Jorge Molina: «Desde la distancia, me siento como un bético más»

0
747
Hay jugadores que dejan su marca en un club por el que han pasado, sobre todo cuando son capaces de ganarse el cariño eterno de toda una afición. Ese es el caso del actual delantero del Getafe y ex del Real Betis, Jorge Molina, quien concedió una entrevista a «El Desmarque» y volvió a dejar en evidencia, una vez más, el gran sentimiento que lleva dentro por el equipo de las trece barras.
 
El azulón reconoció que, cuando habla del Betis, lo hace como si fuese su equipo. «Desde la distancia, sí es verdad que me siento como un bético más. Le deseo que le vaya lo mejor posible», añadió. Asimismo, cree que sus sucesores en la punta del ataque pueden cumplir con creces: «Tiene delanteros buenísimos. Borja lo ha mostrado estos años anteriores. Este año no está teniendo fortuna de cara a gol pero me parece un futbolista espectacular, muy bueno. Seguro que va a dar muchas alegrías a los béticos. Loren ya lleva unos años marcando muchos goles».
 
Ese cariño que se llevó, y sigue teniendo, de la afición verdiblanca le genera una gran alegría: «Al final creo que vas por los clubs y lo más bonito que te puede pasar es que la gente te recuerde con ese cariño». Lo recibe cuando visita el Villamarín, Sevilla e, incluso, por las redes sociales, pero algunos también se lo demuestran cuando ve puerta con el Getafe: «Me escriben muchos béticos cuando marco gol, que se alegran mucho cómo me va. Es lo más bonito que le puede pasar a cualquier futbolista, que pasen los años y le sigan recordando con ese cariño».
 
Sin embargo, lo que más destaca es la manera que hay en la Avenida de la Palmera de vivir el fútbol: «Creo que lo que más te marca es la pasión con lo que vive la gente el fútbol y el Betis. Lo viven de una manera muy especial, que es muy difícil que lo vivan en otros sitios de España. Eso te lo contagian, te hacen vivir experiencias únicas». Por esta razón, tiene que claro que cuando juegue el fútbol será uno más entre las gradas del Benito Villamarín.
 
Dejando a un lado sentimientos y emociones, también hubo cabida para recordar a un gran compañero como fue Rubén Castro: «Estoy muy contento de haber compartido con él relación, no sólo en el campo sino fuera. En el campo se trasladaba lo de fuera. Es un jugador espectacular, he aprendido mucho de él. No he visto a nadie definir como Rubén Castro y de los compañeros que he jugado es el mejor». 
 
A la pregunta de si la etapa de los dos delanteros se acabó pronto, la respuesta fue clara: «no». Según Jorge Molina, este deporte se basa en eso, en etapas, y no está «contento con esa última temporada» en el Betis. Además, se encuentra bien en tierras madrileñas: «Pasé seis años maravillosos, estoy muy contento de lo que he vivido, pero ahora estoy en el Getafe y me han tratado fenomenal. Estoy muy contento de lo que estoy consiguiendo y haciendo aquí».
 
Respecto a los objetivos del equipo bético, y para terminar, afirmó que «es verdad que ahora no se están cumpliendo los objetivos». «Hay margen de mejora y es un poco raro, una situación anómala, y la cosa puede cambiar mucho de aquí al final», concluyó.