Un liderato pendiente. Previa F91 Dudelange – Real Betis.

0
826
El Real Betis llega al encuentro europeo de este jueves con los deberes ya hechos. Los verdiblancos consiguieron hacerse con el billete a octavos tras vencer al Olympiacos en el Benito Villamarín el pasado 29 de noviembre. Sin embargo, aún les queda un reto por delante, y ese es conseguir el primer puesto del grupo sumando otros tres puntos ante el Dudelange en tierras luxemburguesas. 
 
El equipo de Setién ha logrado firmar una dinámica positiva en casa, con cuatro victorias en feudo verdiblanco. No obstante, como visitante no ha tenido tanta fortuna. Aunque logró hacerse con tres puntos en el encuentro liguero ante el FC Barcelona, no corrió la misma suerte en el estadio de La Cerámica, en el Coliseum o en el Wanda Metropolitano, donde no consiguió sumar. Aun así, en Europa League la historia es diferente, pues no ha sufrido ninguna derrota, por eso mismo está obligado a dar un golpe sobre la mesa en el Stade Jos Nosbaum y hacerse con el primer eslabón de la clasificiación. 
 
En la otra cara de la moneda se sitúa el Dudelange, que ya está eliminado y sin opciones a nada. Con todo perdido, el conjunto enfrenta este encuentro como «el partido de honor», ya que sería menos amargo despedirse de la competición europea con una victoria ante el cuadro bético, pues no ha conseguido sumar ningún punto a su casillero. Asimismo, ha llegado a recibir cinco goles ante el Olympiacos en tierras griegas y otros cinco en San Siro contra el Milan. 
 
Andaluces y luxemburgueses se encontraron el cuatro de octubre en el primer partido de Europa League del Real Betis en el Villamarín. Los de las trece barras brindaron a su afición la primera victoria europea en casa de esta temporada, venciendo a los de Dino Toppmöller por tres goles a cero. Por ello, para el enfrentamiento de este jueves, los visitantes se postulan como claros favoritos ante un desbastado Dudelange que solo ha visto sombras en la competición europea. 
 
En la rueda de prensa previa, Setién afirmó que la «idea en cualquier partido es ganar». «Venimos con las mismas expectativas que a otros campos, ser mejor que el rival y vencer. La dinámica ahora es positiva, estamos en un buen momento general. Hay ilusión por quedar primeros de grupo sin esperar al resultado entre Milán y Olympiacos», confesó. 
 
Además, hizo un análisis general del rival, el Dudelange: «Con todos los respetos, el Dudelange no ha logrado tener opciones de clasificarse y evidentemente por potencial e historia es el más débil del grupo pero hay muchas cosas de este equipo que nos gustaron en la ida. No afrontamos el duelo pensando que va a ser fácil. Ellos hicieron algunas cosas en ataque que nos comprometieron mucho, nos costó durante gran parte del encuentro marcar goles. Ése es el partido que espero para mañana». 
 
Respecto a las posibles rotaciones para afrontar el partido ha admitido que habrá «variaciones en la configuración del equipo».
 

Por último, comentó los posibles rivales en los dieciseisavos: «Los últimos resultados nos han reforzado. Quedar primero o segundo influirá en el rival. Pero no pienso mucho en el futuro, trato de prepararme al máximo para cada duelo que queda. Trataremos de seguir en todas las competiciones el máximo tiempo posible e ir sumando cada día sin crear unas expectativas que pueden confundir».