Mostrar feed RSS

Sala de Prensa

Hay que celebrar por todo lo alto

Calificar esta entrada
por - 08/05/2011 a las 21:29 (2911 Visitas)
El Betis ya es virtualmente un equipo de Primera. Bueno realmente siempre será de Primera por mucho que sus nefastos dirigentes en algunas épocas o sus mercenarios futbolistas lo lleven temporalmente a una categoría que le quede demasiado pequeña. Pero el milagro del ascenso se va a producir. Gordillo, Mel y al fin un grupo de futbolistas que lo han dado todo partido a partido lo van a lograr. Con otro técnico u otros futbolistas menos comprometidos es posible que este Betis rondara por la mitad de la tabla clasificatoria. Y es que el equipo del ascenso será Casto (descarte), Isidoro (Betis B), Roversio (descarte Osasuna), Dorado (ex de Huesca), Belenguer (a punto de retirarse), Beñat (Betis B) y arriba Iriney, Rubén Castro (que nunca triunfó en Primera) o los inéditos en la máxima categoría Salva Sevilla y Jorge Molina. Y si miras al banquillo más de lo mismo, jóvenes canteranos y futbolistas con ganas de triunfar. Ahí obviamente la clave es de dos béticos de verdad que han luchado hasta la extenuación por el ascenso: Rafael Gordillo Vázquez y José Mel Pérez. Realmente ni nos imaginamos lo que significa esta vuelta a Primera en una temporada en la que el equipo se desangraba antes de empezarla. Denuncias, tres presidentes, enfermedad de Miki Roqué,... Demasiado para cualquier equipo menos para este Betis de Mel, que va a subir y le sobrarán cuatro jornadas.

Por todo eso, el ascenso debe ser celebrado por todo lo alto. El fútbol español está de enhorabuena porque uno de sus grandes vuelve y eso significa mucho. No es lo mismo que los otros grandes vayan a estadios con 10.000 espectadores a que lleguen al Villamarín con más de 40.000. El Betis tiene que ganarle al desahuciado Tenerife dentro de 72 horas. Ahí, los hinchas verdiblancos deberán celebrar por todo lo alto el ascenso virtual y el jueves, si el Celta no gana en Salamanca, ya será oficial y el beticismo deberá echarse a la calle para dejar claro que el Betis ha vuelto para no irse nunca más. Toca el momento de celebrar tras tanto tiempo de sufrimiento. Ojalá sea el adiós definitivo a las penas y las deudas, a las peleas Lopera-oposición y a tanta historia que ha dañado la imagen de un club centenario. Es el momento de empezar de cero y volver a ser uno de los equipos importantes. Uno de los que luche por todo porque se lo merece su equipo y su afición. El Betis está de vuelta. Enhorabuena.
Categorías
Beticismo , Tito González

Comentarios