Dos genialidades acercan al Betis a la final. UNOxUNO del Rayo Vallecano -Real Betis

0
8099

 

Un gran Rayo Vallecano llevó al límite al equipo verdiblanco que no supo frenar las acometidas por banda de los madrileños pero sucumbió ante la genialidad de los dos hombres destacados del partido: Borja y William Carvalho. El Betis tiró de oficio y de trabajo para solventar una ida de semifinales durísima. Gran oda al fútbol en Vallecas donde los dos equipos ofrecieron un espectáculo donde los parones brillaron por su ausencia ya que el balón siempre estuvo en juego.

El partido comenzó revolucionado, algo que estimuló a los locales y precipitó a los visitantes. El Betis no entró bien, el ritmo del partido le hizo dudar y equivocarse y se demostró en la primera acción defensiva de Bartra que despejó realmente mal y se confirmó en la primera llegada del Rayo al área donde todos los jugadores que intervinieron del Betis lo hicieron tomando la peor decisión defensiva de todas. Primero Juanmi perdiendo un balón demasiado fácil, segundo Alex entrando precipitadamente, tercero Rui Silva dudando en salir y por último Sabaly perdiendo la marca del goleador.

El Rayo salió poniendo todo y el Betis, por primera vez en esta Copa, se sintió totalmente sobrepasado por el ritmo del partido debido a que la presión y la responsabilidad les pesó más que les soltó. El Betis tuvo que sobrevivir al comienzo y poco a poco empezó a encontrar su juego, a tranquilizarse y encerrar al Rayo liderados por Fekir.

Y lo encontró pasados los quince minutos. Respiro, se tranquilizó y dominó. Pronto empezaron a aparecer Guido y William para hacer el centro del campo suyo, el Betis se hizo con el partido y encerró al Rayo en su área. La tuvo Juanmi en una jugada brillante con Carvalho pero fue Borja Iglesias en una espectacular jugada individual quien empató un partido que no estaba dejando indiferente a nadie.

Un partido donde el Betis sí despertó y se tranquilizó en ataque pero en defensa continuó siendo un flan. La presión del Rayo tan intensa ponía siempre en un compromiso a los defensores verdiblancos y provocaron infinidad de errores atrás que pudieron costar más caro. Aparte que el Rayo encontró un agujero en banda izquierda debido a que Sabaly estuvo mal y, además, estuvo solo. La ayuda de Ruibal no llegaba y el Rayo atacaba fácilmente por su zona más dominante.

El partido se dio un respiro, lo necesitaba, tras el pitido final de la primera mitad y los equipos volvieron con la misma intensidad en la segunda mitad. Y con las mismas intenciones: atacar encarecidamente por los dos costados.

El Rayo siguió con la misma intención de atacar por el costado izquierdo donde Ruibal no corrigió su error de la primera mitad y los dos García del Rayo hacían el 2vs1 a Sabaly constantemente provocando que Guido tuviera que llegar siempre a la ayuda y desnivelar el equilibrio del equipo. Un déficit evidente que debía cambiar Pellegrini porque estaba costando demasiado al equipo.

El Rayo estaba creciendo en el partido y agobiando al Betis con una activación de presión tras pérdida muy alta mientras los de Pellegrini encontraban fórmulas para frenar la sangría por los costados y salir. Y cuando más estaban sufriendo los verdiblancos apareció William Carvalho en una jugada que se recordará durante muchos años para acercar al Betis a una final.

El partido terminó con el mismo ritmo con el que empezó pero con los papeles cambiados: el Betis convirtió finalmente esa presión en control y el Rayo cambió ese ímpetu inicial por una precipitación en su fútbol que le impidió llegar con claridad al área rival salvo en esa jugada final.

 

 

El uno a uno:

  • Rui Silva (7): Falla en el primer gol, aunque fue también un error colectivo, pero salva el empate con una milagrosa parada. Se mostró muy seguro tras el primer gol.
  • Sabaly (5): Aunque mejoró en la segunda mitad, se vio totalmente superado por Álvaro y Fran durante todo el encuentro. Además en ataque estuvo bastante flojo y mostró muy poca conexión con Ruibal. Se comían el espacio entre los dos y nunca tomaban una decisión correcta conjuntamente.
  • Bartra (7): Su ímpetu y sus ganas a veces se le volvieron en su contra como el despeje al principio del partido o el del final pero en líneas generales mostró una versión muy fiable y fue el mejor defensor del equipo. Gran actuación frenando a los delanteros rivales.
  • Victor Ruiz (6): Estuvo un escalón por debajo de Bartra, su falló en la marca casi cuesta un disgusto final en esa última parada de Rui pero también completó una buena actuación.
  • Alex Moreno (7): Buen partido del lateral, frenando una de las armas ofensivas del Rayo como es Isi. Además dio siempre alternativa positiva en ataque.
  • Guido (8): Uno de los partidos donde más ha trabajado y menos se ha visto. Llegó a todas las coberturas de sus laterales y siempre estuvo bien posicionado para evitar las segundas jugadas en centros laterales.
  • William Carvalho (9): En verdad su partido no estaba siendo tan redondo como el que hizo hace unas semanas en el mismo escenario pero su gol lo cambia todo. Es un gol que vale una final Y qué gol.
  • Aitor Ruibal (4): El Betis sufrió por el costado derecho y él no llegaba a la ayuda de su lateral. Tampoco produjo en ataque lo suficiente para solventarlo. En la segunda mitad mejoró pero se mostró la pieza más débil del ataque verdiblanco.
  • Juanmi (5): No fue su partido. El Rayo obligaba a los extremos del Betis a estar muy encima del lateral y el esfuerzo para Aitor y para él les penalizó tantísimo en ataque. Y si en las que tiene no pone en aprietos al lateral, el partido se complica de sobremanera. Aún así tuvo una clara en un desmarque y un control sobresaliente que echó a perder en la finalización.
  • Fekir (8): Trabajo y calidad a disposición del equipo. Implicadísimo con este club llevando el brazalete de capitán. Quién si no. Demostró que merecía llevarlo por el partido que hizo. Pero Nabil es Nabil y abusó a veces de balón en ataques muy claros donde finalizó él teniendo a compañeros mejor posicionados.
  • Borja Iglesias (10): Su partido es una masterclass constante. Enorme trabajo de espaldas dando aire a un equipo en los peores tramos, se peleó y se fajó constantemente con los defensas y se sacó un gol de la chistera. Un gol de un delantero que vale lo que costó.
  • Tello (6): Mira que salió bien, mejoró a Juanmi y provocó llegadas peligrosas pero se le vio realmente muy fatigado cuando llevaba muy poco en el partido. Y en los últimos minutos hubo momentos donde su velocidad pudo haber hecho más estragos.
  • Bellerín (6): Apenas tuvo diez minutos y salió para doblar la banda derecha y frenar el costado peligroso del rival.
  • Edgar (SC): Salió para frenar el partido y meter más centímetros en el área verdiblanca.

Post del partido
Ficha del partido