UNOxUNO: El Real Betis Féminas terminó la temporada cumpliendo el objetivo marcado

0
10339

Con una nueva revolución en la plantilla y apostando por la continuidad de Juan Carlos Amorós, las guerreras consiguieron mantenerse en mitad de tabla sin pasar demasiados apuros. Certificaron la permanencia de forma matemática en una jornada razonable, pero tampoco lograron engancharse en la lucha por las zonas más altas de la clasificación. En resumen, una campaña llena de altibajos con muchas cosas buenas a valorar y con otras tantas mejorables. Este verano, habrá que decidir qué se hace con el equipo femenino del Betis. Si bien se hace una apuesta fuerte, para que el proyecto apunte a más que a la permanencia, o se mantiene el bloque y poco más.

El equipo acabó esta Primera Iberdrola como noveno clasificado con 31 puntos. Tras 30 partidos disputados, el Betis acumuló siete victorias, diez empates, trece derrotas, 31 goles a favor y 52 en contra. 

A continuación, analizaremos el papel de todas y cada de las jugadoras que han formado parte del Real Betis Féminas esta temporada, así como del entrenador. 

Gaelle Thalmann (8): Vital. Tras un cambio radical en la portería, la suiza llegó para hacer olvidar la figura de Méline. Y así lo hizo. A pesar de ser cuestionada por su edad, la guardameta ha sido clave para que el Betis no haya sufrido más de la cuenta. Da mucha seguridad a la defensa, tiene capacidad para liderar y es fiable. Debe seguir.

Bri Folds (5): Llegó como una apuesta de la directiva por su juventud y talento. Disputó 14 partidos en los que cumplió con creces, pero una serie de motivos personales le acabaron alejando del Betis a mitad de temporada.  

Andrea Medina (9): Sigue siendo el tesoro más preciado del Real Betis. Cada temporada que pasa demuestra más personalidad y carácter. Además, como carrilera ha podido desplegarse en ataque y mostrar su capacidad anotadora. Dos goles y tres asistencias para ella. El club debería blindarla.

Ana González (6): Mejor que la temporada pasada. Sigue siendo la líder de la zaga verdiblanca, pero también arrastra los mismos fallos. A pesar de esto, jugadoras como ella, que siempre se dejan todo en el césped, son necesarias en cualquier plantilla.

María Valle (8): A sus 17 años demuestra que ha nacido para este deporte. Rápida, inteligente y contundente al corte. A lo que se le añade su larga envergadura. Debe adquirir experiencia en primera, pues ha sido expulsada en tres ocasiones y ha visto diez tarjetas amarillas. Aunque es normal teniendo en cuenta su edad.

Eva Llamas (7): Ni rastro de su dura lesión. Reapareció como si nada hubiera pasado, dando una clase de cómo sostener a un equipo desde el pivote. Contundente en tareas defensivas y atrevida a la hora de sacar el balón jugado. A pesar de esto, ya ha anunciado que no seguirá en el Real Betis Féminas. Una pérdida bastante dura.

Ángela Sosa (9): La mejor. Es una jugadora diferente. Cinco goles y 10 asistencias para ella, siendo superada sólo por jugadoras del FC Barcelona en esta última cifra. Es la que hace que el equipo funcione y genere juego. El Betis la necesita. 

Natalie Jcobs (5): Otra apuesta procedente de los Estados Unidos que no terminó la temporada. En su caso, sí que jugó un número considerable de partidos en la zaga (17), pero tampoco le sirvieron para quedarse en el Real Betis. Al final decidió volver a América.

Laurina (4): Su primera temporada en primera división no ha sido fructífera. Su papel solía ser el de revulsiva, habiendo disputado solo siete partidos como titular, pero sus números han sido muy pobres. Dos asistencias y cero goles. Dicho esto, sólo tiene 22 años, por lo que tiene margen de mejora.

Mari Paz Vilas (8): Se despide del Real Betis Féminas como la máxima goleadora del equipo. Ocho goles en 22 partidos, los cuales han dado cantidad de puntos al club, que pudieron haber sido más si no hubiera caído lesionada. Se va toda una leyenda del fútbol femenino.

Nuria (5): Relegada a la suplencia. Cumplidora en defensa, ha rendido cada vez que se le ha necesitado. 

Leire Peña (4): No se le ha dado confianza. Dio el salto del filial del Atlético de Madrid como una apuesta de futuro, pero sólo ha disputado seis partidos. Necesita continuidad.

Catalina Pérez (5): Segunda portera. Tres partidos jugados al final de temporada y minutos en la Copa de la Reina. 

Lucía León (7): Juan Carlos Amorós no se equivocó al apostar por ella. Velocidad, descaro y potencia en el lateral diestro. Dos goles y una asistencia. Su llegada ha sido todo un acierto.

Grace Asantewaa (9): El mejor fichaje sin lugar a dudas. Es una jugadora veloz, ágil, que puede jugar tanto de mediapunta como de pivote defensivo, que tiene gol, capaz de defender e incansable. Una todocampista. 

Stefanie Da Eira (4): Llegó como una goleadora de renombre, pero no ha podido mostrar sus capacidades. No ha encontrado portería en toda la temporada, lo que la ha llevado a ser suplente gran parte del año. Fichaje fallido. 

Rosa Márquez (s/c): Cayó lesionada de gravedad a principios de temporada. Todo bético la espera de vuelta para la próxima campaña.

Roosa Ariyo (s/c): Llegó en el mercado invernal, pero al haber disputado más de ocho partidos con el Tenerife, no pudo jugar con el Betis hasta la próxima temporada. ¿Error de la secretaría técnica o apuesta de futuro?

Dorine (8): Seguro de vida. Es esa central fuerte y compacta que toda defensa necesita. Y no es precisamente una jugadora lenta. Vital en la mejoría de la zaga verdiblanca.

Rinsola Babajide (7): Ha caído de pie. Se apostó por ella ante la falta de gol del equipo y, en 12 partidos, ha anotado tres goles, además del buen rendimiento sobre el césped que ha dejado. Con tiempo y continuidad, puede ser una jugadora a tener en cuenta.

Paula Perea (6): Luchadora. Puede no ser la lateral más contundente atrás, ni la más incisiva arriba, pero es una de esas que siempre está ahí y que se deja el alma. Esta temporada, compartiendo puesto con Medina, un gol y dos asistencias.

Matilde Fidalgo (s/c): Otro fichaje invernal que no ha tenido mucha relevancia en la temporada.

Vicky Benítez (6): Otra buena temporada de la canterana, intercalando partidos con         el primer equipo y con el filial. Sigue siendo merecedora de una ficha con el primer equipo.

Juan Carlos Amorós (9): Cumplió con su palabra. Dotó al Betis de una idea de juego reconocible, haciéndolo mejorar en defensa con su sistema de tres centrales. Quizás le faltó pólvora arriba, pero sus cifras son más que notables y, su temporada, de sobresaliente. Se le echará de menos por Sevilla.