La Maglia Verde. Se rompió la goma 3-2. Girona FC vs Real Betis

0
1328

3 - 2
Tiempo completo
Dovbyk 35'
1-0
1-1
45' Willian José
Dovbyk 64'
2-1
2-2
75' Willian José
Stuani 92'
3-2
Colegiado: Gil Manzano
VAR: Jaime Latre

Nueva web  ➡ Ficha del partido ➡ Post del partido ➡ Galería de fotos 

Partido de la primera vuelta

Nuestro Real Betis Balompié ha visitado al Girona FC  en  partido correspondiente a la jornada 30 del campeonato nacional de Liga. Nueva derrota, ciertas mejoras pero la racha negativa se acrecienta a cero de doce puntos en los cuatro últimos partidos disputados.

Para cerrar una Semana Santa atípica en cuanto a lo climatológico este Domingo de Resurrección en tierras gerundenses, donde la fiel infantería de béticos de Cataluña nuevamente ha estado con el equipo de manera masiva, nos ha dejado un Betis que se viene de vacío cuando se acariciaba un punto que ya casi estaba ganado, pero de nuevo Stuani, el uruguayo parece que nos tiene tomada la medida, dio el triunfo al equipo local en el tiempo de descuento.

Con un ojo puesto en Flandes, hoy se disputaba el primer monumento de la temporada ciclista en cuanto a clásicas se refiere, el equipo verdiblanco salía con toda su artillería al campo. El dibujo de inicio no era el del doble pivote que tan buen resultado ha dado a lo largo de la temporada debido a la ausencia por lesión de Marc Roca y la suplencia de Johnny Cardoso que aguardaba en el banquillo tras compromiso internacional con su selección. Sin embargo, los argentinos Pezzella y Guido sí eran de la partida. Es decir, Isco y Fekir juntos y con Willian José como referencia en punta. Por los costados Ayoze por la izquierda y Fornals desde la derecha.

Mientras en Flandes Van der Poel, absoluto dominador de la temporada de ciclocross en invierno, se exhibía y ganaba por tercera vez entrando en el mítico grupo de elegidos conocido como “Los leones de Flandes” comenzaba el partido en Montilivi entre un equipo local revelación de la Liga y un equipo visitante que buscaba relamerse de sus heridas tras los tres tropiezos anteriores en la competición.

Estaba bien el Betis en el campo, se nota una barbaridad el regreso de Isco, y controlaba el partido sin mayor problema. No se veía cómodo al Girona que, aunque tenía la posesión, no creaba excesivo peligro no fiándose de las posibles contras verdiblancas. Así, en un centro sin aparente peligro, Chadi Riad hace un penalti tan claro como absurdo pues aunque el remate iba a puerta y el marroquí lo desvió con la mano no parecía que dicho cabezazo fuera a generar mayor peligro. Penalti transformado por Dovbyk en el 36’ y otra vez nos quedamos cortados en el marcador. El Betis acusó el golpe y pasó por sus peores momentos y el equipo catalán se veía como quería, por delante en el marcador y con la posibilidad de sentenciar en cuanto pudiera con ese fútbol tan preciso y vertical que esta temporada ha mostrado y además espoleado por su afición. Pero en el último suspiro de la primera parte, la presión de Willian José sobre un confiado David López le hace hacerse con el balón y viendo al portero adelantado hace justicia marcando y poniendo tablas en el marcador. De nuevo enganchados haciendo la goma.

Estaba por ver cómo afectaría psicológicamente a ambos equipos este postrero gol bético antes del descanso. Y la segunda parte comenzó con los que pudieron ser los mejores minutos verdiblancos. Al menos no tuvimos las pájaras de Metropolitano (primer tiempo), Villarreal en casa (segundo tiempo) o Vallecas (partido completo). Se le veía bien al equipo aunque es cierto que Fekir aún anda lejos de su mejor momento. Todo se decidiría por detalles y los cambios serían decisivos. Y vaya si lo fueron. En el 65’ el ariete local Dovbky hace doblete y marca el segundo en una jugada perfectamente evitable: el Girona sale fácil de la presión verdiblanca que ya empezaba a flaquear y en tres pases (mal despeje nuestro incluido) llega el segundo gol local. Otra vez descolgados.

Pero la tarde andaba de errores repartidos y de nuevo el central catalán David López no acierta a despejar y Willian José remata prácticamente a placer en el 76’ consiguiendo también hacer doblete. Nos enganchamos nuevamente al partido haciendo la goma.

Y cerca del final entra en el campo… Stuani, protagonista de muchas pesadillas en verdiblanco. Cuando el partido estaba prácticamente finiquitado el uruguayo remata por doble ocasión ante el portero tras un centro lateral que tres defensores béticos no aciertan a despejar. Se rompió la goma porque el partido no dio para más. Nueva derrota que complica la clasificación europea, de hecho el sexto puesto que da derecho a Europa League se va a siete puntos tras el triunfo de la Real Sociedad en Vitoria. El equipo donostiarra supo nadar y guardar la ropa: cabezazo en un córner y tres puntos. Cuántas veces el Betis se ha puesto por delante este año fuera de casa y ha terminado empatando o perdiendo.

Aunque corredores españoles como Cortina o Lazkano se han hecho notar en Flandes lo que realmente cuenta en el deporte profesional, ya sea fútbol o ciclismo, es ganar y conseguir objetivos. Habrá que centrarse en la consecución de la séptima plaza que daría participación en Conference League, siempre y cuando el Athletic de Bilbao se proclame campeón de la Copa del Rey en Sevilla el próximo sábado. Nuevo parón por tanto de dos semanas y ocho partidos por delante. Habrá que pelearlos como fugado que lucha por mantener su ventaja. No será fácil porque tenemos rivales que nos pisan los talones pero hay que morir sobre la bicicleta dándolo todo. O sobre el verde.

Vamos Betis, siempre contigo. Manquepierda

Nueva web Real Betis