El niño prodigio ante la invisibilidad

0
6814

Alguien que ha sido capaz de conquistar tantas miradas no merece quedarse en la oscuridad. Ahora mismo, su sitio no está en un segundo o tercer plano, sino incluso en un cuarto. Y quizás sea algo injusto para un jugador que ha conseguido llevarse los aplausos o los elogios brillando con el filial. No hay duda de que el Real Betis quiere cuidar a su cantera y formar un equipo competitivo, pero ahí también entran en juego piezas tan importantes como lo ha sido Raúl García de Haro.

Este chico ya ha hablado sobre el terreno de juego. Ha demostrado tener un talento innato, un olfato goleador que solo tienen algunos privilegiados. Sus tantos le han dado muchas alegrías al Betis Deportivo, ayudando a conseguir grandes objetivos como los que se han vivido recientemente. Ha sido partícipe de un filial que ha hecho historia. Ha sido uno de los nombres propios de tantos éxitos y celebraciones. Y mientras compañeros suyos encuentran minutos a las órdenes de Manuel Pellegrini, él se ha quedado apartado de los focos, en la oscuridad, sumergido en una especie de invisibilidad para el técnico chileno.

Es cierto que no se duda del entrenador. Que él ve el trabajo diario y sabe bien lo que hace. Sin embargo, hay muchas preguntas que quedan en el aire. A pesar de haberle llamado, ¿por qué no ponerle a prueba? ¿Por qué no tantearle en los amistosos? ¿Por qué ponerle a calentar y luego no darle minutos? Son muchos los béticos que quieren verle en acción con algo más de responsabilidad.

Además, visto lo visto, podría sorprender. Loren y Juanmi no están respondiendo según lo esperado. El gol se le ha resistido a los de las Trece Barras hasta que Borja Iglesias explotó y comenzó a sacar su mejor versión. Aun así, hacen falta piezas que respondan en el ataque y llenen el casillero de goles a favor, sobre todo con una defensa tan blandita. Puede que esa pieza no sea Raúl, pero, ¿y si sí? Después de la huella que ha dejado a las órdenes de Manel Ruano, se merece una mínima oportunidad para ver qué es capaz de hacer antes de que ponga rumbo a otro lugar y sea demasiado tarde para arrepentimientos. Si funciona, el beticismo estará de celebración. Si falla, entonces será cuando se deba mirar más alternativas.

Raúl: “Mi sueño es llegar a formar parte de la primera plantilla del Betis”

FICHA DE RAÚL