Yo acuso. El AVE llegó tarde. Atlético de Madrid vs Real Betis 2-1

0
1119

2 - 1
Tiempo completo
Pezzella 7'
1-0
Morata 44'
2-0
2-1
61' Carvalho
Colegiado: Soto Grado
VAR: Jaime Latre

Nueva web  ➡ Ficha del partido ➡ Post del partido ➡ Galería de fotos 

Partido de la primera vuelta

Desde 2011 al parecer, según amantes de estadísticas, no se ganaba en visita a los colchoneros, y seguirá un año más así. Visitar Madrid, para los de pueblo como yo, requiere ir más preparado que los profesionales que pululan por la ciudad y generalmente se iba el AVE, ese tren de alta velocidad que garantizaba llegar a tu hora y si no era así te devolvían el dinero. Esto ya no sucede, como tantas cosas en nuestra vida han ido a peor en cuanto al respeto de los derechos del ciudadano. Pues bien, el Real Betis Balompié llegó al partido en AVE, 45 minutos tarde. Las causas son varias, pero todas entrenables y por supuesto previsibles.

            Es evidente que el At Madrid, tras el repaso del At Bilbao, vendría con intención de agradar a su afición, que, además, vendría acostumbrado a un partido de ritmo alto y con presión en salida de balón. Previsible todo.  Al igual de previsible era la forma de componer el equipo en el campo, donde esta temporada el Atleti tiene de carrileros a jugadores ofensivos que llevan regular volver hacia atrás.

            Digo todo lo anterior porque mi principal sorpresa estuvo en comprobar que, a pesar de la previsibilidad de lo comentado, la salida de balón fue absolutamente defectuosa, donde Roca y principalmente Bellerín cometieron muchos errores en el pase que propiciaron que el At Madrid, casi sin despeinarse, se pusiera 1-0. Esto no fue más porque Rui Silva para un penalti absolutamente inexistente, que sólo ve el VAR y que confirma Soto Grado. Luego llegó el segundo y ante esa situación y la falta de actitud de los jugadores se puso no cuesta arriba sino imposible.

            Cuando hablo de falta de actitud no es una apreciación subjetiva, sino que en tres ocasiones seguidas remata un jugador del At Madrid y se quedan parados todos los defensores, permitiendo hasta tres segundas jugadas sin oposición.

            La presión local en salida de balón nunca fue anulada, básicamente porque Samuel Lino contribuía en altura a dicha presión generando superioridad, y, por el contrario, Pellegrini no preparó esta situación, ni colocó un jugador detrás de Lino para crear peligro por ahí en el hueco atrás que dejaba el brasileño ni ayudó a Cardoso en la salida de balón, ya que tanto Roca como Fornals y Rodri estaban demasiado alejados de centrales y Cardoso, con lo que presionar daba sus frutos.

            Y claro, nuevamente en el descanso debe cambiar cosas el Ingeniero, por mor de los jugadores y porque el cuerpo técnico se vio superado por la situación, sin dar alternativas al jugador en el campo que debe salir con ideas trabajadas e instalado en la activación y actitud frente a un equipo que vive del error ajeno.

            Pues los señalados al descanso Roca y Rodri, sus sustitutos, los Guido y Carvalho mejoraron enormemente estas prestaciones de los anteriores, así como la colocación en el campo, más adelantada la defensa, mejor presión tras pérdida, mejor circulación de balón y Fornals en zona de extremo, de ahí que Lino no fuera el de la primera parte y acabara sustituido. A todo esto, se añade que Carvalho salió en “modo capsula” es decir, liderando la circulación de balón, en superioridad técnica frente a cualquier otro medio en el campo, y con un golazo.

            Sufrió el At Madrid e hizo creer que podríamos empatar, pero fue tarde, a pesar que Guido dio un palo que hubiera sido el empate. Fue como siempre y se le dio demasiada ventaja (todo el primer tiempo) a un equipo que se siente cómodo sin balón y que sabe, como nadie, aprovechar el error ajeno. Una pena, tantas ocasiones perdidas este año para haber enganchado una buena racha positiva y no tantos dientes de sierra en el rendimiento. Villarreal es la próxima estación.

            Nueva web Real Betis