Con más dudas que certezas. Previa Real Betis – SD Eibar

0
2016
El Real Betis y sus carencias vuelven al Benito Villamarín. El conjunto de Manuel Pellegrini recibirá en su casa a un Eibar que también llega algo necesitado de puntos y, sobre todo, de alguna que otra alegría. Los visitantes intentarán cargar sus armas para darlo todo sobre el feudo verdiblanco, mientras que en Heliópolis se espera algo más de actitud y ganas. Menos palabrería y más hechos. 
 
Desastre tras desastre
 
El Betis, ese equipo más frágil que un cristal. Al que se le puede hacer daño con muy poco. La sangría de goles, la debilidad defensiva, etc. Todo eso se vuelve a repetir temporada tras temporada, y las soluciones continúan sin llegar. Todo el mundo es consciente, se reclaman refuerzos, pero la vida sigue igual en la capital hispalense. Un equipo que intenta aspirar a mucho, pero su enemigo es él mismo. Con esa cantidad de tantos en contra y lo que cuesta muchas veces hacer alguno a favor, es imposible poder soñar con algo grande. 
 
Los de las trece barras echaron de menos a su motor en San Mamés. La ausencia de Sergio Canales es más que notable, pero el nivel del resto también dejó mucho que desear en tierras bilbaínas. El cuadro de Pellegrini acabó cayendo por cuatro goles a cero. No opuso mucha resistencia y el Athletic consiguió una vida más para que su técnico Gaizka Garitano se mantuviese en el banquillo. Son ya dos derrotas seguidas, ambas fuera de casa, lo que hace aún más necesario aprovechar duelos como el de este lunes en campo propio. Para ello, el técnico chileno continúa con las bajas de Canales, Mandi y Camarasa y se le suma la de Claudio Bravo.
 
Querer y no poder
 
El Eibar ha vivido dos victorias, cuatro empates y cuatro derrotas a estas alturas de la competición liguera. Al conjunto armero le cuesta horrores puntuar, y mucho más aún hacerse con los tres ansiados puntos. Esto viene debido a una asignatura pendiente, la efectividad de cara a puerta. La falta de gol es evidente, pues solo suma seis tantos a favor, con los que se le hace muy difícil celebrar algo.
 
Los de Mendilibar llevan tres jornadas sin celebrar un triunfo. En la última jornada, el Eibar sacó un empate del Coliseum, aún quedándose con uno menos. Además, si hay un dato positivo a su favor, es que las dos ocasiones en las que ha sumado los tres puntos han sido fuera de casa; la última concretamente en el Pizjuán. En su visita al Villamarín, el técnico no contará con Kike García, quien fue el que vio la tarjeta roja ante el Getafe, ni Oliveira y Quique González.
 
Romper con las tablas
 
Eibar y Real Betis se han encontrado en Primera División en diez ocasiones y los resultados han sido: dos triunfos verdiblancos (ambos en el Villamarín), cuatro empates y cuatro victorias armeras. En la campaña pasada, la igualdad reinó en los duelos entre ambos conjuntos. Los dos acabaron con empate a uno, tanto en Ipurúa como en territorio andaluz. De hecho, el combinado guipuzcoano lleva desde enero de 2016 sin llevarse los tres puntos de la Avenida de la Palmera (0-4). 
 
Quizás sea momento de que esa balanza se decante por un lado u otro. Lo único claro es que los dos equipos tienen muchas necesidades que se resumen en la victoria. Y no será quien más la necesite quien se la lleve, sino quien más la luche. Para eso, los dos bandos tendrán que demostrarlo sobre el terreno de juego y superar asignaturas pendientes. Veremos cuál sonríe más en Heliópolis.