Los cachorros muerden como leones 3-4. Crónica Software Mengibar – Real Betis FS B

0
7412

Llegaba el Real Betis Futsal B con la necesidad de una victoria para seguir con opciones un año más de permanecer en segunda división, una derrota complicaría mucho el objetivo, y lo hacía en una pista complicada, una ratonera como así lo ha podido sufrir el primer equipo en su periplo por la categoría de plata.

Encuentro que parecía escaparse a pesar de la superioridad bética tanto en ocasiones como por juego ante un rival que se limitaba a aprovechar los errores defensivos en perdida de balón que ponían en bandeja una victoria a un Mengibar que vendía más humo que realidad en juego.

El acoso de los de Chicote desde el inicio era palpable en contraposición con errores defensivos que originaban las ocasiones locales, prueba de ello la perdida de balón ante Pablo Ordoñez quien en un mano a mano con Jaime daba el pase de la muerte a Manu Leal para que este a puerta vacía estableciera el 1-0. Tímida reacción de Mengibar tras el gol que pronto se vio superada por un Betis que volvía a hacerse dueño de la situación, Otro robo originaba el tanto de Pedro quien de fuerte disparo adelantaba al conjunto local, las oportunidades béticas se multiplicaban pero sin acierto de cara a portería, Povea anotaba el 2-1 acortando distancias, Lachaga establecía el 3-1, se le complicaba el marcador a un Betis que no tiraba la toalla y que seguía con el ritmo de inicio del partido, El filial salía de cinco, Raúl López soltaba un zapatazo que sorprendía a Quiles subiendo el 3-2, el filial continuando apostando por la superioridad numérica, Charly anotaba el empate en el electrónico, el juego de cinco era letal, un balón muerto lo aprovecharía Povea para el 3-4, a Mengibar se le iban los 3 puntos y sacaba portero jugador pero la superioridad era inoperante ante la gran defensa bética.

No había tiempo para la reacción, Los de Chicote se hacían con 3 puntos más que necesarios para su continuidad en segunda división, partidazo de unos cachorros que en los momentos más complicados muerden como leones.