La mejor noticia: tenemos a Canales. La peor noticia: no tenemos nada más. UNOxUNO Levante UD – Real Betis

0
2828

Enésima pesadilla del Betis en Valencia. Y pudo ser peor pero el Levante, quien no tiene nada que envidiar al Betis en el apartado defensivo provocó que el equipo de Pellegrini llegará con opciones a la recta final del partido. Sus errores… y Canales que iluminó a un equipo totalmente destruido pero que no pudo remontar él solo un partido que ya estaba condenado. Difícil salvar a alguien más del equipo de Pellegrini, y a él, en un partido que ya hemos visto demasiado esta temporada.

Volvió a pasar como en Granada. Primera llegada del rival, primer gol en una jugada que deja mucho que desear a nivel defensivo. Un balón parado rematado en área pequeña. Con una debilidad patente general en defensa y particularmente en la portería el Betis siempre tiene que remar contracorriente. Y no es algo que se le dé bien al equipo de Pellegrini.

Es difícil poder justificar el nivel defensivo del Betis que, pese a que el segundo y el tercer gol son sendos golazos, el equipo de Pellegrini no puede defender peor. Pierde las marcas ante equipos que tienen movilidad arriba, la defensa nunca está en línea y ocupan realmente mal los espacios lo que hace que corran los jugadores mucho más y que el rival juegue muy cómodo y tenga tiempo para pensar. Es difícil de entender e imposible de defender.

Si a eso le sumas un paupérrimo nivel ofensivo, hoy distinto a otras jornadas, ya que esta vez el Betis sí dispuso de jugadores en campo rival y de jugadores que atacan al espacio. Pero volvió a no encontrar a los hombres libres, volvió a perder muchos balones y, esta vez, ante un equipo que tiene un nivel defensivo pobre y que, cometió errores en entregas en bastantes ocasiones, no generó una ocasión peligrosa más allá del gol en la primera mitad hasta el tramo final de ella.

El Betis mereció recortar al final de la primera mitad, pero el fútbol no es merecer es marcar y ahí el Levante dio un repaso en efectividad al Betis. Un Levante que venía con las bajas de sus mejores jugadores y que pasó por encima de una manera bastante evidente en el marcador.

En la segunda parte continuo el mismo guion. Paco López, insaciable, vio cual era una de las muchas debilidades del Betis: Guardado recibiendo de los centrales, y puso a Malsa a encimarle. Así llegó el cuarto gol del Levante. El mexicano estuvo muy flojo y le robaron un balón imperdonable al que continuó otro fallo de los dos centrales que pudieron frenar el remate del delantero.

Y volvió a pasar, el Levante llegó y marcó. El Betis llegó y falló. Esta vez porque el rival sí tiene un portero de garantías que paró una buena ocasión de Sanabria. El Betis continuaba desangrándose en defensa y colisionando en ataque.

El partido estaba acabado, Pellegrini lo sabía y de ahí los cambios. Regresó Canales, un rayo de sol en medio de la peor tormenta, y entraron Rodri y Laínez que dieron movilidad y se ofrecieron en ataque, algo que el Betis no tenía hasta ese momento y que provocó la mejoría del equipo, aunque no diera para entrar al encuentro…

…Hasta que llegaron los errores del Levante, apareció Canales y el Betis se encontró con la opción de puntuar y se quedó cerca de ello. Algo reseñable, pero nada determinante, ya que no entró por su buen hacer sino entró por errores groseros del rival. El Betis vivió una pesadilla difícilmente justificable para terminar su 2020. Y va van demasiadas.

El uno a uno:

  • Joel: El enésimo error que cuesta un gol. Y cuesta el más importante: el primero en la primera jugada y en el primer minuto. Inconcebible e indefendible no salir a ese balón. Más tarde sí lo hizo y le salió bien pero el partido volvió a empezar cuesta arriba por un nuevo error en la portería.
  • Emerson: No estuvo muy acertado con balón y Morales fue una pesadilla para él en la primera mitad. Hoy el nivel defensivo en general fue un desastre y la línea defensiva en particular no se puede salvar de ninguna manera.
  • Mandi: Lo más positivo fue su gol… en todo lo demás no estuvo nada acertado. Los dos centrales han sido pasados por encima por la delantera rival de una manera muy evidente.
  • Víctor Ruiz: Cada partido que juega da más motivos para que no lo haga. Difícil entender su titularidad. Está sumamente lento en todas las acciones, hay un momento en el final que Sergio León le quita un balón que no se puede entender, y da una sensación de fragilidad defensiva enorme.
  • Miranda: Por su banda entraron los dos goles de Morales, no supo cómo frenar a De Frutos. Muy flojo en defensa. En la segunda parte mejoró sus prestaciones, sobre todo, en ataque y dio algo más al equipo.
  • Guido Rodríguez: Le vinieron en oleadas y tampoco supo hoy como frenarlas. No tuvo un buen partido, igual estaba mirando al fin de semana, y le condicionó. No estuvo tan bien situado como habitúa.
  • Guardado: Mejoró su nivel ofensivo y fue de lo mejor con balón en ataque, estuvo acertado en las entregas. Pero cuando bajaba a recibir de espaldas fue una debilidad enorme para el equipo. No fueron poco balones que perdió y le quitaron en posiciones comprometidas. Bien en campo rival. Fatal en campo propio.
  • Aitor Ruibal: Lo intentó y se movió por todas las zonas ofensivas, pero sin mucho éxito. Aun así, fue el más destacado de los jugadores ofensivos que dispuso hoy Pellegrini.
  • Tello: Difícil puntuar su partido. En materia ofensiva, donde debería destacar, apenas pudo producir y sus ayudas defensivas brillaron por su ausencia haciendo que Miranda siempre tuviera un 2 vs 1 constante que costó muchísimo.
  • Fekir: Desaparecido e intrascendente. Apenas entró en contacto con el balón en los ataques del equipo, cuando lo tuvo hizo la guerra por su cuenta, y, hoy, en lo individual tampoco estuvo acertado. Tuvo el balón al palo y ya. Muy mal hoy el francés.
  • Juanmi: Otra oportunidad perdida para otro delantero del Betis. Jugando de nueve no aportó gran cosa salvo una ocasión que remató bastante mal y en banda no estuvo nada acertado.
  • Sanabria: Con un nueve en el campo fijando, la línea del mediocampo del Betis entró mejor a campo rival y encontró más espacios. Mejoró al equipo, pero se fue otra vez sin marcar. Generó, la tuvo, pero no entró, otra vez.
  • Canales: No le merecemos. Ni le merecen sus compañeros. Dio alas a un equipo que no estaba derrotado, estaba muerto. Difícil hacer más en menos.
  • Laínez: Hoy sí que dio un aire fresco al ataque y, pese a que sigue insistiendo demasiado en el regate y la conducción, el Betis mejoró con jugadores que venían, la pedían, se movían y encaraban. Los necesita y eso el mexicano lo hace, aunque salga o no. Es un jugador que provoca cosas y eso en el fútbol es interesante.
  • Rodri: Mismo análisis que Laínez. Solo su presencia y sus ganas de querer el balón en un contexto tan complicado es de elogiar. Los dos chicos mejoraron el ataque simplemente recibiendo, tocando y moviéndose.
  • Paul: Salió para rotar a Guido y no estuvo muy acertado en los minutos que jugó.