Sufrimiento con recompensa final del triunfo. Coosur Real Betis 88 – 87 Monbus Obradoiro

0
4497

Coosur Real Betis sufrió hasta el final, pero logró una nueva recompensa al gran esfuerzo con una nueva victoria. Los hombres de Joan Plaza vencieron por un ajustado 88-87 ante Monbus Obradoiro, en un partido donde los béticos sufrieron en el juego, muy igualado hasta el final, y consiguieron en la bocina final un tiro libre que ha valido una victoria ante un rival correoso en la zona de tiros libres.

El primer cuarto se caracterizó con mucha igualdad entre los dos conjuntos. Obradoiro era efectivo con Enoch, que no fallaba en triples ni en tiros libres. Los béticos se encomendaron a hombres como Feldeine o Campbell para contrarrestar el peso ofensivo. Los gallegos consiguieron muchas segundas oportunidades. Con todo ello, Obradoiro se puso en la mitad del cuarto con 10-15 y -5 para Coosur Real Betis en el marcador. La entrada de Randle dio más ritmo al juego, remontando la situación y poniendo un 24-21 favorable a los de Plaza en los primeros diez minutos.

El segundo tiempo ha sido cambiante para ambos conjuntos. A pesar de que Coosur Real Betis mantuvo una renta de +4, Monbus Obradoiro renovó con las rotaciones, y hombres como Birutis o Daum se sumaron al ataque. Por ello, el conjunto gallego llegó a empatar a 30 puntos con un triple de Daum. En la mitad del cuarto, Enoch y Ozmizrak forzó un tiempo muerto verdiblanco al conseguir dos triples para dar el 36-40. Spires salió y logró cinco puntos para revertir la situación, pero Beliauskas y Birutis lograron remontar la situación para poner un 41-44 al descanso.

En el tercer cuarto, los verdiblancos lograron remontar con dos buenos aciertos de Kay y Randle para poner un 4-0. A partir de ahí, el cuadro bético no era capaz de irse en el marcador, siendo contrarrestado cada canasta bética por una de los gallegos. Algunos errores en los rebotes de ataques eran aprovechados por Feldeine, máximo anotador en el día de hoy con 22 puntos para los béticos, para poner un +6 a falta de menos de 3 minutos (60-54). Buenas acciones de Czerapowicz y de Randle, lograron que el Coosur Real Betis se fuera con una renta de +9 (la más alta en todo el partido, 68-59).

En los últimos diez minutos de partido, la ventaja fue reduciéndose en favor de los gallegos en los primeros compases, con Ozmizrak muy conectado. Con todo ello, y con el triple de Enoch, Obradoiro remontó para poner un empate a 69 puntos. Pero Coosur Real Betis no se rindió, y estuvo más acertado en la línea de tres puntos, donde hombres como Borg  no fallaron, a lo que se añadió una notable efectividad en tiros libres (83-78). Pero en los últimos minutos, Obradoiro aprovechó algunas imprecisiones verdiblancas, forzó un empate a 87 puntos a cuatro segundos de acabar el partido. La imprecisión en defensa de Obradoiro le costó dos tiros libres a favor de Coosur Real Betis, para poner una canasta de Randle y el triunfo por 88-87.

Ficha técnica.

-Coosur Real Betis: TJ Campbell (6), Jordan (4), Almazán (-), Nick Spires (5), Feldeine (22) -quinteto inicial-, Tisma (-), Randle (19), Kay (4), Borg (9), Ouattara (6), Mike Torres (2), Ndoye (11).

Monbus Obradoiro: Beliauskas (11), Czerapowicz (14), Oliver (-), Enoch (23), Suárez (5) –quinteto inicial-, Muñoz (2), Ozmizrak (15), Birutis (8), García (-), Daum (7), Cohen (2).

Parciales: 1º (24-21); 2º (17-23); 3º (27-15), 4º (20-28).

Árbitros: Peruga, Oyón y Martínez Silla. Expulsó al jugador verdiblanco Ndoye por acumulación de faltas personales.

Estadio: Pabellón de Deportes d

 

 

Plaza: “El equipo ha demostrado hoy madurez en el juego ante Monbus Obradoiro”

El entrenador del Coosur Real Betis, Joan Plaza, ha hablado en rueda de prensa tras la victoria ajustada por 88-87 ante Monbus Obradoiro en el Pabellón de Deportes San Pablo. En cuanto a la valoración del equipo, comenzó destacando que el rival gallego “es un equipo que tiene todo bajo control, con muy buenos tiradores y pívots que están en un estado de forma brutal”. Por ello, saben que iban a sufrir hoy, y que hubo “un momento en que nosotros podíamos llegar algo más holgados, pero nos hemos engañado nosotros mismos. Un mal inicio, donde hemos fallado en cosas que tenemos muy entrenadas y debido a la calidad del rival, hemos sufrido en defensa y por ello, tenemos margen de mejora”.

