Recontracrónica. En un lugar de Bulgaria. PFC Ludogorets vs Real Betis

0
12624

En un lugar de Bulgaria, llamado Razgrad, juega el Ludogorets, un equipo que todavía le puede dar un dolor de cabeza a la Roma. Y allá ha ido a jugar el Betis. Jugar en Europa es el sueño de los béticos, pero siempre vemos que cuando estamos en el ajo nos lamentamos de perder efectivos, yo el primero, con lesiones en ciudades que difícilmente recordaremos si no es por la actuación de Bravo o la asistencia de Luiz Henrique a Fekir.

Desgraciadamente es el precio a pagar, la maldición de las lesiones que nos han dejado si lo mejorcito del Betis. Lo bueno es que hemos ganado, que ya hasta marzo no hay que preocuparse y que el partido antes del derbi será para probar jugadores que, además, pintan muy bien y son de la cantera.

Que sería un partido raruno, feo incluso, pues sí, no éramos nosotros los que teníamos que salir a ganar imperiosamente y teníamos que protegernos de las lesiones, del mundial que nubla a más de un jugador y está a la vuelta de la esquina.

Vuelven los nuestros a Sevilla desde Razgrad, donde también había béticos cantando y disfrutando del Betis. Europa está aparcada hasta casi primavera, toca mirar a la liga y seguir, como mínimo, luchando cada partido como hasta ahora. Van cayendo jugadores, pero queda un apretoncillo antes de ese parón que nos permita recuperar a los ahora lesionados.

Ojalá el último partido de la fase de grupos sea un homenaje, una prueba, un placer para los béticos que nos permita dar la oportunidad a los que llaman a las puertas, para disfrutar.

CompeticiónPost del partido ➡   Ficha del partidoGalería