierras ucranianas, pero para el que siga el futbol del equipo de Mel no debe sorprenderle mucho el verle tan alto situado.

¿Loco? ¿Iluso? Sí ¿y qué? ¿No puede un bético disfrutar de los éxitos y logros de su equipo? Cuando uno nace del Betis debe de saber que las alegrías y las penas les llegarán en dosis grandes ya sea en el Trofeo Colombino, en un partido Champions, o en una final copera. Desde el cuarto anillo muchos sonríen ahora al ver la clasificación presenciando como el Betis, sin prisa pero sin pausa, vuelve a transmitir ilusión allá por donde va y desde una filosofía implantada por un técnico profesional y lo más importante, bético.

Que el objetivo es la permanencia debe de tenerlo claro el bético de a pie, pero que hay que disfrutar del momento, es algo que no se debería ni discutir. Mel se encarga de hacer saber a sus pupilos que la Liga no ha hecho más que comenzar y que no deben mirar la zona Champions y sí los puntos que faltan para llegar a los 43 o 44 que nos den la salvación.
Cada semana que pasemos en la zona alta, será una semana menos para que acabe la Liga, y una semana menos para seguir escribiendo paginas de la historia verdiblanca. Si el conejo tiene delante la zanahoria, correrá y no parará hasta conseguir la zanahoria. Mientras el Betis tenga la zanahoria del liderato, servirá para ir distanciándose de la parte baja. No es un objetivo, pero sí una forma de motivación para todo el grupo y sus aficionados.

Ya llegó la primera de las derrotas de la temporada, y ahora es el momento. Cuando el equipo está arriba no es un problema para nadie aplaudir y cantar por su equipo, pero cuando más se necesitará será cuando lleguen los problemas.
El Betis no podrá quejarse de los aficionados nunca en su historia. Nadie llena un campo en Segunda División, ni podrá tener el mismo tirón que el Betis por todas las provincias españolas, pero sí hay que detenerse en el momento que estamos viviendo y darnos cuenta que estamos en un bonito sueño que necesita de personas que sigan soñando a su lado.

Lo del Betis este año, no es un proyecto de inmediato, es un proyecto a largo plazo en el que se está implantando un sistema de juego para el presente y futuro de la entidad, y eso podemos comprobarlo cada semana en los filiales verdiblancos.
Béticos y béticas, no dejen de soñar, porque está pasando. Llegarán las derrotas y los malos partidos, pero es en ese momento, cuando demostraremos dónde somos realmente los lideres de España, y cuál es nuestro mejor tesoro; la afición.

Comentarios