Conoce a nuestro rival: Getafe CF

0
4685

Tras la brillante victoria bética ante Osasuna en el Sadar, el cuadro de Manuel Pellegrini recibe a un Getafe en horas bajas que cuenta sus partidos en la Liga por derrotas. El equipo de Míchel, a buen seguro estará ansioso por conseguir sumar y no se conformará a salir por el empate. Descubrimos un poco al cuadro azulón en las siguientes líneas.

Esta temporada en Getafe se inicia con un nuevo proyecto encabezado por Míchel, que comienza su segunda etapa en el conjunto azulón. El técnico madrileño deberá reconducir la situación de inercia negativa que fue predominante la pasada campaña y encontrar nuevas motivaciones en un grupo que notó el desgaste de los años con el anterior cuerpo técnico, las lesiones, etc… entre otras circunstancias, que situaron al equipo, a falta de 10 jornadas, en la zona caliente de la tabla.

Ni los buenos resultados de anteriores campañas, ni el coqueteo con el descenso de la última, deben ser utilizadas como ejemplo para establecer los objetivos del nuevo curso. El objetivo claro del equipo debe ser y será, mantenerse, un año más, en la élite del fútbol español, eso sí, sin pasar los apuros de la recta final de la temporada pasada.

A pesar del claro objetivo de mantener la categoría un año más, Míchel se muestra optimista en cuanto al logro de mayores retos. Para ello busca conseguir un equipo con mayor posesión y más llegada al área, utilizando distintas variantes tácticas. Puede optar por jugar con dos delanteros o por utilizar cinco centrocampistas aprovechando la vocación ofensiva de algunos de ellos.

El cambio de técnico, por supuesto, ha traído algunas diferencias en el juego, pero se está viendo que menos de las esperadas. Al fin y al cabo, la plantilla es muy parecida a la que tenía Bordalás, por lo que muchos de sus conceptos perdurarán. Por lo que se ha podido ver en los primeros partidos, Míchel sigue apostando por el 4-4-2 principalmente, aunque en este caso los hombres de banda cuentan con más libertad. El técnico azulón ha dejado claro que va a jugar con dos delanteros, y tiene donde elegir. Otro sistema que se ha probado en el principio de temporada y que no habría que descartar ocasionalmente debido a los jugadores con los que cuenta la plantilla es el 3-5-2.

La intensidad y agresividad a la hora de defender, junto con una línea bastante adelantada y presión por parte de los atacantes, es algo que el Getafe va a intentar mantener durante esta temporada. La principal diferencia será a la hora de jugar con el balón, pues Míchel apuesta por sacar la pelota jugada desde atrás en la medida de lo posible. Habrá menos pelotazos y jugadas más elaboradas, aunque sin volverse locos.

De los puntos fuertes del cuadro de Míchel, podemos ver:

-La intensidad de sus jugadores. Prácticamente el equipo es el mismo que el que entrenaba Bordalás, y muchos de estos jugadores están bien enseñados a meter la pierna en cada jugada. No faltará intensidad, si bien a veces pueden pasarse de frenada en algunas entradas, aspecto que debe mejorar el cuadro getafense.

-Vendrá un equipo herido. Y un equipo herido, siempre es peligroso. La última derrota fue especialmente dolorosa, por ser ante un gran rival al que iban ganando cómodamente hasta la expulsión de Aleñá. El cuadro de Míchel pisará el Villamarín con la urgencia de sumar, y esa nunca es buena noticia en un rival.

En cuanto a los puntos débiles:

Fallos defensivos individuales. Se ha visto en estas anteriores jornadas. El Getafe, que no ha hecho malos partidos, ha concedido jugadas evitables que han acabado en gol y derrota. Jugará con la necesidad imperiosa de puntuar, incluso de ganar, por lo que los nervios pueden pasarle factura a algunos jugadores si no encuentran el punto de serenidad adecuados.

Pobre balance ofensivo. Los datos no mienten, solo dos goles en las seis primeras jornadas y un sin fin de ocasiones marradas. En el lado atacante, también se debe mejorar para intentar traer puntos lo antes posible. La salida de Ángel deja un vacío importante que el mexicano Macías no ha podido llenar por el momento.

Así pues, un Betis en alza y con la moral por las nubes recibirá a un Getafe herido y deseoso de pescar en el Villamarín. Ningún rival es fácil en Primera, pero regresar a competiciones europeas implica hacer los deberes en este tipo de encuentros. Y además, el Betis está capacitado para ello.

 

Post del partido
Ficha del partido