Pues por más que nos pese dice una verdad como un templo. Nos llevan años luz. Allá cada uno si se quiere engañar solo falta echar un ojo al palmarés...