Sin desistir. Previa Betis Deportivo – Gimnàstic Tarragona

0
7059
 
Ha habido momentos más amargos que dulces y la cosa parece no despegar, pero si algo tiene claro el Betis Deportivo es que no piensa bajar los brazos. A pesar de estar en lo más bajo y sea difícil ver la salida, los verdiblancos lo van a dar todo hasta el final. Y sí, también lo harán este fin de semana delante de su afición recibiendo a un Nàstic que tampoco se encuentra en su mejor momento, pero que continúa con cierto alivio.
 
El filial bético no consiguió lo que quería. La intención era alargar la alegría cosechada ante el Barça B y demostrar que el parón por brote Covid había servido para seguir puliendo detalles. Sin embargo, aunque fue un partido muy serio por parte de los verdiblancos, cayeron de nuevo frente al San Fernando. Se notó un equipo más lanzado en ataque y serio atrás, pero la expulsión de Bandaogo pasó factura, aunque los de Del Pino aguantaron con el mismo marcador. 
 
El gol sigue atravesado para los jóvenes de las Trece Barras, pero, por suerte, se vio a un Raúl más inspirado y todo Heliópolis tiene fe puesta en su olfato. Habrá que ver si esas sensaciones positivas acaban dando fruto. 
 
Por su parte, el Nàstic, que se encuentra a dos puntos sobre los puestos de descenso, necesita el triunfo para seguir respirando con algo de tranquilidad. El colchón es mínimo y cualquier tropieza puede acabar perjudicándole. Asimismo, debe tener en cuenta que los últimos resultados necesitan un giro para mirar hacia arriba. 
 
Desde que comenzó el 2022, no ha celebrado ninguna victoria. El cuadro tarraconense empató a cero contra el Albacete y la Balona y cayó ante el Andorra en la jornada más reciente (0-3). Es cierto que tiene ahí el mérito de plantarle cara a dos de los rivales de la zona alta, pero hay que remar si no quiere entrar en puestos colorados. 
 
Betis Deportivo y Nàstic se verán las caras sobre el verde de la Ciudad Deportiva Luis del Sol. En la Avenida de Italia se citarán dos conjuntos que tienen necesidades urgentes. Es cierto que en el caso de los verdiblancos la cosa es más alarmante, pues, aunque con dos partidos menos, están como farolillo rojo y seis puntos le separan de su rival más cercano, el Costa Brava. Quizás sea el momento de revancha tras ese 2-0 sufrido en la primera vuelta en tierras catalanas.