Con la miel en los labios de conseguir la victoria. Coosur Real Betis 80 – 81 Movistar Estudiantes

0
706

Como dijo alguna vez Camilo Sesto en su canción ‘Ya no puedo más’: Siempre se repite la misma historia. Y esta semana, se ha vuelto a repetir con el Coosur Real Betis. Los hombres de Curro Segura cayeron por 81-80 ante un Movistar Estudiantes que mantuvo una regularidad a pesar de ir por debajo en el marcador. El último cuarto fue determinante para los madrileños que se encerraron en su defensa ante un Betis que cometió de nuevo desacierto en los momentos decisivos del encuentro.

Como en las últimas semanas, el primer cuarto fue bastante igualado, donde Movistar Estudiantes sacó un 2-6 inicial ante un Betis sin Harrow ni Ouattara. Uno de los más activos fue Ndoye, que consiguió 8 puntos para mejorar el mal inicio bético, que aguantó por momentos las acometidas de hombres como Brown, Vicedo o Gentile. Al final, un 16-18 en el marcador y dos puntos por debajo con el equipo verdiblanco dando un nivel más aceptable ante las bajas por lesión.

En el segundo cuarto, Kay se sumó a ayudar al equipo, en un momento determinante al que llega tras varios encuentros desaparecido. El internacional sueco intentó realizar marcajes en el interior, parando muchos contraataques del rival e, incluso, sumando 11 valiosos puntos al ataque verdiblanco. En el lado madrileño, Robertson consiguió hasta más puntos en ataque para reducir las distancias. A pesar de ello, el Betis se fue al descanso con un 39-38 en el marcador, y venciendo en el segundo cuarto con tres puntos de distancia (23-20).

Esa tónica de buen juego y ventaja en el marcador no varió en el último cuarto. Con un Feldeine algo más reservado, se vio una mejor versión de Nick Spires, que ayudó junto a Kay a conseguir más puntos para el equipo, hasta ponerse con cinco puntos por encima de Estudiantes (48-43). Esa alegría duró poco, con varias acciones de Brown y Giedraitis para poner el 52-51 en el marcador y un final agónico.

En el final de encuentro, fue un sinfín de idas y venidas, y errores de ambos equipos que lograron que Estudiantes empatase en el encuentro. Con un 60-60, el tiempo muerto de los verdiblancos no fue lo suficiente efectivo como para cambiar piezas. Un 13-0 sentenciador que hacía presagiar otra posible derrota en el horizonte. A pesar de ello, Kay y Feldeine ayudó a recortar la distancia con un triple y dos puntos hasta alcanzar el 80-81. Con una última jugada, Almazán realizó un pase a Borg arriba, pero el sueco no pudo alcanzar una canasta que podría haber dado una victoria valiosa en San Pablo. Una agonía que sigue, y que, a pesar de la mala imagen, vuelve a acabar en derrota.

Ficha técnica:

-Coosur Real Betis: Kay (11), Almazán (5), Feldeine (7), Ndoye (10), TJ Campbell (15) -quinteto inicial-, Enechionyia (-), Borg (14), Niang (6), Mike Torres (2), y  Spires (10).

–Movistar Estudiantes: Sola (-), Vicedo (6), Gentile (9), Brown (11) y Arteaga (4) -quinteto inicial-, Roberson (20), Avramovic (16), Giedraitis (6), Cvetkovic (-), Djurisic (-), Delgado (2) y Koumadje (7).

Parciales: 1º (16-18), 2º (23-20), 3º (17-19) y 4º (24-24).

–Árbitros: Conde, Alcaraz y Serrano. Sin expulsiones.

Estadio: Pabellón de San Pablo.

Segura: “Los pequeños detalles nos han penalizado en el día de hoy ante Estudiantes”

El técnico del Coosur Real Betis, Curro Segura, ha comparecido en sala de prensa tras la derrota de su equipo por 81-80 ante Movistar Estudiantes. En primer lugar, en la valoración del encuentro destacó que sabían “la dificultad que sabíamos que iba a tener”. Acto seguido, explicó lo siguiente: “Sabíamos que nos enfrentábamos a un equipo que iba a venir aquí anímicamente muy reforzados después de su última victoria. Desde el inicio, hemos puesto una intensidad importante, controlando sus tiradores, siendo capaces de que no estuvieran cómodos en muchas de sus situaciones y que, dominando el rebote, poder tener ritmo para correr para conseguir ventajas cortas que nos permitan estar en el partido durante los primeros veinte minutos. Ha habido un momento donde ellos han cogido una ventaja amplia por los nueve puntos en el tercer cuarto, y donde nos ha castigado mucho los errores nuestros, de tiros abiertos y tiros libres. Al final, se pone en un encuentro igualado, donde en su presión hemos perdido 19 balones por 7 de ellos, el rebote igualado… En un partido igualado, los pequeños detalles cuentan mucho, y hoy es probablemente, esos detalles nos ha penalizado”.

