Los cedidos vuelven a casa con el curso aprobado

0
4319
Parece que la suerte vuelve a sonreírle al Real Betis. Y con ello, todo Heliópolis sonríe también. Aunque hablar de suerte quizás no sea lo más justo, sino que todo es fruto de esfuerzo, trabajo y sacrificio. Manuel Pellegrini ha sabido gestionar su plantilla para lograr ese objetivo pendiente: volver a competición europea. Sin embargo, la ambición parece que también se ha instaurado en el club y no servía con la Conference League. Los ojos estaban totalmente puestos en Europa League.
 
Ahora, con los deberes ya hechos, los cedidos han vuelto a casa con la intención de ganarse un hueco en los planes del chileno de cara a la próxima temporada. Estos y los canteranos podrían desempeñar un papel fundamental, pues no se atraviesa el mejor momento económico y, durante la campaña 2021/22, se necesitarán refuerzos para afrontar hasta tres competiciones. Robert González y Edgar podrían acabar siendo dos recursos más para el míster verdiblanco. 
 
Robert ha estado ayudando a Las Palmas en Segunda División. Y ha cumplido con creces. El extremeño se ganó su sitio nada más llegar y, aunque se perdió algunos partidos tras dar positivo en COVID-19, ha sido uno de los más habituales. Finalmente, el conjunto canario ha acabado en la novena posición con 46 tantos a favor, teniendo ocho de ellos al pupilo bético como autor y habiendo dado cuatro asistencias. Se ha ganado los aplausos en territorio insular, pero también los halagos de los suyos en la capital hispalense, pues ha demostrado tener nivel suficiente como para poder competir por sus minutos en el primer equipo de las trece barras. 
 
Por otro lado, Edgar ha estado presente también en la categoría de plata, siendo rival de su compañero de cantera. El futbolista ha aprobado su temporada con el Real Oviedo, donde también se ha ganado sus respectivos aplausos por el trabajo realizado. Al cuadro asturiano le ha ido algo peor que a Las Palmas, ocupando la décimo tercera plaza de la clasificación. No obstante, ha encajado siete tantos menos y ahí es donde entran en juego las aportaciones del verdiblanco, que también ha dejado por tierras norteñas tres tantos y una asistencia. En su llegada, se convirtió en un fijo para sumar experiencia en la posición de mediocentro defensivo.
 
Con la vista puesta en la temporada 2021/22, se tendrán que tomar decisiones y el futuro de estos dos jugadores está en el aire. Habrá que esperar para saber si iniciarán la pretemporada con el resto del equipo para preparar los nuevos retos o si deben hacer las maletas para una posible salida en este mercado estival. Lo que está claro es que sus cesiones han servido para coger cierta relevancia después de los méritos realizados por ambos.