Setién: A Marcelino lo iban a echar, y ahora lo gana todo

0
903

Quique Setién está siendo una de las figuras más criticadas actualmente, por lo que la victoria ante el Villarreal debe ser una obligación. El técnico ha comparecido en la rueda de prensa previa analizando de nuevo el partido ante la Real Sociedad: «A pesar de la derrota las sensaciones fueron diferentes a las de Vallecas.  Creo que en Anoeta no teníamos que haber perdido. Hicimos muchas cosas bien para, como mínimo, haber empatado. Conseguimos controlar el partido al inicio, meter a la Real en su campo, llegamos varias veces con peligro, luego hay la acción del gol, que esa sí que nos afecta, nos deja tocados, porque estábamos bien con el balón y luego esto no lo mantuvimos en el tiempo. Nos sobrepusimos en una gran parte del partido. Llegó el segundo gol después de dos acciones nuestras en las que pudimos haber marcado. Esto suele pasar a veces cuando la dinámica no es buena, pero el equipo transmitió cosas muy interesantes. Adolecimos de la falta de eficacia en las dos áreas. Al final dejamos a la Real, que también es un gran equipo, con trescientos pases, le anulamos bastante, pero no nos dio el gol para ganar».

 
Otro de los temas a tocar en la sala de prensa fue la debilidad defensiva del Real Betis, algo que les está pasando factura: «Esto no es un problema puntual. Nosotros estamos recalcando que no nos hagan centros, que nos cuestan las marcas. Las acciones que recibimos las hacemos con muchos jugadores por detrás del balón que el rival. Estábamos perfectamente colocados, incluso, en las pérdidas. Es verdad que hay un regalo que cedemos un balón atrás y son fallos puntuales, pero creo que sí que es verdad que nos falta ese punto de agresividad y no sé por qué, lo repetimos mucho para mejorar».
 
El técnico cántabro también habló sobre el rival: «Todos los partidos van a ser complicados, no hay equipos a los que se les gane fácil. El partido de mañana va a ser complicado, un equipo que está en una situación incómoda y la realidad es que van a tratar de sumar puntos que les permitan estar desahogados y nosotros, seguir con el convencimiento de que nos podemos meter en Europa, que podemos hacer un buen partido y a ver si tenemos la fortuna de estar acertados con la portería y ser más cuidadosos en la nuestra».
 
A este domingo llegan tras atravesar una mala racha en los resultados, pues esta campaña no está dejando buenas sensaciones: «Es lo mismo que le ha pasado al Valencia, pero al revés, a Marcelino lo iban a echar, y ahora lo gana todo. Nosotros tenemos que tener en cuenta que para nosotros este año ha sido difícil, con muchas cosas difíciles de gestionar, como jugar en Europa, haber llegado a semifinales de Copa, hemos jugado muchos partidos, todos con la máxima intensidad y seguramente podemos sacar conclusiones al final de la temporada para mejorar aquellas cosas en las que nos hemos podido equivocar y mejorarlas. Es verdad que las expectativas creadas no se están cumpliendo, aunque todavía quedan ocho partidos y hay dos maneras de ver las cosas, ser pesimistas y pensar que esto es un desastre o ver las cosas con perspectiva, teniendo grandes jugadores que lo pueden hacer bien y que vamos a ganar todos los partidos».
 
Setién fue preguntado sobre su puesto y si podría peligrar su permanencia en el banquillo del Betis: «Hace ya mucho tiempo que desde bien pequeño me acostumbré a soportar chaparrones. De la misma manera que ganamos en Barcelona o Milan ahora me toca apechugar. Es la profesión que he elegido. Siempre vengo a trabajar con ilusión y alegría, hay muchas cosas que no puedo controlar. Centrarme en conseguir en que mis jugadores estén anímicamente lo más fortalecidos posible y que todo lo que planteamos en la pizarra, salga». Sin embargo, sigue teniendo el apoyo del club: «Nos han transmitido tranquilidad y también es verdad que las cosas para el club tampoco son fáciles. Y también están preocupados con la situación del equipo y creo que en el fondo, lo que todos pensamos es que vamos a salir de esta situación. Nos apoyan para cambiar esta situación».
 
Por último, comentó el estado de sus lesionados: «Esta semana iba a ser buena para Júnior, un poco más de tiempo y margen para poder superar del todo el problema que tuvo y lo normal es que mañana entre  en la convocatoria, Francis está un poco más retrasado, la semana que viene seguirá con el grupo pero para ir convocado no está».