Lastradas por la falta de pólvora 0-0. Crónica Real Betis Féminas – Eibar Femenino

0
3668

El Real Betis Féminas vuelve a firmar un empate en casa. Ya acumula seis partidos consecutivos sin perder, pero habiendo sumado solo un punto en cuatro de ellos. De momento nos vale para seguir fuera del descenso, aunque el equipo deberá volver a ganar si no quiere sufrir hasta el final.

Gane, empate o pierda el Espanyol su partido ante el Levante, el Betis seguirá dependiendo de sí mismo para lograr el objetivo. No obstante, encuentros como el de hoy, ante rivales directos, y en los que muestras tanta superioridad, no puedes dejarte puntos. Quedan cinco partidos para acabar la temporada y en la mayoría de ellos, las verdiblancas no parten como favoritas, por lo que de poco valen este tipo de reparto de puntos. La única solución, esperar a que nuestros perseguidores no recorten distancias y hacer bueno dichos empates en las próximas jornadas.

Respecto al encuentro ante el Eibar, el once de Juan Carlos Amorós fue de lo más lógico: Méline, Nana, Valle, Dorine, Paula Perea, Aixa Salvador, Rosa Márquez, Ángela Sosa, Rosa Otermín, Mari Paz Vilas y Oriana Altuve. Fiel a su sistema con carrileras que ofrezcan verticalidad y dos puntas en ataque.

Desde el inicio, el Betis fue muy superior. El tempo del partido lo llevaban Ángela Sosa y Rosa Márquez a su antojo, siguiendo la orden de dar amplitud por bandas. Las encargadas para ello, Aixa Salvador y Rosa Otermín que, desgraciadamente, no tuvieron su mejor día. 

El Eibar, muy bien ordenado atrás, apenas dejó espacios y supo cómo mantener a raya a las delanteras béticas que poco pudieron entrar en contacto con el balón. Al final, las ocasiones más claras llegaron a balón parado, pero poco tuvo que hacer Malena Mieres, cuyas paradas salvaron al equipo en la segunda mitad.

Tras la reanudación, el guión seguía siendo el mismo. Amorós decidió tirar de banquillo sustituyendo a Aixa Salvador por Bea Parra, la cual cambió el partido. Una gran acción individual suya propició que Nuria se internase sola en el área, aunque su pase de la muerte no pudo conectarlo una Oriana Altuve que llegó muy tarde.

A partir de ahí el equipo se vino arriba, pero otra vez una lesión puso la nota negativa. Esta vez, Paula Perea tuvo que marcharse del terreno de juego por lo que parecían problemas musculares. En su lugar entró la canterana Vicky, que cuajó un enorme partido.

Los últimos diez minutos de partido fueron un asedio por parte de las verdiblancas. Mari Paz la tuvo desde el pico del área, Rosa Márquez estuvo a centímetros de anotar un golazo, Ángela Sosa probaba fortuna desde fuera del área… pero una vez más, la falta de pólvora, y una grandísima actuación de la portera visitante, lastró al equipo.  

Finalmente, un puntito más que sabe a poco. A priori ayuda al Betis a alejarse un pelín más del descenso, pero una victoria del Espanyol las pondría muy cerca. Toca seguir con esta buena dinámica que hace que el equipo no pierda, pero buscando algo más. 

La próxima jornada visitaremos a un Valencia también enrachado. Al igual que el Betis, lleva cinco partidos sin perder, seis si triunfa en su próximo encuentro, por lo que será un duelo de dinámicas positivas que puede significar muchísimo para el devenir de la temporada.

Post del partido
Ficha del partido