Sobre los fallos de los pívots en la línea de personal, entiende que en relación al encuentro de la primera jornada ante Joventut “tuvimos ahí un mal porcentaje donde no llegamos al 60%, y en el resto de encuentros hemos llegado hasta el 80%”, apelando a que “hay que seguir trabajando para que los porcentajes estén cerca de los últimos encuentros”. Un aspecto donde fue claro Segura en sala de prensa es que no habla de la disparidad arbitral, aunque a pesar de que no le gusta “hablar de los árbitros, pero las cosas obvias que se ven, están claro. Cómo sancionan un sitio y otro, no tengo nada más que decir”.

También entiende de que el equipo ha sabido atacar en el último cuarto: “Hemos sabido atacar, pero hemos fallado muchos tiros cómodos. Ellos han sabido cerrar cerca del aro, y hemos fallado nosotros tiros abiertos. Esos momentos de desacierto, que hasta quedando tres minutos hemos vuelto a meter, les ha dado esa ventaja para llegar con confianza al final. Ha sido un tema de acierto, de no saber atacarlo y hemos fallado esos tiros”.

Sobre el parcial de 13-0 en contra, destacó que “ese parcial ha venido cuando no hemos tenido acierto, y el rival nos ha parado con esa zona en la que hemos tomado buenas decisiones tácticas pero con falta de acierto en los tiros. Aun así, el equipo no se ha ido del encuentro, nos hemos venido abajo y hemos luchado hasta el final. Nos tenemos que quedar con eso, que hemos luchado hasta el final con el marcador cuesta arriba, haber seguido luchando para tener el último balón, que podía haber entrado”.

Para finalizar, se queda con la sensación de un notable juego colectivo a pesar de las bajas y las imprecisiones: “Después de perder, es complicado sacar conclusiones positivas. El equipo hace un esfuerzo grande con las bajas que tenemos, hemos jugado serios con pocas pérdidas ante la precisión de ellos. Otra vez finalizamos con cinco jugadores por encima de diez puntos, lo que da a entender que tenemos un buen juego colectivo, pero nos falta acierto, suerte y que nos piten mejor. No estoy descontento con el trabajo, y hay que perseverar para que salgan las cosas”.

Pablo Almazán: “Hemos confiado en nosotros mismos a pesar de ir por debajo en el marcador”

En la rueda de prensa, también habló el jugador del Coosur Real Betis y capitán del equipo, sobre la derrota en San Pablo ante Movistar Estudiantes. Sobre el partido, explicó que han entrado “bien en el partido y hemos peleado, pero el tercer cuarto hemos entrado agresivos para sacar la ventaja y ha habido un momento en que se han puesto en zona y han cambiado la dinámica del partido. No hemos estado acertados en ataque, y las sensaciones es que, a pesar de ir por debajo en el marcador, hemos seguido confiando en nosotros mismos. Hemos tenido la última bola y nos salió cruz, por lo que hay que seguir trabajando y seguir luchando”.

También considera que esta derrota no es un mal sabor de boca para el equipo: “Al final, si se gana está contento, y si no se gana, es normal que no estés feliz. Hemos estado trabajando el partido durante la semana, nos han faltado detalles cuando no hemos estado acertados en ataque. También hemos estado acertados en defensa, y ellos han estado acertados en triples. Nos tenemos que quitar ese peso de ganar en el segundo o tercer cuarto”.

En cuanto al equipo y cómo ha luchado hasta el final por la victoria, el capitán verdiblanco entiende que los jugadores “son un equipo, aunque no ha sido una pretemporada normal. Hemos construido un equipo y el que esté aquí se va a dejar la piel para lo que necesite el equipo para ayudar. Nos faltan Ouattara y Harrow que son importantes, al igual que los trece jugadores que están en la plantilla. Eso en ningún momento, no puede ser excusa. Hay que apretar un poco más cuando ellos no estén y lo bueno es que el equipo sigue luchando. Nos gustaría no llegar en los últimos minutos muy apretados en el marcador, y hay que seguir aprendiendo y mejorar”.

Para finalizar, habló de cómo se siente el vestuario tras la derrota: “Estamos jodidos de ánimo, y lo poco que hemos hablado es que, a partir del próximo entrenamiento, hay que intentar estar a tope para pelear y confiar en nosotros. Si no, no podremos seguir luchando por este objetivo. Está en cada uno de nosotros seguir peleando y el equipo está unido junto con el cuerpo técnico, y vamos a Manresa a por la victoria”.

POST DEL PARTIDO