Mostrar feed RSS

Sala de Prensa

Gracias Pepe. Bienvenido Garrido

Calificar esta entrada
por - 04/12/2013 a las 09:18 (1678 Visitas)
El ex técnico verdiblanco durante un partidoEl Real Betis está por encima de cualquier presidente, entrenador, jugador o aficionado.

No nos volvamos locos. La destitución de Mel ha desatado la caja de los truenos en el mundo verdiblanco. Y si les digo la verdad, me parece todo exagerado.

Es verdad que Mel ha desarrollado con gran éxito su labor durante cuatro años. Es verdad que tenemos que estarle muy agradecidos. Es verdad que pocas veces en la historia de este club, un entrenador ha tenido tanto apoyo, tanta conexión con la afición, que lo quiere por lo conseguido en el terreno deportivo, pero también por su manera de sentir el club. Pero también es verdad que esta temporada el equipo se le ha caído y como decía Simeone, “el fútbol no tiene ni memoria, ni corazón, ni paciencia”.

Igualmente, creo que Mel en su éxito, ha llevado su penitencia. Ascendió con una plantilla discreta. Puso al equipo en Europa con esa misma plantilla, la ayuda de los canteranos y, sobre todo, el acierto de Rubén Castro. Pero no nos engañemos. Hubo muchos partidos donde el equipo no mereció el triunfo más que el contrario pero los tres puntos caían de nuestro lado por el acierto del delantero canario.

Ese Betis no era tan bueno como nos creíamos porque la liga española es débil y mediocre y un equipo como el Rayo obtuvo plaza en competición europea. Y claro, los gestores creyeron que con la economía de guerra, impuesta por Bosch y su equipo, el éxito sería infinito. Y Mel también se lo creyó y puede que callará por su amor a estos colores pero debió hablar claro si pensaba que con estos mimbres no se iba a ningún lado.

Pepe Mel es ya historia del banquillo del Real Betis, como lo fue cuando se enfundó la elástica de las trece barras. Hoy le deseo lo mismo que cuando se retiró con el nueve a la espalda: que la vida le sonría lo máximo posible y que tenga mucha suerte en su andadura profesional. Con tus errores -el más grave recibir con alfombra roja a los violentos del Gol Sur- y con tus aciertos, gracias por todo Mel.

Y se abre una nueva etapa. Y los béticos no deberían ser injustos con el nuevo entrenador. Es un técnico joven que también tiene ganas de hacerse un nombre en el fútbol nacional y debemos darle la suficiente tranquilidad para trabajar y levantar una situación muy complicada. Todos queremos lo mejor para nuestro club y es fundamental que siga en la liga BBVA. Criticando y creando un mal ambiente no vamos a ningún lado. Tenemos que remar todos en el mismo sentido porque la situación es muy delicada.

Sin llevar 48 horas en Sevilla, Garrido ya está recibiendo palos y eso no es de recibo. Los que critican al técnico valenciano y ensalzan a Pepe Mel como el becerro de oro, deberían reflexionar y pensar que volvemos a caer en el mismo grave error que hace pocos años: idolatrar a una persona, crear nuestro “falso Dios”. No hace falta que les recuerde quién era el personaje y cómo terminó la historia.


J.J. Barquín

Comentarios