Conoce a nuestro siguiente rival: Levante UD

0
7095

Visitamos este domingo al Levante, que actualmente se encuentra en una situación bastante preocupante en Liga y con pocas posibilidades de salvación, estando el colista con 11 puntos, a 12 de la permanencia.

Con todo el cúmulo de circunstancias, presupuesto y limitaciones del Fair Play Financiero, el objetivo del club valenciano vuelve a ser la permanencia. Y a poder ser, conseguirla sin sufrimiento. No obstante, con implicación y trabajo, este Levante podría y debería aspirar a estar en la zona media de la tabla.

Tras un arranque errático, Paco López, que llevaba cinco temporadas en el club, fue cesado y sustituido por Javier Pereira, que también fue cesado y cuyo cargo adquirió un hombre de la casa como lo es Alessio Lisci.

Hay mucha esperanza en Alessio desde el club levantino, aunque sea de cara a un futuro venidero, por muchos motivos. El primero de ellos es por su capacidad para la lectura de los partidos. En la previa, durante y después. Sus análisis siempre son acertados y más allá de resultados en el semana a semana sus jugadores son esponjas. La comunicación es primordial y sobre todo la gestión de cómo se preparan los enfrentamientos. Es importante acoplarse al rival pero tener una identidad propia y no solo hablando de un sistema concreto, sino del modelo de juego.

En ese sentido, Alessio Lisci ha sido capaz de amoldar a su equipo con distintos dibujos: 3-4-2-1 o 4-3-3. También 4-4-2. Es decir, el Atlético Levante tenía buena identidad más allá del cómo. La preparación de los rivales es algo fundamental y además busca que sus futbolistas entiendan qué se espera de ellos en el fin de semana. Por todo eso, Alessio Lisci se ha ganado siempre todos los vestuarios que ha tenido.

De los puntos fuertes del club dirigido por Lisci, destacamos:

Morales: cada vez que juega contra el Betis, algo le hace convertirse en mucho mejor jugador aún de lo que es (y ya es decir). Sintonía de golazos y buen juego que suele desplegar ante el cuadro de las trece barras.

Sacar orgullo de los momentos más duros. Recuerda mucho esta temporada del Levante a aquella de los 25 puntos del Betis en el que no le salía nada ni tenía la suficiente calidad para salir del paso. Pero en casa sacó orgullo para intentar llevarse algún partido, tal y como a buen seguro hará el equipo valenciano.

En cuanto a los puntos débiles:

Debilidad defensiva: no es un misterio a estas alturas, el Levante cuenta con varios problemas a la hora de defender, ya sea con defensa de cuatro o cinco. Muy propenso al error individual, y así es mucho más complicado sumar.

Aún no ha ganado en Liga. Puede ser una baza peligrosa, porque viene al Villamarín un club herido en Liga, pero a la vez juegan con la presión en contra. Esa ansiedad de no haber conseguido aún la victoria en el campeonato doméstico podría pesarle al rival bético mañana, obligado a hacer un buen partido si quiere intentar sacar algo positivo del feudo verdiblanco.

FICHA DEL PARTIDO DE LA PRIMERA VUELTA

Post del partido
Ficha del partido