UNOxUNO. El Betis reacciona a tiempo 2-4. CF Talavera – Real Betis

0
7148

Un Betis muy irregular se complicó en el duelo copero, fue superado en numerosos tramos y sólo en varias acciones individuales pudo solventar la eliminatoria. El Talavera pudo marcar algún gol más y solo el gol de Lainez sentenció el encuentro. Lo mejor: el pase. Lo peor: lo cerca que estuvo de caer eliminado. Mucho que analizar pero el Betis cumplió y pasó de ronda.

Pellegrini alineó a un once, aunque siendo la mayoría suplentes, competitivo para vencer fácil y no sufrir. O al menos eso fue sobre el papel porque la presión e intensidad del Talavera y la distancia entre la línea de medios y la defensa provocó que el mediapunta del Talavera recibiera sin oposición y filtrara un pase a la espalda de Aitor que, junto a los tres defensas, pecaron de una falta de intensidad demasiado evidente. Ese error se magnificó con la salida sin control de Joel. Y el Betis por debajo en la primera ocasión.

Pero el Betis reaccionó rápido y como un club grande a través del control de Carvalho y la electricidad de Rodri. El canterano realizó una acción individual impresionante para encontrar a un Borja que definió de categoría. El Betis enfriaba el ímpetu rival con el gol. Y es que el ritmo que había impuesto el Talavera era complicado de mantener durante todo el partido.

Con el gol, el partido entró en barrena con continuas interrupciones y sin que ninguno de los dos equipos encontrase continuidad en sus jugadas ofensivas hasta el minuto 30 que el Betis metió dos marchas más y en el Talavera empezó a verse las costuras en su físico. El equipo de Pellegrini, con el cambio de posición de Joaquín con Rodri, empezó a encontrar a la banda izquierda más liberada y empezó a asediar al rival con centros constantes y a embotellar al rival en su área en el mejor tramo del partido. Aunque llegó al área en numerosas ocasiones nunca encontró el pase o el remate adecuado para remontar el partido y se fue al descanso con el empate en el marcador.

El Talavera volvió a salir en la segunda mitad con la misma consigna que en la primera: activación total, varias marchas más pese que le pudiera pasar factura al final y sobrepasando en ritmo a la pasividad verdiblanca. Era su opción, marcar cuando el rival aún estaba frío, y casi lo volvieron a conseguir en un remate de cabeza. El Talavera continuó con esa intensidad tanto ofensiva como defensiva, con la permisividad del árbitro, y a punto estuvo de volver a marcar en dos acciones por banda derecha ante un Betis totalmente fuera del partido y una defensa verdiblanca demasiado vulnerable. El equipo de Pellegrini debía reaccionar.

Y reaccionó como en la primera mitad con una acción individual de mucho nivel de William Carvalho. El Betis se puso por delante en su peor tramo del partido. Y aún así continuó sufriendo mostrando una cara defensiva muy deficiente. Las tuvo el Talavera, incluso un remate al palo, pero ese nivel de intensidad era imposible de mantener y en cuanto el físico afecto al rival y los cambios de refresco de Pellegrini desniveló otra vez el partido a favor del equipo verdiblanco que vivió con tranquilidad, igual demasiada, y en área rival el último tramo del partido. Pero esto es fútbol y hasta que no acabe… El Talavera parecía muerto y resucitó gracias a su ímpetu y a la inactividad defensiva del equipo de Pellegrini.

El partido se fue a la prórroga y no se pudo decir que fue injusto y es que el Talavera fue netamente superior al Betis en casi todas las materias de juego. En el tiempo extra Pellergini quemó las naves y acabó jugando con el doble nueve + Juanmi y aun así apenas pudo crear ocasiones claras de gol y quien sí la tuvo, otra vez, fue el rival en una que salvó Joel. Parecía que era el Betis quien quería que llegarán los penaltis y no al revés. Algo bastante negativo para los de Pellegrini. Que vió como las continuas interrupciones, lógicas por otra parte, del rival les acercaban peligrosamente a los penaltis. Hasta que apareció el mago Canales acompañado de los otros dos destacados del partido, Lainez y Borja, para aniquilar a los fantasmas y pasar de ronda.

