El inicio de una nueva y necesaria mentalidad. Previa Deportivo Alavés – Real Betis

0
935
Llegó el día. Ha sido un período de vacaciones breve, pero intenso, pues los equipos han tenido que preparar la nueva campaña con muy poco espacio y bajo el panorama de una pandemia que ha afectado en todos los aspectos. Sin embargo, todo eso no ha podido con LaLiga, que ha dado su pistoletazo de salida este mismo fin de semana y Real Betis y Alavés se verán las caras en Mendizorroza en esta primera jornada. Aun así, el ambiente seguirá siendo diferente, pues la esencia, la de los aficionados, seguirá faltando. 
 
Un estreno que promete ambición
 
El Real Betis, después del gran fracaso de la campaña pasada, necesitaba muchos cambios. Algunos pueden producirse, otros generan más dudas. Parece que el gen ganador ha calado en lo más hondo de la plantilla, o al menos eso han querido demostrar mediante palabras. Sin embargo, las obras que valdrán serán las que se vean sobre el terreno de juego. En la pretemporada, Manuel Pellegrini, quien se estrenará de manera oficial en tierras vascas, ha hecho pleno de victorias y se ve a sus pupilos con más actitud y con otra mentalidad a la que se vio en los últimos meses de competición. 
 
Temporada nueva, vida nueva. No obstante, no hay que hacer borrón. Los errores del ayer tienen que servir para el crecimiento del mañana. El objetivo vuelve a ser meterse en puestos europeos, aunque el Betis cuenta con algo en contra: la escasez de recursos económicos en su arcas. No se ha reforzado todo lo que se debería la plantilla, aunque habrá que ver las sensaciones que dejan las nuevas incorporaciones. Además, Paul, canterano, y Aitor Ruibal, quien estaba cedido, se han ganado la confianza del técnico chileno y estarán frente al Alavés. Las bajas seguras son las de los lesionados Camarasa y Dani Martín y el sancionado Juanmi. 
 
Otro nuevo proyecto

El Alavés tampoco vivió su mejor temporada 2019/20. De hecho, tuvo un final un tanto agónico. Por ello, de cara a esta nueva oportunidad en Primera División, ha decidido cambiar de rumbo y apostar por un relevo en el banquillo. El domingo en Mendizorroza habrá un segundo estreno oficial, el de Pablo Machín a la cabeza de ‘El Glorioso’. No obstante, no llega con tan buenas sensaciones como Pellegrini para su arranque en la competición doméstica, pues, de los cuatro amistosos disputados en pretemporada -sin contar el enfrentamiento contra su filial-, no ha conseguido llevarse ni una victoria. 
 
Como el resto de equipos, el Alavés también ha aprovechado el verano para reforzarse. El último en aterrizar en el norte de España para unirse a sus filas ha sido Lejuene, el central cedido por el Newcastle. Al no haber entrenado con el resto de sus nuevos compañeros, es muy difícil que vaya a participar en esta primera jornada, en la que tampoco estarán los lesionados Manu García y Adrián Marín. Sí puede ser la oportunidad para probar a otras incorporaciones como la de Rodrigo Battaglia. 
 
Un primer capítulo con final abierto
 
El nivel de ambos equipos no fue el mejor durante la campaña pasada, aunque el Alavés salió mejor parado de sus citas frente a un Real Betis bastante perdido. En el partido de ida, los pupilos béticos se tuvieron que conformar con un empate de Mendizorroza gracias a un tanto de Emerson. Sin embargo, no corrieron las misma suerte en un Villamarín ya vacío por la COVID-19. El 1-2 en la capital hispalense fue el rescate definitivo del Glorioso para seguir en la categoría de oro. 
 
El de este domingo es el primer duelo de muchos, pero no hay nada como empezar con una alegría que siga aumentando esas ganas y esa mentalidad que consiste en ganar, ganar y volver a ganar. Las tierras vascas y este rival no son plato de buen gusto para el Real Betis, pero quizás haya que romper con esos precedentes para demostrar todo eso que la afición espera de la plantilla y ese discurso que han implementado en estas últimas semanas. El Alavés-Betis: un duelo de estrenos, un nuevo comienzo, dos equipos obligados a hablar sobre el campo.