El Yo acuso del Real Betis – Girona CF. Abonados a ganar

0
12358

Quien inventó lo de “partido trampa” se refería al Betis-Girona seguramente, en principio dada la fiabilidad de nuestro Betis, parecía iba a ser un paseo militar que encontró respuesta pronto en un error de coordinación defensiva que Reinier supo encontrar el hueco dejado por Luiz Felipe y Alex Moreno, asistiendo para el 0-1, tocaba remar, pero si algo ha demostrado este equipo desde hace ya temporada y media es que lo que antes era irreversible ahora no es más que un dolor pasajero que se solventa con la contundencia arriba que otorga en mejor delantero español del momento. Todavía se tiene que estar arrepintiendo el vocero aficionado que lo encumbró con la frase ¿Cuántos goles lleva el Panda?, a tragar toca, pero que no se apure el hooligan, que en esas tragaderas le acompaña también quienes lo criticaron, en concreto ciertos predicadores telemáticos a voz chillona, será que compartían “sabiduría” y micrófono…

            En lo concerniente al encuentro hay que decir, que el visitante se erige en el equipo que mejor ha tratado la pelota esta temporada hasta ahora, con dos jugadores sobresalientes Aleix García y Oriol Romeu que marcaron el tempo del partido, con un Riquelme acertado en ataque, dominando la posesión de balón con mucho sentido, con salida impecable de la pelota, sobre todo en el primer tiempo, 5-3-2 que devenía en 3-4-2-1, cuyos carrileros asomaban mucho en ataque muy acertados ambos, tanto Arnau (suyo es el gol) como Miguel Gutiérrez, al que a buen seguro el Girona sacará réditos en la compraventa, es un lateral que en caso de la salida de alguno de los nuestros me hubiera gustado como sustituto, centra bien, compite y no deja desguarnecida la defensa. Como acusación particular, nuestro mediocampo no estuvo a la magnifica altura que viene siendo habitual ni Carvalho ni Guido, por el calor o por la cercanía a la convocatoria de sus selecciones o simplemente por acierto del rival. Ante un mediocampo perdido, el Betis sufre mucho, no roba en campo contrario y por tanto el inicio de ataque en estático se hace desde muy atrás, permitiendo el repliegue del Girona que ponía dos líneas de defensa con mucha dificultad de atacar, sobre todo al ritmo que se jugó el domingo.

            Otra nota a tener en cuenta es acerca de nuestro 10, Canales no puede porque al final le falta la chispa necesaria, correr tantos esprines de 40 metros, porque le pasará factura, tanta generosidad debe ser atenuada con inteligencia, que corran los que no saben Don Sergio.

            No obstante todo lo anterior, el partido se igualó rápido en penalti claro a Rodri que transformó Borja Iglesias, toda una garantía desde el punto de penalti. Luego del empate todo fue más plano, e incluso me atrevería a decir que las ocasiones lo fueron por parte de los visitantes, justo hubiera sido el empate en honor a la verdad, pero dos circunstancias hicieron que así no fuese, primero la salida de Ruibal que contagia a los demás con su energía, actitud y competitividad, de momento se ha ganado a pulso ser el lateral derecho titular, y por otro lado que quien tiene gol es el jugador caro y ese no es otro que el mejor de los 22, Borja Iglesias, que aprovechó un error en un pase a los centrales para primero hacerse el hueco y luego encarar en carrera al portero, 2-1 y final con sufrimiento. Hay que decir que tras un trabajo excelente de la dirección técnica desde hace mucho, el Betis, por siempre Real Betis Balompié sin más polémicas, sabe sufrir para ganar, que es lo que siempre busca y no de cualquier manera. Nos hemos abonado a ganar, el equipo campeón de Copa sabe y quiere, y además los rivales conocen de la circunstancia que, para ganarles, no pueden cometer errores porque este equipo los aprovecha sin compasión. Se sienten ganadores y lo exhiben en cada partido sea quien sea el rival.

            A seguir ganando, que para eso nos hemos abonado a ello.

CompeticiónPost del partido ➡   Ficha del partidoGalería