Una sufrida vuelta a la senda de la victoria 2-3. Crónica Ciudad de Lucena – Betis Deportivo.

0
766

El Betis Deportivo ha vuelto a encontrarse con la victoria en su visita a Lucena. En un partido complicado, el conjunto de J.J. Romero logró hacerse con los tres puntos, que ahora mismo le sitúan en el tercer puesto y a tan solo dos puntos del líder, el Utrera.

Pronto empezaban los verdiblancos a avisar a su rival, llegando de forma habitual al área local. Aunque el guardameta Sillero logró evitar un primer gol, no puedo parar a Abreu, que mandó la pelota al fondo de la red para poner por delante al equipo visitante.

Nieto hizo lo propio poco después, poniendo el segundo tanto en el marcador y haciendo al Betis Deportivo respirar de forma más tranquila, aunque no por mucho tiempo. El guardameta del equipo cordobés tuvo que hacer un gran trabajo para que los de José Juan no ampliaran la ventaja.

A la vuelta de vestuarios, fue el Ciudad de Lucena el que metía una marcha más al partido, pero Carlos Marín protegía la portería verdiblanca con seguridad. A pesar de los intentos del filial bético, acabaron sufriendo en el último tramo.

El tiempo de añadido dio para mucho en tierras cordobesas. Kike Roldán recortaba las distancias, pero Tellado puso el tercero tan solo un minuto después. La última palabra del duelo la tuvo Núñez, para finalizar el partido con un 2-3 en el marcador.

Ficha técnica

Ciudad de Lucena: Sillero, Carmona, Núñez, Curro Pérez, León, Ale Rivero, Álvaro Torralbo, Yared (Mario 45′), Diego, Iván Henares (Lópes 82′) y Víctor Díaz (Kike Roldán 63′).

Betis Deportivo: Carlos Marín, Tellado, Julio Alonso, Edgar, Diego, Paul, Nieto, Meléndez (Jaime 82′), Raúl (Altamirano 69′), Rodrigo (Trápaga 75′) y Abreu.

Goles: 0-1 (16′): Abreu. 0-2 (27′): Nieto. 1-2 (68′): Kike Roldán. 1-3 (93′): Tellado. 2-3 (94′): Núñez.

J.J. Romero: “No me voy con ningún ánimo”

Al acabar el enfrentamiento, José Juan Romero pasó por rueda de prensa e hizo una valoración del partido, mostrándose muy crítico: “En la segunda parte hemos tirado una obra de arte. Lo que hemos hecho en el primer tiempo aquí ante un extraordinario rival ha sido una obra de arte. Aquí no está permitido relajarse y hacer lo del segundo tiempo, independientemente de que el rival lógicamente daría un paso adelante. Tienen muchos jugadores de calidad y no era lógico lo que le habíamos hecho en la primera parte. Mis jugadores estaban advertidos antes de salir y, por lo visto, no se habían dado por aludidos. Pero se van a dar por aludidos. Una cosa que me fastidia bastante es que un equipo mío se relaje. Sobre todo, cuando tiene un resultado como el 0-2. Quiero el 0-3, 0-4, 0-5? No quiero terminar sufriendo. El colmo ha sido que con el 1-3 otra vez se han relajado y hemos encajado el 2-3. Con la prolongación que estaba dando el árbitro podía haber pasado cualquier cosa. El fútbol son estados de ánimo y con el 0-2 era un resultado peligroso porque se podían meter en el partido. No podemos faltarle el respeto a ningún equipo. Mis jugadores sabían que jugábamos contra un extraordinario equipo. También va en la edad pero cuando han visto el primer tiempo creían que les había podido vender una moto con respecto al rival. Le han dado un poco de aire y, cuando eso pasa con esos jugadores, sacan la cabeza. No había necesidad de haber sufrido y así se lo he hecho ver a mis jugadores. No me voy con ningún ánimo, ni alegría por la victoria porque hemos fastidiado un grandísimo primer tiempo”.

Respecto al cambio de actitud de la primera mitad a la segunda comentó que en el primer tiempo la actitud fue “animal” y hubo “personalidad”, mientras que en el segundo daron “muchas más veces el balón”. “Hemos cometido muchos errores, teníamos pases muy claros para haber sentenciado el partido y no hemos sido capaces”, añadió.

Por último, habló sobre los aplausos de la afición del Ciudad de Lucena a los jugadores del Betis Deportivo: “Me ha parecido un público de lo más respetuoso de la categoría. Hay por ahí el síndrome de que el entrenador no puede celebrar goles? ¿cómo no vamos a hacerlo si es nuestra vida? Aquí he celebrado los goles y nadie me ha faltado el respeto. Han estado con su equipo. En el primer tiempo cuando hicimos alguna jugada se oía un murmullo en la grada de gente entendida de fútbol que valoraba lo que estaba viendo. Eso se agradece”.

POST DEL PARTIDO