Yo acuso. «Ganar esperando el error». Real Betis – Atlético de Madrid

0
12442

Nos plantamos a jugar contra un rival que económicamente aspira, o al menos eso debe, a todo. No en vano el At Madrid lleva años sin perder en el Villamarín y además no se amolda Pellegrini a la forma de plantear el partido Simeone, el Cholo viene a la Palmera con un equipo generalmente defensivo, colocando por delante de la defensa medios de contención si rubor, en este domingo tres, y dejándolo todo a la inspiración de los excelentes Correa y Griezman, y así fue, al argentino no le supone un problema que un equipo, teóricamente hecho a base de talonario para empresas superiores, deje el campo contrario sin pisar y sin tirar a puerta al albur del primer fallo de quien propone fútbol y pueda cazar el ansiado gol para luego no jugar a nada.

            Es un hecho bien cierto que es más difícil construir que destruir y año tras año se viene dando, y por ello me resulta tan difícil creer que para ganar, teniendo el elenco de jugadores que tiene, recurra a formas menos sublimes de ganar. Es quizás más complicado de lo que parece asociarse, ser vertical, buscar en apoyo al compañero y tratar la pelota desde tu ataque que esperar al error del rival, con la suerte de meter la única que llegue, para luego echarse atrás, yo no lo compro, lo siento, pago una entrada para otras cosas más altas.

            Volviendo a este domingo, el panorama con el que nos presentábamos a competir en resumen era el siguiente: sin el mejor goleador de la pasada temporada, Juanmi, sin el jugador más desequilibrante Fekir y sin el jugador insignia, Canales, éste último por un atropello de un árbitro que en su megalomanía, ha buscado pasar a la historia expulsándolo por primera vez en 512 partidos de ejemplaridad como jugador, el germen de la planificación de este partido contra el At Madrid empieza ahí, para continuar con la colocación en el VAR y árbitro a un señor sobrino de un dos veces consejero de la SAD SFC y el árbitro que no tardó en apoyar mediáticamente la pantomima montada por Medina Cantalejo tras el Derbi de la huida, si el de la huida, porque fue lo que pasó, aunque todos lo conozcan como el derbi del palo.

            Con estos hándicaps el Betis dio entrada en la media punta a Carvalho y en su posición habitual colocó a Guardado, que hasta que le duró el fuelle cumplió coincidiendo con el primer gol, junto con un Guido en el doble pivote, que es cada vez mejor, se me acaban las palabras ante el cinco argentino, lo hace todo bien. Colocó el Ingeniero en las banda a Luiz Henrique y Rodri, éste último se siente cada vez más seguro en la posición que le ponga y a mi entender el futuro del Betis pasa por su nombre, como protagonista en un no lejano día. Sobre Luiz Henrique hay que decir que alterna cosas grandes con lagunas, es pronto, y me quedo con lo bueno, que será más cuando su ritmo y toma de decisiones sean a la velocidad que requiere el fútbol europeo.

            Como hemos comentado ya , el At.Madrid compuso dos barreras defensivas, tres mediocentros defensivos Kondogbia, Witsel y Saúl (tirado a banda en ataque y cerrando con los otros dos en defensa) y la propia de defensa de cuatro. No hubo ninguna ocasión de gol ni tiro a puerta por parte del At. Madrid en todo el primer tiempo, por el contra, el Betis propuso , llevó la iniciativa y fue el único acreedor de mejor resultado y ello con una nueva ausencia, Luiz Felipe, que no volverá hasta después del mundial por lesión muscular, todo esto continuó en el segundo tiempo, con gol anulado por el VAR, hasta que una serie de fallos defensivos propiciaron los dos goles del equipo del Manzanares, sería injusto por mi parte acusar a Rui Silva de un borrón, por cuanto nos ha dado en el tiempo que lleva con nosotros, en mi opinión no recuerdo mejor portero en años incluso décadas. Pudo hacer más en ambos goles, donde no acierta.

            Así las cosas, cuando parecía todo decidido ya en el 75`, Pellegrini da entrada a Fekir y es suyo el gol, magistral falta. Quizás fue quien mejor atacó líneas, lo que no quiere decir que este Betis no monopolizara antes el ataque de forma correcta, si bien es cierto que el franco-argelino es absolutamente desequilibrante y diferencial, justo es decir que buscó en casi todas las distribuciones a Cruz, lo que escenifica que Fekir le reconoce calidad dándole la pelota con prioridad, debemos concluir que Juan Cruz puede, por condiciones, llegar a ser protagonista sin que debamos pedirle de momento ese papel, sobre todo porque debe pulir cosas que parecen automatismos, suele centrar cuando sólo existe un jugador o ninguno en el área, con levantar la cabeza y que los delanteros conozcan lo que va a hacer se solucionaría.

            Las lesiones continuaron, Sabaly abandonó en el segundo tiempo el partido, que en su caso fue destacado, no recordando ningún error por su parte hasta la sustitución.

            No hubo tiempo para remontar o empatar, entre las pérdidas de tiempo y el inexplicable tiempo de prolongación, era imposible, estaba así escrito, o planificado…

            Es cierto que al ganar, el Cholo se adjudica la razón, pero el atajo no es el camino correcto y en este caso, el camino correcto es el marcado por Manuel Pellegrini, no me cabe duda que el equipo seguirá la senda victoriosa del pasado año, ahora llega el parón del Mundial pero antes tendremos rivales de exigencia, UEL, Real Sociedad y el eterno rival, hay que irse de vacaciones dejando buen sabor de boca, a por ellos Real Betis Balompié por siempre y para siempre.

CompeticiónPost del partido ➡   Ficha del partidoGalería