En el área manda el Betis. UNOxUNO del Levante UD – Real Betis 2-4

0
8076

En un encuentro donde el Betis no estuvo fino en su juego y penalizó al rival por su fragilidad y no por un gran fútbol, el Betis volvió a marcar cuatro goles a domicilio. El Levante hizo mucho daño a los de Pellegrini por fuera pero demostró su poca fortaleza mental por el contexto en el que se encuentra a la hora de finalizar jugadas y de defenderlas. William Carvalho volvió a brillar en un partido donde también destacaron Edgar y el de siempre, Fekir.

Parecía un día propicio para una rotación masiva en el once verdiblanco pero Pelegrini optó por una opción media: dejando lo que mejor funciona y, sobre todo, dejando a sus jugadores más en forma en el campo. Y el equipo respondió rápido. El betis olió la sangre de un equipo totalmente herido y hundido y le penalizó en cada acción ofensiva que llegaba.

Cada vez que Carvalho rompía líneas el Betis creaba peligro. En el primer gol se juntaron los tres más en forma, Borja de espaldas, titánico, dejando de cara a quien para el rival nunca puede jugar de cara, Carvalho que encontró a Fekir liberado en carrera. A partir de ahí, el francés corrió y se atrevió. Y cuando el fútbol te está de cara y lo buscas, te recompensa. Y el Betis que ya estaba dominando, se puso por delante.

Y el contexto no podía ser más favorable. Los béticos, y este propio Betis, han vivido en el contexto autodestructivo que estaba el Levante. La frontera del primer gol y las desconexiones tras él. Y a partir de ahí el Betis cada vez que cruzaba el centro del campo con el balón iba en superioridad numérica y en superioridad mental. Los béticos confiaban y volaban, los granotas temblaban ante cualquier ataque. En el segundo gol, cinco béticos atacaron el balón tras el rechace, los granotas esperaron. En el tercero, se quedaron mirando como Carvalho, con tranquilidad ponía el balón fuera del alcance de Cardenas.

El Betis penalizaba cada llegada, el Levante llegaba bien por fuera (De Frutos hizo un gran partido) pero no le salía nada en el área. Hasta el tercer gol y la desconexión defensiva del que se cree vencedor antes de tiempo. El Betis se relajó y lo acabó pagando. Dando vida a quien ya estaba muerto. Tocaba seguir apretando.

Y el Betis hizo todo lo contrario. Salió muy mal en el segundo tiempo, perdiendo balones de manera ridícula y otra vez el Levante encontró el agujero entre Bartra y Alex. El Levante se acercaba a un partido que el marcador llegó a reflejar un 0-3 pero que no estuvo nunca nada desequilibrado por el Betis.

Pero claro, el Betis en ataque está de dulce y cuando tienes a un jugador como Fekir siempre vas a estar cerca del gol. El francés tardó un minuto en colocar una falta en el ángulo. El Betis volvió a poner tierra de por medio por su enorme pegada no por su control del partido.

Tras el segundo de Fekir el Levante bajó mucho los brazos y el Betis con Carvalho liderando se hizo con el control del partido de manera completa. Se vieron ya signos de cansancio rival, ya no corrían para defender y el Betis atacaba y llegaba muy fácil apenas sin darle velocidad a su fútbol. Las tuvieron los de Pellegrini pero todo lo que entró en la primera no entró en la segunda y no cerró el partido.

No fue el Betis quien lo cerró, fue un Soldado que entró revolucionado y dejó una de las entradas más feas del fin de semana. El Levante se terminó por autodestruir en un partido que disputó, que tuvo buenos tramos pero su fragilidad, y la facilidad del Betis para generar goles, le pasó muy por encima.

El Betis a seguir sumando. No se puede jugar bien todos los días. Pero mientras gane todo será secundario.

El uno a uno:

Rui Silva (5): No estuvo muy fino hoy en la portería y dudó en varios de los muchos centros laterales que hizo el Levante hoy. Pudo hacer algo más en el segundo gol.

Bellerín (5): Tampoco fue su día. A nivel defensivo estuvo bastante flojo y no sumó tanto en ataque como acostumbra. Fue bastante débil en varias disputas de balón.

Pezzella (5): En balones parados en ataque es un baluarte pero su trabajo defensivo suele dejar algunos tramos con dudas. Hoy volvió a suceder. Cada centro lateral era un sufrimiento para el argentino.

Bartra (5): Tampoco fue el día de Bartra aunque tuvo tramos realmente positivos, el espacio entre Alex y él fue una autopista para el club granota. Además en el primer gol se relaja de una manera muy evidente llegando tarde a la ayuda.

Alex Moreno (5): Pese a que la mayor parte del peligro rival llegó por su zona, el problema central fue la tardía llegada de una ayuda a su espalda y no del propio Alex que en el uno vs uno paró bien a De Frutos. En ataque siempre dio vuelo al equipo ocupando zonas ofensivas.

Edgar (8): Su partido con el balón fue sobresaliente. Sin él, se le vio algún detalle que pudo complicar al equipo. Llegando tarde a las ayudas o estando mal posicionado. Marcó un buen gol, y pudo dar otros dos más si los delanteros hubieran acertado. Cumple donde se le ponga.

William Carvalho (9): Está a otro nivel. Y a otro ritmo. Se juega a lo que quiere y como quiere. Mete el balón al espacio siempre en condiciones de ventaja para su compañero y ya si le sumamos que empieza a anotar… De dulce.

Tello (6): No hizo un mal partido pero hace un tiempo que no se ve su explosividad. Parece encadenado. Estuvo bien posicionado y ayudó al equipo en defensa. Pero parece falto de confianza para encarar que precisamente es su mayor fuerte.

Rodri (5): Oportunidad pérdida del canterano. Empezó con ganas, pidiendo el balón y participando pero fue desinflándose y pasando desapercibido en un partido que debía ser para él.

Fekir (9): Está con la flechita roja para arriba y además con la confianza de sumar los galones y la responsabilidad de este equipo. Se creyó su disparo en el primer gol y se inventó el cuarto cuando el equipo más lo necesitaba.

Borja Iglesias (7): Buen partido del panda pese a no marcar, y eso que la tuvo muy clara. Su pelea constante y su gran dominio de espaldas es importantísimo.

Guardado (5): Sus minutos no pudieron ser más planos. Extraño en él que fallase tantos pases en tan pocos minutos.

Willian José (5): Apenas tuvo ocasiones para rematar y la que tuvo, que era gol, Aitor no se la pasó. Era un gol para aumentar la confianza.

Lainez (6): Con las mismas ganas que Rodri y con algo más de intención. Encaró, se fue y buscó el disparo.

Aitor (5): El partido estaba sentenciado pero la ocasión que no da el balón claro a Willian José no se puede permitir, era un gol muy claro.

Post del partido
Ficha del partido