Conoce a fondo a… Fekir

0
1019

En los últimos años, el Betis se ha especializado en imposibles. Cuando empezaron a surgir rumores por un Marc Bartra que estaba disputando Champions con el Borussia, todo el mundo lo consideraba una bicoca. Pero lo consiguió. El pasado verano, William Carvalho, reciente campeón de Europa, y Lo Celso, uno de los jugadores más prometedores del planeta, también parecían objetivos irreales, pero la ambición terminó premiando los intereses verdiblancos.

Nabil Fekir es, probablemente, el fichaje más potente del Real Betis desde Finidi George, y está a la altura del de Denilson. Desde prácticamente cada rincón del continente se echan las manos a la cabeza sin dar crédito cómo un equipo que no juega siquiera competición europea pueda llevarse a un jugador por el que hace nada se estaban pegando los mejores equipos del mundo.

El francés ha desarrollado toda su carrera en el Olympique de Lyon. Desde su debut, era obvio que era un jugador con un talento muy especial. Verlo conducir con el balón pegado al pie izquierdo y regatear a cualquiera que le saliera a su paso provocaba una comparación inevitable y evidente. Una lesión en 2015 en la rodilla ralentizó esa progresión fulgurante, aunque no terminó con un jugador superlativo. Eso sí, condicionó de forma clara su juego: pasó de ser un futbolista explosivo capaz de llevarse a los rivales tanto en carrera como en el rebote a un jugador muy hábil entre líneas y acostumbrado a llevarse a los rivales con el cuerpo y con su potente tren inferior.

Fekir llevaba tirando del carro en los últimos años del Lyon y necesitaba un nuevo reto en su carrera, oportunidad que ha aprovechado el Betis para hacerse con sus servicios.

El tan manido Big Data ha tenido una influencia decisiva en el fichaje de Nabil Fekir. Desde finales de la temporada pasada, el club sabía que tendría que ejercer la opción de compra de Giovani Lo Celso para realizar una venta histórica este verano, por lo que debía acertar muy bien con el sustituto para no echar en falta el rendimiento del argentino. Pocos futbolistas en el mundo podrán encontrar en la demarcación y con la calidad del rosarino tan similares, aunque con tendencia más ofensiva, por lo que en teoría aportaría más en metros finales.

Ahora bien, toca analizar cómo encaja Fekir en el esquema Rubi. Aunque bien es cierto que el técnico catalán no habrá puesto un solo pero por contar con un jugador de talla mundial, el encaje del francés en su esquema base (4-3-3) no es del todo simple, ya que tiende a actuar más como enganche desde el centro, sin tener que correr tantos metros acompañando la jugada. Por eso, el entrenador verdiblanco tendrá que analizar si le conviene sacrificar un interior o un extremo para crear ese mediapunta que comande el juego de ataque. En cualquiera de los dos casos, para un futbolista que trabaja para crear espacios y tirar paredes, su visión será todo un acicate para el juego exterior y la velocidad de los carriles, lo que dotará de más recursos a la verticalidad que busca Rubi.

Por último, el Betis ficha a un ganador. El francés está acostumbrado a la exigencia de ganar siempre en Lyon, donde siguen sin acostumbrarse a quedar por detrás del todopoderoso PSG, y de una Francia que en los últimos años ha partido como gran favorita de los torneos internacionales. Y ese gen es el que ha estado incorporando en los últimos años la dirección deportiva verdiblanca: un jugador que está acostumbrado a ganar como norma responde a esa presión que en los últimos años se siente en el Villamarín.

En definitiva, Nabil Fekir llega a Heliópolis como una auténtica bomba. Un fichaje impensable hace algunos años y del que se espera que sea el líder de un equipo que busca volver a Europa y volver a imponer respeto en cada campo del país, además de convertir el Villamarín en un fortín.

DEBATIMOS EN EL FORO