Unos, gato; otros, león. Previa Athletic Club – Real Betis

0
751
Dos equipos muy diferentes se enfrentarán este sábado sobre el césped de San Mamés. Un estadio siempre difícil, un equipo muy complicado. Además, las dinámicas de ambos conjuntos son muy distintas. El Real Betis sigue siendo ese Betis que se ha visto durante toda la temporada, falto de ideas y con poca ansia de alcanzar su objetivo. El Athletic, sin embargo, quiere dar la talla en este último tramo para ganarse un billete a Europa, el cual no va a estar barato.
 
Escasez de ganas y compromiso
 
Haciendo referencia al título, el gato representa al Real Betis. Ese animal que ya todo el mundo conoce y sabe cómo hay que tratarlos. Tranquilo, sin picardía -en la mayoría de veces-. Esa es la imagen que ha dado el conjunto verdiblanco durante toda la temporada, y también durante la pandemia. Todo el mundo le tiene la medida tomada y las ganas y actitud de la plantilla parece que hayan caducado. Pero esto no es todo, el más gato de todos es Rubi, pues el técnico ha conseguido ganarse otra vida más y continúa en el banquillo.
 
Alexis Trujillo defendió la continuidad del catalán al mando de la plantilla argumentando que, ante el Granada, lo visto sobre el terreno de juego fue más positivo que en el derbi sevillano. Era muy difícil empeorar la imagen mostrada en Sánchez Pizjuán, pero los recursos de este Betis fueron también muy pobres el pasado lunes. Se vio a un equipo que no tiene las ideas claras y al que le cuesta conectar. El empate no supuso nada, ni siquiera una mínima alegría, después de tantas caídas y un juego tan pobre.
 
Quizás sea momento de darle la titularidad a otros futbolistas que puedan echarle más ganas a este último tramo, como Diego Lainez, quien fue el único que se salvó del caos de Nervión. Además, aunque ha recibido el alta este jueves, también será momento de ver a Juanmi en estos últimos encuentros y ver qué puede ofrecer, a pesar de haber estado tantos meses alejado de los terrenos de juego. Se quedan fuera Javi García, Sidnei y Joaquín.
 
Un sueño caro
 
Por otra parte están los leones. Esta temporada han demostrado tener mucha garra para perseguir varios objetivos. Se plantaron en la final de la Copa del Rey, que disputarán ante la Real Sociedad cuando los estadios vuelvan a llenarse. Pero también están dentro de una zona de la clasificación que se encuentra al rojo vivo: la lucha por un puesto para la Europa League. Los leones tienen dos presas, pero la preferencia está en cazar ésta última, que se encuentra a cinco puntos.
En sus dos últimos partidos, el Athletic no ha firmado los resultados más favorables. Tras el parón, consiguió un empate ante el Atlético de Madrid, pero frente al Eibar, contra el que los tres puntos eran casi obligados para seguir acercándose a la séptima posición, se le complicó la cosa. El Eibar se plantó muy bien, tapó huecos y le complicó las cosas a los de Garitano, que tuvieron que conformarse con un punto. No obstante, Europa está muy difícil y solicitada, por lo que no se pueden conformar con estos resultados.
 
El Betis va a tener que cuidar notablemente el aspecto defensivo. Se ha visto lo torpe que es el equipo en transiciones defensivas y la poca solidez que tiene su zaga, así que tendrán que cuidar bien sus espaldas. El Athletic se planta en este partido sin ninguna baja y enfrentarse a jugadores como Raúl García o Iñaki Williams no es tarea fácil.
 
Hace 8 años…
 
Ese es el tiempo que hace que el Real Betis no logra poner las cartas sobre la mesa en San Mamés. Es un escenario muy complicado que los leones defienden con uñas y dientes. Aquella temporada 2012/2013, los de las trece barras lograron imponerse con un 3-5, por lo que tampoco fue fácil sacar los tres puntos. De hecho, lo consiguieron gracias a los goles de Pozuelo y Jorge Molina en los 10 últimos minutos de encuentro. No obstante, en el partido de ida de esta campaña en el Villamarín, los de Rubi sí que lograron imponerse con un hat trick de Joaquín, pero no sin acabar sufriendo una vez más (3-2).
 
En San Mamés habrá dos caras diferentes. El gato, al que ya no le quedan ninguna opción para parecerse a un león, intentará alargar sus siete vidas para seguir ligado a Heliópolis. Y el león, que quiere convertirse en el rey de su selva y, para ello, debe sumar de tres en tres para seguir en esa lucha europea. ¿Quién se mantendrá con vida?