Sin apellidos vascos que valgan, tres puntos más 1-0. Real Betis – Athletic Club

0
7635

Un domingo más y terminando la racha de partidos en Sevilla. En las últimas 3 semanas el Real Betis ha jugado todos sus encuentros en casa, excepto el Derbi, el cual seguía siendo en Sevilla.

Hoy nos visitaba un Athletic de Bilbao imprevisible, poco estable, con muchos altibajos, pero que siempre conseguía cogerle las vueltas a un Real Betis notablemente mermado por la carga de partidos y con una racha de derrotas preocupante.

Preocupante la situación que no daba mejores sensaciones debido a las bajas que teníamos, sin Bellerín y Álex Moreno que siguen lesionados, los laterales serían un punto flaco del Real Betis, sumándole que posiblemente Canales tampoco podría aportar en este partido. El Athletic, por su lado, no contaba con Íñigo Martínez ni con Dani García.

Durante la semana se especulaban muchas cosas, sobre todo porque el Athletic es un equipo al que hay que temer y si encima los árbitros designados para el partido eran del total desagrado de los béticos, la preocupación anteriormente mencionada sólo podía ir en aumento. En este caso arbitrarían Mateu Lahoz en el campo y Estrada Fernández en el VAR.

Empezó el encuentro con la sorpresa de ver a Sergio Canales en el once titular y como capitán del equipo, lo cual calmaba lo ánimos y también volvía Pellegrini al chándal, lo que para los datos estadísticos y para los supersticiosos daba un poco de esperanza en este encuentro complicado.

Se vio a un Real Betis bien resuelto durante los primeros minutos, bastante tranquilos los jugadores y creando peligro desde los primeros minutos, tanto que tuvo ya algunas intervenciones importantes Unai Simón, una actitud diferente a la de los últimos partidos por parte de los verdiblancos.

El Athletic es un equipo que juega bastante intenso, pero comenzó pronto en esta ocasión porque no había pasado el primer cuarto de hora del partido cuando Yuri le hace una fuerte entrada a Sabaly y vio la amarilla el jugador vasco.

Había claridad en una cosa, ambos equipos necesitaban la victoria, el Real Betis porque necesitaba mantener la posición en Europa y un punto de motivación para continuar con todo, mientras el Athletic de Bilbao necesitaba los puntos para verse con opciones de entrar en los puestos de competición europea, muy disputados esta Liga. Esto se traducía en el campo con dos equipos echados para delante y con muchas ganas, mucha intensidad y oportunidades que también veían los rojiblancos.

Causa de esta intensidad, se vio Yuri afectado porque le hizo una falta a Canales donde fue el árbitro quien le perdonó la segunda amarilla, que podría haber dejado a los suyos en inferioridad.

Seguía el juego siendo puro fuego cuando, en esta ocasión, Fekir propició una contra de un saque de portería de Rui Silva y es derribado fuertemente por Berenguer, que también vio la amarilla por esta acción y nos hizo pasar por el primero momento de pánico porque parecía que se lesionaba el francés, que fue atendido y pudo continuar con normalidad.

Llego el minuto 20 de partido, siendo el mismo Fekir quien jugaba el balón intentando colocar el centro en el área que llegaba a los pies de la defensa bilbaína, pero es Miranda en esta ocasión quien finalmente toca la pelota para ponérsela a Borja Iglesias que cabecea y adelanta al Real Betis en el marcador, dándonos la bocanada de aire que necesitábamos.

“Hasta luego, Unai”, fue lo que quiso decir el Panda, pero está recuperando la confianza en sí mismo y la de la afición, con uno de sus mejores momentos y ahora habla más en el terreno de juego que en redes sociales.

Siguió toda la primera parte en la misma tónica que hasta ahora, con varias ocasiones de ambos equipos y con la intensidad de juego constante, lo que provocó que vieran la cartulina amarilla Pezzella y Miranda por parte de los verdiblancos y sin mucho más que destacar se fue el partido al descanso.

Comenzó la segunda mitad al estilo de la primera, tenía más llegada el Real Betis, pero esto no amedrentaba al Athletic de Bilbao, que seguía insistiendo para igual esa distancia en el marcador que los separaba de puntuar y creaban peligro en cada llegada al área verdiblanca.

Dio la impresión de comenzar a sufrir el conjunto bilbaíno tras los primeros 15 minutos de la segunda mitad y fue ahí que aprovechó Marcelino para hacer cambios y dar un poco de verticalidad al equipo, así que salieron del campo Yuri e Iñaki Williams y fueron sustituidos por Balenziaga y Nico Williams.

Se notó la sangre fresca y fue una buena decisión de Marcelino, porque empezó el Athletic a ser mucho más contundente y profundo en sus ocasiones, presionando mucho más que en los minutos anteriores a los cambios y Nico Williams marcaba la diferencia en la ofensiva vasca, sin lugar a duda.

Fue este último, el que le creó problemas a Juan Miranda en el carril, el sevillano sufría la constante ofensiva del vasco y saliendo de una lesión larga, se le notaba el cansancio. A pesar de haber hecho un partido completísimo, asistencia incluída, fue Miranda el elegido por Manuel Pellegrini para abandonar el terreno de juego y dar entrada a Aitor Ruibal. También decide el técnico del Real Betis que es el momento de dar descanso a Borja Iglesias y apostar por atrasar el equipo para aguantar el resultado, colocando a William Carvalho en el terreno de juego.

Aprovechó Marcelino para hacer un cambio adicional, Vesga por Oier Zárraga, pero claramente era Nico Williams el punto fuerte del Athletic, que también hacía sufrir a Aitor Ruibal, que vio la tarjeta amarilla al hacerle falta en una contra al jugador vasco.

Era Fekir la diana de la mayoría de las faltas a los verdiblancos, provocando ventaja para el Real Betis, pero es también una bomba el francés y sucumbe a la provocación en muchas ocasiones, lo que también perjudica a su propio conjunto.

Fue así como salía el mismo Fekir a la contra, vacilando con el balón e intentando entrometerse entre las líneas de Athletic cuando fue derribado por De Marcos en el córner, se le acerca Muniain y solo ellos saben lo que pasó, pero Nabil reaccionó bruscamente lanzándole una patada al capitán del Athletic y fue así como vio el francés la tarjeta roja directa, claramente merecida porque la agresión no tiene justificación aparente. Se formó una disputa, que no llegó a tangana, pero se vio a Canales protestando alteradísimo y a Sancet respondiéndole. Ven amarilla ambos jugadores y también De Marcos, por la primera falta desencadenante.

Se calmaron un poco los ánimos y siguió la normalidad del partido, hacía el Athletic Club sus últimos cambios, salían Sancet y Vencedor y entraban Raúl García y Nico Serrano.

Se vio a Paul ranqueando problemas en varias ocasiones y fue a la tercera vez que se tumbaba en el verde cuando pidió el cambio. Entró Edgar en su lugar, que sin ser su posición natural ya había tenido otras oportunidades como pivote.

Se añadieron unos largos 7 minutos de sufrimiento para el Real Betis, que finalmente supo aguantar el resultado y el tipo. Vio la amarilla Nico Williams también durante esta segunda mitad.

Sumaba el Real Betis tres puntos que sabían a gloria, necesarios como el comer y contra un rival que nunca nos lo ponía fácil. Bocanada de aire fresco en el Benito Villamarín. Nos quedan por saber las consecuencias de la acción de Nabil Fekir y sólo pensar en remontar el resultado contra los alemanes en Frankfurt. Buen partido del equipo, que nuevamente está mirando de frente a las adversidades, contra todo y contra todos.

Post del partido
Ficha del partido