Castiga con un zarpazo, aguanta, sufre y lidera 1-0. Real Betis – CA Osasuna

0
12455

Victoria de equipo grande, con hechuras, con los conceptos claros y los objetivos definidos.

El Betis parece más rápido, más fuerte y más grande. Pero no es una cuestión física, es una cuestión de fe y de competitividad en escenarios complicados.

La pegada del equipo es descomunal.

Aun cuando el rival se lo pone difícil para crear situaciones de peligro, lo manda a la lona de un zarpazo.

Estamos ante el Betis más competitivo de la historia reciente. Además, tiene esa pizca de suerte que siempre le ha sido esquiva.

El Osasuna lo puso complicadísimo. Los rojillos están realmente bien trabajados por Jagoba Arrasate, que desarticuló el peligro en 3/4 del Betis gracias al brutal compromiso de los suyos.

Generó problemas a los de Pellegrini con una presión intensa y tuvo sus opciones en ataque.

𝐑𝐮𝐢 𝐒𝐢𝐥𝐯𝐚: imperial. Su comienzo de curso es bestial. Segurísimo en todas sus acciones, el rival no ve la red cuando el luso está enfrente. Decisivo con su parada a Rubén Peña. Juega con muelles, y se demostró en uno de los últimos córners. No sé si eso es legal 🤔

𝐑𝐮𝐢𝐛𝐚𝐥: mejora en cada partido y se ha erigido, no ya como una alternativa, sino como el lateral titular. Tuvo un par de errores posicionales, pero va dominando la posición. Atrás es un rival incómodo y arriba ofrece desmarques de ruptura. Sus números defensivos fueron top.

𝐄𝐝𝐠𝐚𝐫: la temporada pasada ya tuvo momentos formidables, pero es que en esta ha empezado como un cañón. Osasuna no estaba jugando al fútbol en el Villamarín; jugaba a la pelota en el Frontón Labrit, y Edgar era el muro infranqueable. 14 despejes; 6/6 duelos aéreos. Por condiciones, proyección y, sobre todo, salida de balón, este sí que es un jugador de estilo Luis Enrique. Veremos si mantiene el nivel, pero ojo con la selección.

𝐀́𝐥𝐞𝐱: sus continuas subidas por la banda izquierda dan mucho aire a los de Pellegrini; y una alternativa fácil si se quedan sin ideas. Va en cohete. Pese a no estar fino en los duelos, atrás cada día es más difícil de superar. Ha mejorado una barbaridad en el juego aéreo.

𝐆𝐮𝐢𝐝𝐨: es capaz de sostener todo el sistema ofensivo de los de Pellegrini. Divisa cada movimiento de compañeros propios y rivales para anteponerse a la acción futura. Es un perro de presa sin balón y, con él, se confunde muy poquito (96% pase). Otra masterclass en #tackles.

𝐖.𝐂: no es el mejor del mundo (por poco); pero no hay otro futbolista que pueda adaptarse, comprender y ejecutar como él lo que quiere MP. Se encarga de derribar mitos que dicen que no defiende, que no brega (el que más duelos ganó del partido), a la vez que baila (7 regates).

𝐑𝐨𝐝𝐫𝐢: muy intermitente. En todos los choques deja muestras de su calidad, pero, en mi opinión, le está costando mucho físicamente. Tiene que adaptarse a la exigencia del rival. Osasuna es muy intenso, pero tiene que aprender a superar estas situaciones.

𝐅𝐞𝐤𝐢𝐫: menos decisivo que de costumbre, lo mejor del genio francés es que, cuando el partido no está para él, no se frustra. Se deja la vida por el equipo. Sin tener su día estuvo acertado en el pase y generó un ‘pase clave’.

𝐉𝐮𝐚𝐧𝐦𝐢: al igual que su compañero, el de Coín entendió que había que echar una mano en defensa; ponerse el mono de trabajo; ganar duelos…

𝐁𝐨𝐫𝐣𝐚: el nivel de confianza que ha alcanzado es estratosférico. Mejora por días. Absolutamente desatado. Ha mejorado muchísimo en el cuerpo a cuerpo; de espaldas; en desmarques. Entiende muy bien los espacios entre líneas y ahí hace mucho daño, como ayer.

𝐂𝐚𝐧𝐚𝐥𝐞𝐬: se movió por todos los sitios del campo. Buscaba la pelota y, cuando la tenía, su superioridad era insultante. Qué ganas de verle los 90 minutos.

𝐋𝐮𝐢𝐳 𝐇𝐞𝐧𝐫𝐢𝐪𝐮𝐞: agitado, como es lógico. Debutar ante 53.000 espectadores es impactante; más aún cuando tu equipo pasa a estar con 10. Se le presentó un contexto complicado y ahí se vio que, tácticamente, está muy verde. Tiene condiciones de sobra. Eso sí.

𝐋𝐮𝐢𝐳 𝐅𝐞𝐥𝐢𝐩𝐞: Edgar le hizo muy fácil el debut. Despejó un balón. Tiene planta de central top.

𝐆𝐮𝐚𝐫𝐝𝐚𝐝𝐨: sin tiempo.

𝐏𝐞𝐥𝐥𝐞𝐠𝐫𝐢𝐧𝐢: más allá de tácticas, sistemas ofensivos, defensivos, etc. Lo que ha conseguido es un sello de identidad. Exige a sus jugadores, que creen en él y en su plan. El grupo no se resquebraja. Mantener a las piezas importantes es clave.

Post del partido
Ficha del partido

Galería de fotos