Setién: “Yo vengo a jugar, a entrenar y hay muchas cosas que no me interesan”

0
566

Quique Setién ha comparecido en rueda de prensa previa al duelo ante el Racing, su primer encuentro de Copa del Rey, mostrándose convencido de que volverán los buenos resultados. El técnico cántabro vuelve a casa, al Sardinero, y lo hace con mucho optimismo, a pesar de que considera que será un partido complicado: “Lo vamos a afrontar con mucha seriedad. Estos partidos, a veces, tienen un punto de dificultad, aparentemente es un equipo de diferente categoría, pero la realidad en el campo suele cambiar. Ya lo vimos ayer en algunos partidos lo complicado que es superar a estos equipos. Tienden a dar lo mejor de sí mismos y tú piensas que vas a ser más fácil de lo que es. Ya estamos avisados y trataremos de dejar claro que va a ser un partido difícil, que el Racing está en un gran momento y tendremos que emplearnos a fondo si queremos aclarar la eliminatoria desde la ida. Que nadie piense que sea fácil”.

Para Setién, es un partido muy especial, por el rival y por el lugar: “Hay partidos en los que siempre celebraré los goles de mi equipo, también más efusivo o no según la importancia. Va a ser contra mi equipo de los sentimientos profundos, quiero mucho al Racing, pero quiero pasar la eliminatoria”.

Además, ha analizado la semana de trabajo después de la derrota ante el Getafe: “La llevo como siempre, ya sé que nuestra profesión es ésta. Siempre estás haciendo equilibrio encima de la carpa, me gustaría que las cosas se analizaran con más perspectiva. No le damos mucha importancia ni a unas cosas ni otras. No conozco muchas aficiones, lo hemos hablado, aquí hay más pasión que en otros sitios. Cuando ganas eres excesivamente feliz, y cuando pierdes excesivamente triste. Yo no lo voy a poder controlar, lo que hago es decir lo que pienso y lo que siento. No entiendo bien que haya gente que parece que quiere buscar problemas donde no lo hay. Yo vengo a jugar, a entrenar y hay muchas cosas que no me interesan”.

Setién ha recibido muchas críticas en lo que va de temporada, por el juego y los resultados de este Betis. Sin embargo, el míster ha afirmado que no le da mucha importancia a las críticas: “Desde la grada hay siempre un sentimiento hacia tu equipo que te frustra o te entusiasma. En función de si ganas o pierdes la gente se mueve, en unos sitios más expresivos que otros. Lo importante es que nosotros no estamos pendientes de eso. Cada vez que pierdo no pienso que he cometido un delito, entiendo la derrota como una parte de este juego. Todo el mundo quiere ganar, pero no puede ser. Las cosas no las puedes analizar por sólo un día sino por más tiempo”.

El cántabro sigue confiando en su equipo y seguirá con el mismo estilo que se ha visto hasta ahora: “Este Betis desde que estamos nosotros está en crecimiento. En el resto de España y de Europa nos valoran muy positivamente. A esa gente no les vale el último resultado, les vale lo que ven. Me tengo que mover por eso. Si me frustro cada vez que pierdo un partido no valdría para esta profesión. No voy a cambiar ni con los halagos ni con las críticas. Mantengo una línea, para una gente seré un entrenador muy válido y para otros un desastre”.

Por último, ha hablado sobre el puesto en Liga, donde se sitúan decimoterceros, y el resultado demostrado por el conjunto verdiblanco: “No estoy preocupado, como tampoco estaba especialmente feliz por ir quintos. Las cosas hay que verlas con perspectiva, ver las sensaciones que transmite el equipo y pensar que el futuro siempre es mejor. A los agnósticos, estoy seguro de que los vamos a convencer de nuevo, con buenos resultados y fútbol. Tengo confianza en mi equipo, en los jugadores, en lo que estamos haciendo. Si miras las cosas a corto plazo, estamos los 13, es un dato incuestionable, pero como otros positivos que también existen. Seguimos firmes en nuestro camino y mejoraremos ese dato”. Aunque el tema clave siempre es la poca efectividad de cara a potería: “No estamos metiendo goles, nos está costando hacer goles, pero el equipo ha transmitido cosas muy positivas a las que acogernos. El único partido que no hemos estado a la altura fue el último, y fue medio tiempo. No ha sido tan malo como esperaba y vi en el campo, después de analizarlo. Entiendo que la gente se enfade por no ganar, pero no me fijo en el resultado. He ganado en el Bernabéu y he venido aquí a decir que hemos recibido ocho ocasiones y podríamos no haber ganado”.

Post del partido