Brillante rival donde los béticos no dieron la sorpresa. Coosur Real Betis 82 – 93 Lenovo Tenerife

0
2754

Coosur Real Betis no puede encadenar un nuevo triunfo para salir del pozo de la Liga Endesa. Los hombres de Joan Plaza cayeron por 82-93 ante el Lenovo Tenerife, en un encuentro donde los verdiblancos no pudieron ante hombres como Salin o Shermadini, destacados en ataque y que comandaron el juego de los de Chus Vidorreta.

Un primer tiempo donde los verdiblancos aguantaron bien las acometidas de los tinerfeños, en hombres como Salin o Shermadini. Ante las canastas de Salin y Huertas, Tisma logró un triple para poner el 3-4 inicial. Luego, los verdiblancos mejoraron en sus ataques desde el exterior y llegaron hasta empatar. Las precipitaciones hicieron que en algunos momentos Tenerife se fuera con un marcador de +9 (13-22). Una mejora en la defensa bética propició algunas canastas más de Kay y Ndoye desde tiros libres, para el 17-22 en el término del primer cuarto.

Con el segundo cuarto, las cosas empeoraron para Coosur Real Betis. Malas salidas en ataque, precipitación en el tiro y un sólido rival condicionaron a los hombres de Vidorreta. Por ello, con los triples de Sulejmanovich, un brillante Salin o un efectivo Shermadini lograron ampliar hasta en cinco veces la máxima ventaja, situándola en +21 (21-42, 3:53). Sin embargo, la entrada de Ouattara y algunos aciertos en ataque con más calma redujeron la ventaja canaria. Pero dos errores en defensa en los últimos segundos culminaron con un triple de Yusta y una canasta de Salin para poner el 30-51 al descanso (parcial de 13-29 para los tinerfeños).

Tras el paso por vestuarios, Coosur Real Betis no arrancó con malas sensaciones el tercer cuarto. Por ello, endosó un buen parcial de 11-2 en los primeros tres minutos, con un eefectivo Feldeie ayudado por Randle y Ndoye. Pero ese buen inicio fue un espejismo ya que los errores en ataque pasaron factura a los béticos. Tanto Salin como Guerra o Huertas lograron poner tierra de por medio, hasta un parcial de +23 para los tinerfeños (49-72). Con el tiro libre de Jordan, el resultado quedó con 50-74 para el último cuarto.

El último cuarto no fue distinto al resto de inicios anteriores. Con un TJ Campbell que comandó hasta 7 puntos en el inicio del cuarto, Lenovo Tenerife volvió a despertar en figuras como Salin, Guerra o Shermadini. Los errores defensivos y despistes en los saques para los béticos se transformaban en canastas en contra, a los que le seguían triples como el conseguido por Yusta. Magassa logró hasta cinco puntos en su entrada en el juego, aunque fueron insuficientes ya que el marcador no se movía entre los quince y veinte puntos en contra. Los triples de Borg y Tisma lograron recortar un marcador, hasta poner el 82-93 final.

Ficha técnica:

-Coosur Real Betis: Randle (8), Almazán (-), Feldeine (9), Tisma (9), Jordan (3) –quinteto inicial-, Kay (7), Borg (12),Magassa (5),Ouattara (7), Ndoye (8), Campbell (13),y Mike Torres (1).

-Lenovo Tenerife: Huertas (9), Shermadini (15), Salin (20), Cavanaugh (9), Doornekamp (3) –quinteto inicial-, Yusta (6), Fitipaldo (4), Díez (-), Rodríguez (5),Sulejmanovic (14), López (-) y Guerra (8).

-Parciales: 1º (17-22), 2º (13-29), 3º (20-23) y 4º (32-19).

-Árbitros: Óscar Perea, Juan de Dios Oyón y Jacobo Rial.

Estadio: Pabellón de Deportes San Pablo. Partido a puerta cerrada. Sin expulsiones.

