Rendirse no es una opción. Previa Betis Deportivo – Linares Deportivo

0
6177
 
 
Ha sido una semana de cambios o ilusiones. Unos días de reflexionar o de soñar. El sentimiento varía si nos centramos en un Betis Deportivo que no encuentra su camino o un Linares Deportivo que está permitiéndose alguna alegría. Es una de las tantas dobles caras de la moneda que podemos encontrar, a pesar de que la tabla liguera es parecida para ambos de cara al esta primera jornada del mes de diciembre que se disputará en la Avenida de Italia.
 
Entre tantos propósitos que se suele hacer la gente, uno es acabar bien el año para empezar bien el siguiente. Buscan esas sensaciones positivas para afrontar de otra forma sus circunstancias personales. En este caso pasa igual, aunque los objetivos son grupales. El Betis Deportivo, después de caer frente al Castellón a pesar de su eterna lucha, decidió que había que hacer un cambio -tan típico como injusto-. Manel Ruano fue cesado del banquillo verdiblanco y será Pablo del Pino el que se siente en la capital hispalense este sábado. 
 
Los errores del filial de las Trece Barras son los mismos. Es una historia repetida mil veces. Fallos en defensa aprovechados por el rival y falta de gol que complica el sumar puntos. Mojó Marchena, pero no fue suficiente para «cargarse» a uno de los fuertes de la categoría. Y lo peor es que ahora toca enfrentarse a un rival directo que viene motivado por una victoria en Copa del Rey. El Linares consiguió vencer al Nàstic de Tarragona en los penaltis (6-5) y jugará contra el Alavés en la siguiente ronda. Hasta entonces, toca hacer los deberes en competición doméstica, en la que las cosas no son muy fructíferas, pero encadena tres triunfos.
 
El combinado jienense, al igual que los béticos, se encuentra en puestos de descenso, pero siete puntos por encima de los que jugarán como locales. Sí es verdad que le cuesta menos encontrar puerta, pero los goles en contra le están pasando la misma factura hasta el momento. Para este choque, el Linares piensa en una posible salida del pozo mientras que los de Del Pino quieren hacer un cambio de chip y empezar a recortar distancias con los de arriba para ver algo de luz. 
 
Al final, cada uno se apoyará en lo que pueda. El Linares intentará buscar los tres puntos en la capital andaluza a base de esas sensaciones positivas dejadas por esta amena racha liguera y copera. Mientras, el Betis Deportivo desea volver a sonreír con el factor cancha a su favor y con un estreno en el banquillo que aporte algo de lucidez, aún sabiendo todas las limitaciones que existen. La única opción que no se contempla es rendirse.