Doce años después toca la revancha del EuroBetis. Previa del Real Betis-Sevilla FC

0
1583

El primer derbi llega muy pronto. El ya famoso calendario asimétrico ha deparado la visita del Sevilla al Benito Villamarín, este domingo a las 20.45 horas, en un encuentro al que los rojiblancos llegan más rodados por haber disputado seis eliminatorias previas de Europa League. Para ambas aficiones será un partido raro, que en muchos casos se vivirá desde dos horas antes en los atascos de entrada a Sevilla desde Cádiz y Huelva.

Ambas escuadras se han reforzado en este mercado de fichajes. En el caso del Betis la renovación ha sido importante. El trabajo de Serra Ferrer se ha visto recompensado con la llegada de futbolistas que vienen, a priori, para dar un salto de calidad a la plantilla verdiblanca. William Carvalho en el pivote defensivo, Sergio Canales para la creación, Inui en la banda izquierda y Lo Celso para aportar trabajo y magia son los nuevos estandartes del Betis.

El duelo de este domingo está marcado por los sistemas tácticos elegidos por los dos entrenadores, Quique Setién y Pablo Machín. Aunque el cántabro siempre depara sorpresas en su once, ambos deben partir con un esquema de tres centrales, dos carrileros y variedad de centrocampistas. El Betis se conjura a la intención de mantener el control de la pelota, con Guardado y Canales como jefes de obra y otro volante para surtir de balones a Loren, que apunta a titular en la delantera. Entre Joaquín, Boudebouz e incluso Lo Celso estará el elegido para ayudar en ataque.

El Sevilla, por su parte, llega a este choque tras lograr cuatro puntos de seis posibles en las dos primeras jornadas y después de clasificarse para la fase de grupos de la Liga Europa. Vaclik, André Silva y el recién llegado Promes son los grandes fichajes rojiblancos en este mercado.

Es difícil aventurar lo que puede pasar en un derbi pero habrá que prestar especial atención a las transiciones defensa-ataque. El Sevilla de Machín hace mucho daño cuando roba la pelota en campo contrario y sale con mucha velocidad e intensidad. Precisamente los errores en la salida de balón es el principal hándicap negativo del Betis de Setién, que cuando domina la posesión y ataca con verticalidad es capaz de crear mucho peligro.

Los aciertos en ambas áreas y la capacidad de resistencia física son otros factores que pesarán en el marcador. Un luminoso que no acaba con victoria bética en el Villamarín desde abril del 2006, cuando un golazo de Varela firmó la sentencia. Doce años han pasado y el Betis apela al mayor peso de su masa social y el salto de calidad en su plantilla. Es un EuroBetis y quiere demostrarlo. La parroquia verdiblanca se merece ver ganar los derbis en su feudo y no solo en el estadio contrario. A las 20.45 horas ningún análisis tendrá valor y solo hablará la pelota. Que Dios reparta suerte y que el agraciado sea el Betis.

Opina en el foro