Plaza: “No podemos ir en el segundo cuarto con dieciséis puntos de diferencia en el marcador”

El entrenador del Coosur Real Betis, Joan Plaza, ha hablado en rueda de prensa tras la derrota por 82-93 ante Lenovo Tenerife en el Pabellón de Deportes San Pablo.

Valorando el partido ofrecido por su equipo, indicó que es un encuentro “para aprender”, debido a que juega con un rival “que se nota que juega doble competición”. Por este sentido, cree que el error verdiblanco ha estado en el desacierto “desde el inicio y por ello, hay esas diferencias en el marcador. Debemos de ver en qué manera podemos entrenar a un ritmo más fuerte y más veloz para que no volvamos a sufrir este tipo de encuentros en un futuro. El equipo ha competido y ha luchado hasta el final, y perder de once puntos contra un equipo contra ellos no es fácil”.

Sin embardo, Plaza destaca un dato positivo y es “haber ganado el último cuarto nos satisface”, aunque añade que “con dieciséis puntos de desventaja es para estudiarlo ya que encadenamos una serie de errores consecutivos por no cuidar el balón. Eso les ha permitido ganar en la media parte de veinte puntos, y no podemos dejar escapar en el segundo cuarto dieciséis puntos de diferencia en contra”.

En cuanto a ese mal segundo cuarto, que ha llevado al equipo a ir con muchos puntos por debajo en el marcador, el técnico catalán cree que el equipo no valora “ese encadenamiento de una serie de errores defensivos y ofensivos”. Sobre el rival, piensa que “juegan a un nivel de dureza grande y han merecido la victoria, pero debemos de tener nosotros esa dureza física y mental en el campo. Eso también con el objetivo de que no cometamos decisiones equivocadas porque después de un tiro de tres sigamos lamentándonos de un arbitraje: laméntate cuando subas para defensa. Hemos llegado a igualar su nivel de agresividad en el juego, pero unas pérdidas de balón y unos errores defensivos y tiros malos por excesiva presión ha causado que Tenerife haga un ‘break’ excesivo en el marcador”.

Fue muy claro Plaza cuando le preguntan sobre qué le ha dicho a los jugadores al descanso cuando iban perdiendo de dieciséis puntos: “Se le dice que, o sacamos la bandera blanca y perdemos de cuarenta puntos, o intentar dar el reto de llegar al final de tercer cuarto perdiendo sólo de diez puntos. No ha sido así, ya que nos hemos ido con catorce puntos abajo, y el reto era ganar el último cuarto. Lo hemos hecho, pero la losa que hemos llevado en el segundo cuarto ha sido excesiva. Creo que lo que anima es que el equipo quiere competir”.

A pesar de la derrota, cree que saca algo positivo en este encuentro, aunque Plaza asume la culpa más que los jugadores en esta dura derrota. “No, no sólo se saca el último cuarto ganado. Hay cosas positivas y negativas, pero todos somos culpables de la derrota, más yo que los jugadores. Que nuestro rival, que juega en Europa, juegue a ese nivel tenemos que ofrecer un juego más rápido. El nivel de verticalidad de Tenerife jugando sin balón o lejos del aro, o tirando desde la esquina desde el inicio, hace que realmente tengas que ser duro mentalmente para seguir jugando y el equipo ha seguido compitiendo”, explicó Plaza en rueda de prensa.

Para finalizar, destacó si enfadó la facilidad con la que jugó Tenerife en el día de hoy: “Sí, pero debe de haber muchas explicaciones. Tenerife es un equipo que tiene mucho talento, con un banquillo rico en jugadores, y que en la primera vuelta nosotros hicimos sufrir en su estadio a ellos. Eso es un aliciente, y me recuerda al encuentro de Baskonia, donde sufre de cuatro puntos, y en su estadio vencieron por veinte puntos. Ese factor sorpresa se limita y ya esperaba una arrancada fuerte. Ellos descansaron en la Champions FIBA a algunos jugadores para este encuentro muy importantes, y se esperaba que iban a salir con el cuchillo entre los dientes. El culpable he sido yo, y no los jugadores”.