Otro petardazo 1-3. Crónica del Real Betis – Stade Rennes

0
576
El Betis se quedó fuera de Europa en dieciseisavos tras caer ante el Rennes (1-3) en un encuentro malo en ataque y desastroso en defensa, donde dio vida a un equipo francés con muchas carencias.
 

Hasta cuatro cambios planteó Setién en un once de garantías manteniendo la buena dinámica del encuentro ante el Alavés, con la principal novedad de la dupla Loren y Jesé en ataque.

Aunque el Rennes apretó arriba, lo cierto es que el Betis parecía tener controlado el encuentro desde el comienzo, aunque los riesgos tomados por ambos equipos provocaron que pronto empezaran a aparecer los espacios que aprovechó mejor el equipo francés.
 
A través de las bandas es donde marcaron las diferencias los visitantes, con más velocidad y con una zaga enfrente que concedió demasiado, como se vio en el 0-1 en el que Bensemaini remató totalmente solo.
 
El Betis intentó estirarse arriba con un Jesé que creaba muchos espacios, aunque con poca efectividad en los últimos metros. El que no falló fue Hunou, que empujó a la media hora un centrochut de Sarr ante una defensa contemplativa para el 0-2.
 
A pesar de estos dos duros mazazos, el conjunto verdiblanco no le perdía la cara al partido ya que el Rennes seguía dejando muchos espacios atrás. A falta de cinco para el descanso, una rápida transición bética terminó remachada a la red por Lo Celso manteniendo las esperanzas.
 
El segundo tiempo lo empezó con la dinámica positiva del final del primero, metiendo en su área al equipo francés. Jesé por partida doble probó al meta rival, pero sin demasiado éxito.
 
Pero este empuje se fue diluyendo como un azucarillo y el Rennes fue llevándose el partido a su terreno, haciendo muy lento y pesado el trascurso del mismo ante un equipo bético tremendamente impreciso.
 
Poco a poco fue dilapidando sus opciones de empatar el partido, más aun con la gestión del banquillo, ya que los cambios empeoraron al equipo.
 
Al final, el Betis terminó muriendo sin inquietar realmente la portería rival y sentenciado con el 1-3 final de Niang en el 93′. Un ridículo que deja al equipo fuera de Europa a las primeras de cambio y la moral por los suelos de cara a una semana trascendental.