El primer día de una nueva vida 2-1. Crónica del Real Betis – Málaga CF

0
1767

Hay finales que significan nuevos comienzos y el 30 de abril de 2018, a tres fechas de la conclusión del campeonato, el Betis arranca una nueva etapa. Europa ya es una realidad en Heliópolis y debe significar la primera piedra en su nueva vida.

En un partido verdiblanco bastante mediocre, el Betis superó al Málaga por 2-1, levantando un resultado adverso con los tantos de Durmisi y Fabián. Tres puntos que sirven para certificar el pase a Europa League de forma matemática.

Setién no innovó demasiado y volvió a cambiar las fichas pero no el tablero. Pedro y Durmisi cubrieron las bajas obligadas de Dani Giménez y Bartra, mientras que Joaquín y Sanabria reemplazaron a Tello y Loren.Durante todo el primer tiempo, el Málaga se mostró superior al Betis, motivado por una presión alta y a un cierre de espacios por el centro que ahogaban prácticamente cualquier intento bético.

Aunque Barragán tuvo la primera clara con un remate al larguero, el equipo costasoleño se acercó con más peligro y se adelantó en el marcador con un gol de En-Nesyri, que aprovechó un despiste de una zaga bética muy adelantada.

El Betis se repuso rápido y consiguió empatar por mediación de Durmisi, que se aprovechó de un garrafal error dentro del área de Rosales. Aun así, esto no amedrentó a un Málaga que superó en juego a un nervioso equipo verdiblanco forzándolo siempre al fallo.

Tras el descanso, el Betis siguió sin imponerse, aunque el físico y la calidad individual cada vez fueron reduciendo las diferencias. El equipo de José González apretaba, pero un destello de calidad de Fabián decantó la balanza, con un soberbio pase a la red desde la frontal del área.

A partir de ahí, el Betis se redujo a mantener la victoria ante un valiente pero pobre Málaga, que empujaba con más corazón que cabeza.

Al final, victoria bética que sella el pasaporte europeo para la próxima temporada y finiquita una magistral campaña liguera, a falta de certificar la quinta posición y dar una alegría a la afición en el derbi.