El Betis, una máquina de competir y ganar. Real Betis – Ludogorets 1945

0
12392

El #Betis se ha convertido en una máquina implacable de tumbar rivales.
De mil y una formas distintas: gana, gana y vuelve a ganar.
Los 8 cambios en la alineación volvían a dejar claro que Pellegrini confía en todos sus hombres.
Es fácil caer en estos ‘partidos trampa’. Sin embargo, y aunque no sin sufrir, los futbolistas del #Betis se han tatuado las palabras 𝒄𝒐𝒎𝒑𝒆𝒕𝒊𝒓 y 𝒈𝒂𝒏𝒂𝒓 a fuego.

Lejos de su mejor versión, volvieron a mostrar una capacidad bestial de castigar al contrincante.
Los goles de los búlgaros llegaron cuando más dominado estaba el choque.

En el intercambio de golpes, el que más calidad tiene suele decantar la balanza.

xG: 1.05 – 0.70. @FotMob

 

𝐁𝐫𝐚𝐯𝐨: quizá se queda un poquito corto en los goles recibidos. Antes había destacado con paradas de mucho mérito. En los minutos finales no le tembló el pulso. Seguridad para embolsar todo lo que pasaba por el área. Brillante con los pies para encontrar opciones en largo.

𝐑𝐮𝐢𝐛𝐚𝐥: Salió airoso ante Despodov y Rick, que no se lo pusieron fácil. Se entendió bien con L.H. En el descuento estuvo colosal con tres acciones de raza. Eso sí, Gropper le gana la espalda en la ocasión más clara de los visitantes. Estadísticas top en defensa.

𝐋.𝐅: su determinación en cada acción es oro puro. Maneja las situaciones de peligro con solvencia. Con balón, eficaz y eficiente. Hace fácil lo difícil.

𝐄𝐝𝐠𝐚𝐫: tuvo algún problema para parar a Igor, pero en general estuvo realmente bien. Poderoso en la anticipación, donde arriesgó y ganó. Con balón es un seguro. Siempre da una salida limpia saltando líneas.

𝐌𝐢𝐫𝐚𝐧𝐝𝐚: solidísimo en el 1×1. Pese a las dos asistencias, diría que en este caso anecdóticas por la forma, le faltó profundidad para castigar el flanco izquierdo. En general, aseado.

𝐏𝐚𝐮𝐥: de más a menos. Empezó dominando el centro del campo; abarcando, anticipando, controlando, dando una salida a cada balón… Después, se quedó muy cortito para frenar el dominio búlgaro en ciertos tramos. Amarilla evitable.

𝐆𝐮𝐚𝐫𝐝𝐚𝐝𝐨: para mí, el Principito es el MVP. Ganando duelos; liderando al equipo en los momentos difíciles; recuperando balones en situaciones de dominio rival; dando una clase magistral en la circulación de bola… un espectáculo. Decisivo en el robo del 1-0.

𝐋.𝐇: imparable. En la primera parte dio un clinic de recursos técnicos para volver loco al rival. Es diferente: nunca se esconde, siempre busca las acciones que llevan peligro… mejora cada día. Buena conexión con Aitor, a quien ayudó con acierto en defensa.

𝐂𝐚𝐧𝐚𝐥𝐞𝐬: sus conducciones son una delicia para el espectador. Cuando tiene el balón el Villamarín enmudece. Siempre pasa algo, y siempre pasa algo positivo. Gol, 3 pases claves, 5/5 en pases en largo…

𝐉𝐨𝐚𝐪𝐮𝐢́𝐧: jugador de leyenda. Más allá del golazo, que con 41 años pueda rendir a tan alto nivel es digo de alabanza. Talento puro. Cada quiebro, cada toque, cada pase, cada disparo es una caricia al balón. 𝐖.𝐉: palizón físico, sobre todo a partir del 3-2. Se desfondó en el césped. Sin fortuna para ponerse cara a gol, fue capaz de generar tres pases que acabaron en disparo.

𝐑𝐨𝐝𝐫𝐢: impecable con la pelota.

𝐆𝐮𝐢𝐝𝐨: pura jerarquía. Cuando ingresó al campo el centro del campo pasó a ser de dominio local. Da igual dónde esté, siempre aparece pegado al jugador que tiene el balón. Criterio para dinamizar el juego.

W.𝐂: en poquitos minutos dejó patente su calidad.

𝐏𝐞𝐳𝐳𝐞𝐥𝐥𝐚: mide mal en la salida del córner que termina en el 3-2.

𝐀́𝐥𝐞𝐱: defendió bien las contadas acciones que tuvo.

𝐏𝐞𝐥𝐥𝐞𝐠𝐫𝐢𝐧𝐢: volvió a completar una rotación masiva y le salió bien. 6/7 partidos ganados en este inicio de campaña. Brutal.

CompeticiónPost del partido ➡   Ficha del partidoGalería