Recontracrónica de la Real Sociedad – Real Betis. Kung Fu Panda

0
12394

Así he visto hoy la película Real Sociedad-Real Betis. Un protagonista que parece que no es muy fino y que no parece que juega a esto, pero que termina luchando en el palomar contra todo y contra todos y no hay manera de pararlo. Es capaz de encajar lo más grande y de dejar pildoritas a sus marcadores. No todo va a ser recibir.

Y, para colmo, aguanta todo el partido, apretando los dientes, sacando pases, bajando a defender, desmarcándose, luchando cada pelota, triangulando y… marcando un gol.
Si eso no es lo máximo que se le puede pedir a un delantero, yo ya no sé.

Pero la Real Sociedad es un equipazo. Y ha podido ganar, y ha tenido sus oportunidades, y ahora que vemos que ser portero no es tan fácil también vemos cómo Rui Silva ha hecho, de nuevo, milagros. Como los ha hecho Edgar defendiendo a la torre noruega, Sørloth, que ha terminado el partido perdido en una banda por la que subía como los ángeles ese estilete que nos da asistencias como churros. Y es que el Señor Moreno no vaya a la Selección, es de juzgado de guardia.

Qué le gusta a un bético tener en el banquillo a ese jugador con pinta de ser un colega del barrio que cuando sale la lía. Y en eso se ha convertido Juan Cruz, en ese canterano con el que se nos cae la baba y que cuando sale sabes que puede pasar algo… y bueno.
Me alegro por el chaval, me alegro por la defensa, que ahí está, cero goles ante los donostiarras, me alegro por los béticos que allí estaban y me alegro por romper un maleficio que me estaba mosqueando. Pues llevábamos cinco jornadas igualando los empates, victorias y derrotas con otro equipo que ayer perdió.

Se acabó el maleficio. Kung Fu Panda.

CompeticiónPost del partido ➡   Ficha del partidoGalería