Mamá, mándame Jamón. La recontracrónica del HJK Helsinki vs Real Betis.

0
11411

Es una guasa, pero una guasa que tiene detrás mucho más que una guasa. Tiene detrás aquello que arrastramos cuando los béticos se tienen que ir a buscarse las habichuelas por todos los rincones del mundo. Arrastran el cariño de su tierra, la vida que dejan detrás, los amigos, la luz, esa luz que solo te das cuenta que la pierdes, esa semana santa que nunca te gustó, pero que ahora estás deseando ver una cruz de guía. Y el Betis… En la maleta irá la camiseta, la bufanda, la bandera, esos detalles que van por delante de los calcetines (claro, si no son de pepe pinreles) y que será a lo que te agarres cuando la morriña ataque.

Mándame Jamón mamá, es la excusa para que mamá le mande también el cariño que es capaz de cubrir las distancias, para gritar desde la misma Finlandia que un bético tiene la oportunidad de oro de ver de cerca, aunque sea en el césped artificial (ya te vale UEFA) aquello que casi no valoramos los que tenemos abono y que es como lo más grande del mundo: mi Betis en el sitio recóndito donde he venido a ganarme el pan.

Mándele Jamón a ese bético, señora, que hay que seguir cuidando que en cada campo donde el Betis pise no falte un embajador que descuelgue de la pared con mimo la camiseta, la bandera o la bufanda y, como un crío chico, vaya, temblándole las piernas, a ver a su Betis, aunque sea un partido de pretemporada contra un quinta división húngaro.

Competición ➡  Post del partido ➡  Ficha del partido