Yo acuso: Algo más que tres puntos. Real Betis vs Villarreal CF.

0
11287

Recibía el Villamarín a un equipo completísimo en defensa y en ataque, que se postula a las altas cotas clasificatorias, y se les recibía sin nada menos que dos titularísimos ausentes, uno por lesión muscular y otro por lesión que lo apartará un excesivo tiempo del terreno de juego, pero no de nuestro cariño, Juanmi, vuelve pronto y muchos ánimos.

            El planteamiento de Emery se pareció al que el pasado año le permitió llevarse los tres puntos, muy juntos en línea de dos que hacían imposible entrar por el centro y donde la circulación de balón del Betis sólo permitía percutir por la banda izquierda. Se esperaba el error, que si les permitía ponerse por delante, sería un partido más tosco y con pérdidas de tiempo, amén de lentitud de circulación que impediría el ritmo verdiblanco.

            En defensa si planteó diferencias Pellegrini, ya que fue a buscar la salida de balón de los de Mercadona, presión hombre a hombre en salida de balón, con buen resultado y que sólo Lo Celso, que estuvo a un alto nivel todo el partido, llegó a romper, descolgándose de su posición de media punta al que no acompañaba el central bético para encimar y que hizo mucho daño, el argentino recibía, descargaba a veces en el carril o bien se daba la vuelta colocando en superioridad al Villarreal, esta faceta sólo fue corregida por Sabaly en el segundo tiempo, logrando alguna vez el robo de balón, a mi entender, no debe ser el lateral quien acompañe a Lo Celso sino el central y el LD  cierra con el central que queda,  pero Pezzella no acompañó, siendo su partido quizás el más errado de la temporada, hay que decir en su descargo que se recompuso al final del mismo.

            El partido estuvo en aprovechar el error contrario, con claras ocasiones para ambos equipos por errores a veces forzados (Caso de Canales fruto de nuestra presión) o no forzados (Caso de Lo Celso fruto de un balón errado por la defensa). En ese intercambio de golpes y de medirse estaba el partido donde salió triunfante el Betis, en gran parte porque el planteamiento fue menos descarado que el pasado año y porque se creó superioridad en banda izquierda, la asociación Rodri, Canales y Alex Moreno no fue atajada nunca por el Villarreal.  Gran parte de nuestro caudal ofensivo se dio en esa banda, con alguna ocasión donde Luiz Henrique se atrevió, parece que el brasileño mejora cada partido. Los córners de verde al primer palo para evitar la altura de sus centrales llegando LH a rematar uno de ellos con bastante peligro.

            Sería desproporcionado realizar una acusación en este artículo, ya que el enfrentamiento fue ante un rival con más poder económico, con más fondo de armario y que llegaba con cero goles en contra, sólo debo decir que los problemas que tuvo el Betis quedaron en menos debido a una gran actuación de Rui Silva, para mi un grandísimo portero para sonrojo de los adalides de la mala planificación. Y si Cordón estuvo bien en traerlo hace una temporada, qué decir del magnífico central Luis Felipe, expeditivo, bien en el juego aéreo, magnífico en la colocación y una jerarquía impropia para quien lleva tres días aquí. Recuerden, dos jugadores a coste cero de nivel TOP.

            Al terminar el partido, mi vecino de asiento y amigo me dice “éstos son más que tres puntos, es un golpe en la mesa de ambición”, asentí con la cabeza y supe que era el título del artículo y que luego, en sala de prensa, fue refrendado por el Ingeniero, que también lo afirmó. Si el Betis quiere ser algo más, estos duelos, frente a equipos teóricamente superiores, deben ganarse, y si lo es dejando la portería a cero debe definirse como competir al máximo nivel.

            No podemos dejar pasar la magnífica afluencia de público, en gran parte damnificado por la desastrosa planificación del Ayuntamiento y Obras Públicas del Estado y Portuaria, que convierten al aficionado en cabras, que deben saltar vallas, andar por arcenes, cruzar parques y aparcar a mucha distancia para llegar a un partido; cuántos obstáculos para ser siempre más de cincuenta mil en el estadio, sin metro que te lleve, y con un cercanías para los que vivimos en los pueblos que cierra temprano y no te permite cogerlo, bien haría el Betis en dirigirse a estas instituciones y en especial a RENFE, para que cambiara esta situación insoportable a todas luces. No hay aparcamiento, no hay caminos fáciles para llegar y al político no les importamos, lo que hace más admirable a nuestra afición que llueva, ventee o haga frío acude al Villamarín manque no tengamos forma de aparcar y debamos saltar obstáculos.

            El equipo está tercero, el Bético esperanzado, el equipo compite y su entrenador y director deportivo no les permiten que se excusen en bajas por lesión o por limites salariales, cuánto tiempo esperando tanta unidad, que siga.

CompeticiónPost del partido ➡   Ficha del partidoGalería