Que descanses en paz, de una betista...