El uno a uno:

Joel Robles (4): Salió tarde y sin control en la acción del gol. Aunque es dudosa, pudo afrontarla de una mejor manera. A partir de ahí apenas tuvo que solventar acciones, ya que no dispararon a portería durante el tiempo reglamentario. En la acción del segundo gol volvió a fallar dejando el rebote franco al rival. Dejó una buena mano en el tiempo extra.

Aitor Ruibal (4): Se vio su déficit defensivo en esa primera acción donde olvida a su marca y solo tiene ojos al balón. El delantero pasa a su derecha sin oposición y con un pase sencillo a su espalda el equipo rival tuvo una ocasión manifiesta de gol. A partir de ahí se le vio muy poco en ataque y sufriendo en defensa.

Edgar (4): No mostró ninguna seguridad defensiva, el rival pasó como aviones ante la defensa verdiblanca y remató varias en acciones paradas y centros.

Pezzella (4): El Talavera llegó mucho y muy fácil y eso no puede decir nada positivo de los dos centrales del equipo. Muy sobrepasado. Y encima se terminó por marchar lesionado.
Juan Miranda (3): Flojísimo partido y bajo el nivel que lleva mostrando en los últimos meses. Lento, sin capacidad ofensiva y superado por su rival en banda.

Guido Rodriguez (5): Cumplió como siempre pero estuvo varios niveles por debajo de lo que suele mostrar. Sin abarcar tanto como acostumbra y sin estar tan certero en el pase.

William Carvalho (6): Fue el más destacado del equipo en los mejores tramos, quien llevó la manija del equipo y quien con su acción debió ganar el partido. Pero su inoperancia defensiva le resta en la nota.

Rodri (7): Gran actuación en la primera mitad. Bastante desaparecido en la segunda. En la mediapunta y en la banda fue el jugador diferencial del equipo y el único que con sus acciones superaba líneas rivales. Se inventó el pase en el primer gol

Joaquín (6): Mejor cuando aparecía por medio que por la banda. Empezó a entrar en juego cuando cambió su posición con Rodri. Y con ese cambió el equipo mejoró y fue su mejor tramo en el partido.

Tello (4): Estuvo bastante desacertado en el primer cuarto del partido. Apenas pudo sobrepasar a su rival y sus compañeros apenas le encontraban en ventaja. Cambió y mejoró con Joaquín en el medio. Pero su partido fue decepcionante.

Borja Iglesias (7): Marcó un golazo, pero a partir de ahí tuvo varias y no supo finalizarlas de la mejor manera o encontrar la mejor solución. En la prórroga destacó con esa gran acción para sentenciar el partido.

Lainez (7): Entró activo y con ganas. Y terminó apareciendo en el momento más importante con un auténtico golazo.

Canales (7): Su salida siempre favorece y mejora al equipo. Apareció cuando el partido tenía tintes de penaltis y fue protagonista en las acciones de los dos goles definitivos.

Juanmi (6): En cuanto salió activó al equipo pero acabó por desaparecer por la acumulación de jugadores arriba.

Willian José: (5): Entró en una posición casi de centro del campo y fue más un conductor de jugadas que un finalizador. Muy lejos del área.

Alex Moreno (4): Entró muy frío al partido y en la acción que salvó Joel en la prórroga falla estrepitosamente replegando demasiado y rompiendo el fuera de juego porque estaba muy alejado de sus compañeros en la zaga.

Victor Ruiz (SC): Tuvo que salir apenas sin calentar por la lesión de Pezzella en el último tramo del encuentro.

Post del partido
Ficha del partido