Ejercicio emocionante de supervivencia en medio del caos. UNOxUNO Real Betis – Sevilla FC

0
12384

Edgar se erige héroe en una tarde que comenzó de la mejor manera y que, entre el propio Betis y el colegiado, terminaron por complicar de una manera donde el central de Barcelona tuvo que apagar incendios durante toda la segunda mitad. Ejercicio físico brutal de un Betis que disputó 45 minutos con nueves jugadores y solo fue derribado por un gol imposible.

El resultado es positivo, pero hay demasiados peros. El Betis debió ganar, casi se lleva los tres puntos, pero pareció hacer todo lo posible para no hacerlo. No se puede competir un puesto de UCL siendo el tercer o cuarto partido de la temporada con expulsiones tempranas y, en esta ocasión, fue por salir con demasiada intensidad a un partido donde eran netamente superiores a su rival. Y lo demostraron en el 11 vs 11.

Y es que el Betis entró muy bien al partido, frenó y borró del mapa el plan inicial de Sampaoli de enfriar el partido con posesiones largas. El Sevilla hizo una, el Betis robó se acercó al área con peligro, el Sevilla agachó orejas, empezó a lanzar balones largos y a cerrase con una línea de 5 con Jordán de tercer central.

El Betis salió con una presión altísima llegando hasta a Bono para que este tuviera siempre que lanzar en largo. Así el Betis dominó, fue muy superior y debió marcar en varias de las ocasiones más claras del partido que vinieron casi todas en transiciones rápidas de balón.

El balón no entró y el Sevilla volvió al plan inicial y niveló el encuentro a la mitad de la primera parte, sobre todo, a raíz de frenar el juego del Betis con varias faltas y tras el error grosero de Pezzella que casi cuesta el gol. El partido se igualó… y Montiel lo volvió a desnivelar con una entrada que debería costarle muchos partidos.

Al Betis se le ponía de cara el partido y más cuando toda la suerte que le había faltado en el palo al lanzamiento de falta de Fekir llegó de golpe para que Navas, justicia poética, marcase para el Betis. Los de Pellegrini lo tenían todo para ganar, pero no contaba con que Sánchez Martínez (vía VAR) estaba en el césped del Villamarín para expulsar de manera bastante injusta, que se ve simplemente si has jugado medianamente al fútbol, a Fekir.

Y llegó la segunda mitad y vino el caos. La tuvo Alex para abrir distancia, pero Bono la sacó como había sacado a Borja justo antes del final de la primera mitad. Y el mismo delantero se equivocó, y él lo supo al instante, y dejó al equipo con nueve. Un contexto en el que solo quedaba sobrevivir porque era demasiado tiempo y defender con nueve es una misión suicida.

Pero el Betis resistió y cedió muy pocas ocasiones a un Sevilla rácano y sin ideas donde solo Lamela, por medio de su calidad, generaba algo a nivel ofensivo para los de Sampaoli. Y en esas apareció la figura de Gudelj, la que desequilibró el derbi.

Fue el arma que nadie contaba, pero la que rescató el punto al Sevilla que se estaba estrellando una y otra vez por la fantástica actuación de Edgar. El jugador serbio del Sevilla comenzó a ocupar zonas avanzadas del campo y siempre estaba libre ya que venía de atrás y nadie se podía hacer cargo de su marca. Así llegó el gol y sus dos ocasiones que pudieron costar muy caro. Lo que tiene jugar con nueve.

No entraron y el Betis salvó un punto que sabe bien, que pudo ser mejor (y faltaron pocos minutos), pero que deja un sabor amargo de un partido que nuca se debió escapar.

El uno a uno:

  • Bravo (7): No puede hacer nada en el gol y dejó una mano salvadora al final. Se le vio poco acertado en su desplazamiento en largo en el partido.
  • Sabaly (8): Hizo un enorme partido y es que en los partidos intensos y donde el físico es una ventaja, el lateral sube enteros. Bien en ataque, bien en defensa.
  • Pezzella (6): Va a un error grosero por partido y ya han costado puntos. Hoy se la salvó Edgar. Aprueba por el ejercicio defensivo de la segunda mitad donde él también tiene parte de responsabilidad.
  • Edgar (10): El Betis salió con un punto, de pie y vivo gracias a su actuación. En contextos de asedio es un seguro de vida. Recital defensivo a todos los niveles.
  • Alex Moreno (6): Se le vio menos certero en sus ataques y tuvo la ocasión para desequilibrar el partido en una gran acción individual.
  • Guido (6): Partido de los de apretar los dientes y sufrir y en ellos Guido siempre es un valor. En la primera mitad se le vio algo menos con el balón.
  • William Carvalho (6): Es el que lee el desmarque a la espalda de Canales en el gol. Con balón, bien. En el contexto con nueve estaba claro que el Betis necesitaba otra cosa.
  • Canales (8): Junto a Edgar quien hizo mantener al Betis en pie. Encontró el hueco en gol, dio una asistencia que bien pudo valer el segundo a Borja y luego fue lo único del equipo con nueve.
  • Fekir (4): No estaba destacando en el partido y cometió un error que con un árbitro deseoso de expulsar a alguien no puede hacer (aunque no sea roja).
  • Aitor Ruibal (6): Mezcló acciones muy interesantes a nivel ofensivo generando ocasiones claras con otras bastante deficientes como perdidas de balón en transiciones y ese fallo en una ocasión clamorosa.
  • Borja Iglesias (4): Hizo una buena primera mitad y pudo marcar el 2-0 pero su expulsión costó demasiado al equipo, fue muy estúpida y él mismo lo sabía.
  • Luiz Henrique (5): Dejó detalles y alguna jugada interesante pero el doble nueve del Sevilla hizo que tuviera que jugar casi todo el partido de carrilero.
  • Guardado (5): Salió para estructurar más el equipo en el medio del campo.
  • Willian José (SC): Apenas tuvo cinco minutos y apenas tocó un balón.

CompeticiónPost del partido ➡   Ficha del partidoGalería