La alegría ni se huele 0-1. Crónica Betis Deportivo – Sevilla Atlético

0
8096

El Betis Deportivo se enfrentó esta semana a un derbi aplazado que había que recuperar. Además de ser un partido de emociones fuertes, también lo era de necesidades. El puesto de farolillo rojo es una agonía y, con un nuevo resultado negativo frente al Sevilla Atlético, no tiene pinta de que vaya a acabar. Lo mejor que puede ocurrirle a los de verdiblanco es que se haga corto el tiempo que resta y termine la temporada.
 
Es cierto que los de Del Pino comenzaron apretando. Llegaron con peligro al área sevillista, pero la evidente falta de gol y de acierto hicieron que perdonaran una y otra vez como lleva ocurriendo jornada tras jornada. Desde luego que la suerte no es algo que acompañe al filial bético, que lamentó la expulsión de Tavares por doble amarilla en el 40 y vio como el esférico, ya en la segunda mitad, se topaba con el larguero en una oportunidad clara de Luis Martínez para ponerse por encima en el marcador.
 
La inferioridad numérica sobre el terreno de juego y algún que otro factor continuaron marcando esta segunda parte. Tres minutos después del paso por vestuarios, Nacho Quintana consiguió poner por delante al Sevilla Atlético en el electrónico. Tras esto, ya no hubo mucho más que hacer. El Betis Deportivo aguantó como pudo con uno menos sobre el césped mientras que los rojiblancos conservaron ese resultado a favor en lo que restó de tiempo, que no fue poco. 
 
Tras esto, se consuma aún más el desastre que es a día de hoy el filial de las Trece Barras mientras que el sevillista lucha por la permanencia en Primera RFEF. Ni la vuelta de Raúl al once inicial ni el plan que intenta llevar a cabo Del Pino da resultado para intentar lavar un poco la imagen de un Betis Deportivo que parece haber agotado ya todas sus balas. Sólo queda esperar a que acabe esta pesadilla.