La Copa como remedio al desastre de Huesca. Previa Real Betis – Real Sociedad.

0
275

El nuevo año no ha cambiado la condena del Real Betis en Liga, por lo que la Copa del Rey se presenta como alternativa para olvidar los males del fin de semana. Este jueves los verdiblancos recibirán a la Real Sociedad en el Benito Villamarín para hacer frente a los octavos de final. No será una eliminatoria fácil, pero Setién y su cuadro deberán conseguir pasar a la siguiente ronda y no hundir el barco.

Tras el empate ante el Eibar en casa en el último partido de 2018, se esperaba empezar el nuevo año con otra cara. Un regalo de Reyes era lo que esperaba Setién contra el colista, el SD Huesca, un rival contra el que conseguir los tres puntos debería ser obligación, pues solo habían ganado su primer encuentro ante el Eibar. Pero no fue así, los de Heliópolis mostraron una imagen muy negativa y les salió caro, dándole su primera victoria de la temporada en casa a los oscenses (1-2).

Ese error liguero no se va a remendar con una victoria en Copa, pero quizás sirva para recuperar la sintonía y dar una alegría a las gradas del Villamarín. La Real Sociedad tampoco se encuentra en una buena situación, con una victoria menos que el Betis en Liga. Llega a este encuentro copero tras haber aprovechado el mal momento del Madrid y haber conseguido tres puntos vitales en el Bernabéu.

Ambos conjuntos superaros los dieciseisavos con creces: la Real Sociedad frente al Celta (3-1) y el Real Betis ante el Racing (5-0). Ahora, el destino une a los vascos y los andaluces en Sevilla sin haberse enfrentado aún en Liga en esta campaña. Sin embargo, aunque hay que echar la vista atrás, no es la primera vez que coinciden en la Copa del Rey. En el año 1931 y 1965 se encontraron en dieciseisavos. En 1931, el partido de ida y de vuelta fueron una absoluta locura, pues el Betis ganó 5-1 en el Villamarín y estuvo a punto de ser eliminado en el partido de vuelta en el que la Real venció 4-1. En 1965, la suerte cambió de bando y fueron los de San Sebastián los que se hicieron con el billete para octavos (global: 4-1).

Más de cinco décadas después vuelven a enfrentarse en Copa. El técnico cántabro se ha mostrado muy contento por la disputa de la Copa, a pesar de que reconoce que no será algo fácil: “Estoy muy ilusionado, la Copa es un torneo que siempre me ha gustado. Queremos avanzar, aunque va a ser una eliminatoria muy igualada. Somos dos equipos muy parecidos, con calidad arriba. Ya me gustaba la Real de Garitano cuando jugó aquí. Ya comenté que no merecimos ganar, lo más justo hubiera sido un empate. Han ganado cinco partidos fuera de casa, el último en el Bernabéu. El que tenga más acierto seguramente pasará”.

Respecto a si va a reservar jugadores para el partido de Liga ante el Madrid, Setién tiene claro que la competición copera también necesita lo mejor de ellos: “Voy a hacer la alineación que entienda mejor para superar este partido, lo demás ya vendrá. No pensamos en el Real Madrid todavía, mañana tenemos una papeleta buena. En la Liga estamos bien clasificados, en una posición que cubre las expectativas que me había creado, no hay mucha distancia con los de arriba, aunque con los de atrás tampoco. La Copa es lo inmediato, queremos pasar y vamos a poner el mejor equipo posible, teniendo en cuenta cómo están los jugadores. Tienes que pensar en todo, no sólo en este día, no tenemos una plantilla muy grande, Tratamos de ajustarlo bien para que el equipo no se vea mermado, en condiciones físicas, riesgos de posibles lesiones. Las decisiones que tomamos son bastante meditadas. Hay que competir cada cuatro días y esto es muy largo”.

Uno de los jugadores que menos minutos está teniendo es Sergio León, al que el acierto no está acompañado esta temporada, igual que a los demás delanteros: “A lo largo de la temporada hay jugadores que juegan más y otros menos, es lo habitual en todos los equipos. Uno da minutos a los jugadores que entiende que van a resolver las cosas. Pasa con Sergio León y otros. Uno no puede hacer milagros, no puedo ponerlos a todos. La opinión mía puede no coincidir con muchos, pero es mi opinión y mi forma de ver las cosas. Me puedo equivocar pero trato de no hacerlo. Es el mismo caso de otros jugadores que han tenido un rol en años anteriores, el nivel ha subido y los roles cambian, cuesta mucho más ganarse el puesto y tener continuidad”.

Por último, dedicó unas palabras a la afición bética: “Soy bastante positivo a tratar de mirar lo menos posible hacia atrás, se pueden mirar a corto plazo o con un poco más de perspectiva. Las reacciones de los 50.000 que pueden haber en el campo unificarlas todas es imposible. Los que entiendan que hay que criticar eso, que lo hagan. Los que no, pensarán con optimismo en el futuro, que ha sido más positivo que negativo, al menos desde que yo estoy”.

POST DEL PARTIDO