Plaza destacó las cosas buenas que ha podido ayudar a la victoria del equipo: “Hemos colapsado cosas importantes de ellos, sus hombres grandes anotaban muchos puntos en rebotes durante los últimos partidos. El trabajo de nuestros jugadores grandes ha sido muy bueno. En general, la aportación del banquillo ha sido excelente como Mike Torres, que ha ayudado mucho en el equipo durante los tres minutos que ha jugado. Spires también ha ayudado. Estoy muy orgulloso del trabajo que han hecho los jugadores”.

Sobre datos estadísticos, el preparador catalán destacó los buenos porcentajes en tiros libres o las cinco pérdidas de balón en todo el partido. “Cuando sólo tienes cinco pérdidas de balón en 40 minutos, el equipo sabe a lo que juega. También, cuando tienes un porcentaje superior al 80% en tiros libres, es que sabe a lo que juega. Hemos ganado en recuperaciones pero hemos perdido en el rebote y en el tiro de tres y dos puntos, pero hemos metido 88 puntos. El equipo ha estado incisivo y duro, jugando por dentro y por fuera, a pesar de fallar tiros fáciles. Hemos acertado hoy tiros de triples, sin el miedo y la ansiedad de otros partidos”, explica Plaza.

Aun así, y a pesar de conseguir cinco triunfos en ocho partidos, todavía no cree en la permanencia: “Soy un Saborío catalán y hasta que yo no vea el final del campeonato esa salvación, no me creo nada. Quiero arañar algo en los dos encuentros de la próxima semana, con la dificultad de que son dos equipos que juegan playoff. Hay que ir a Burgos a intentar ganar, y el domingo que viene en casa contra Manresa, queremos llegar a esa orilla. Que no podemos ganar, seguiremos trabajando hasta el final”.

En cuanto a los fallos en triples, indicó que el equipo “ha ganado madurez” después de seguir tirando con varios fallos de triples. Pero Plaza destaca variantes en el juego tras esta carencia como “el juego interior, o bloqueos indirectos, los jugadores pequeños han estado valientes enfrentándose a algunos jugadores altos del rival. En general, el equipo ha demostrado madurez en el juego”. Una faceta que también destacó Plaza es si el equipo ganó carácter en el juego de hoy, añadiendo que “merece la plantilla victorias así, ya que trabajan muy bien durante la semana, y pocos equipos de los que hayan entrenado  yo en mi carrera no se lo merecen más que ellos. Este equipo merece la salvación definitiva”.

El técnico verdiblanco aseguró que el equipo todavía tiene margen de mejora para parecerse al Coosur Real Betis que pide en su juego: “Nunca se va a parecer debido a que si no hay una pretemporada entera, y es muy difícil. Ellos entienden los mecanismos que yo le mando, no sólo los hacen sino enriquecen lo que yo les digo con algunos detalles. Jugadores como Borg o Feldeine me sugieren cosas en ataque y en defensa, y aportan su opinión para que todos aprendamos. No es que Plaza debe de imponer su juego, sino que todos aprendemos de todos. Tenemos una mejor solvencia defensiva y ofensiva, aunque el día de UCAM Murcia no se pudo ver. En el resto de partidos, ganando cinco de ocho partidos genera una tendencia pero que hasta que no sea una salvación matemática, no sirve de nada”.

Para finalizar, destacó el papel de jugadores como Almazan o Mike Torres: “Hay un detalle que es que todos los jugadores que han jugado, han podido anotar menos Pablo (Almazán). Seguro que a Pablo, lo que menos le importa, es haber anotado. Es una persona que deberías de tener en cualquier equipo, y que te ayuda en tantas cosas. Pero Mike Torres, ha estado sentado durante 37 minutos en el banquillo, y cuando ha salido, ha sido capaz de jugar con criterio y ha aportado aire fresco al juego. El mismo Spires ha ayudado en la medida que puede y el equipo está involucrado en el juego. Con ellos, puedes ir a la guerra porque no te van a decepcionar ya que dan todo lo que tienen que dar. Si no conseguimos el objetivo, ha sido por culpa mía o porque el destino nos ha marcado este camino”.